ABC de coronavirus

50

A finales de 2019, surgieron informes de una misteriosa enfermedad en China. Fue identificado como un nuevo tipo de coronavirus, que se cree que proviene de un mercado de mariscos en Wuhan, la capital de la provincia central de Hubei en China y ahora el ABC de coronavirus ayuda a prevenir contagios.

Desde entonces, se han confirmado más de 115.000 casos globales y más de 4.200 muertos. Cientos de casos también han sido confirmados en unos 70 países y territorios. Las autoridades ahora están tratando de detener la propagación del virus, restringiendo el viaje de millones de personas e introduciendo cuarentenas estrictas.

A partir del pasado lunes 9 de marzo, CNN está utilizando el término pandemia para describir el brote actual de coronavirus debido a que muchos epidemiólogos y expertos en salud pública argumentaban que el mundo ya está experimentando una pandemia debido al nuevo coronavirus. El 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud declaró que el nuevo brote de coronavirus es una pandemia.

SIGNIFICADO

Los coronavirus son un gran grupo de virus que son comunes entre los animales. En casos raros, son lo que los científicos llaman zoonótico, lo que significa que pueden transmitirse de animales a humanos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU, CDC por sus siglas en inglés. El nuevo coronavirus fue denominado por la OMS como Covid-19.

SÍNTOMAS

Los virus pueden enfermar a las personas, generalmente con una enfermedad leve o moderada del tracto respiratorio superior, similar a un resfriado común. Los síntomas del coronavirus incluyen secreción nasal, tos, dolor de garganta, posiblemente dolor de cabeza y quizás fiebre, que puede durar un par de días.

Para aquellos con un sistema inmunitario debilitado, los ancianos y los muy jóvenes, existe la posibilidad de que el virus pueda causar una enfermedad del tracto respiratorio más baja y mucho más grave, como una neumonía o bronquitis.

Hay un puñado de coronavirus humanos que se sabe que son mortales.

El síndrome respiratorio del Medio Oriente, también conocido como el virus MERS, se informó por primera vez en el Medio Oriente en 2012 y también causa problemas respiratorios, pero esos síntomas son mucho más graves. Según los CDC, murieron entre tres y cuatro de cada 10 pacientes infectados con MERS.

Además, el síndrome respiratorio agudo severo, también conocido como SARS, es el otro coronavirus que puede causar síntomas más graves. Identificado por primera vez en la provincia de Guangdong en el sur de China, según la OMS, causa problemas respiratorios pero también puede causar diarrea, fatiga, falta de aliento, dificultad respiratoria e insuficiencia renal.

Dependiendo de la edad del paciente, la tasa de mortalidad con SARS varió del 0 al 50 % de los casos, siendo las personas mayores las más vulnerables.

Actualmente se cree que el nuevo coronavirus es más leve que el SARS y el MERS y lleva más tiempo desarrollar síntomas. Los pacientes hasta la fecha han experimentado una tos leve durante una semana seguida de dificultad para respirar, lo que hace que visiten el hospital, explica Peter Horby, profesor de enfermedades infecciosas emergentes y salud global en la Universidad de Oxford. Hasta ahora, alrededor del 15 % al 20 % de los casos se han vuelto graves y requieren, por ejemplo, ventilación en el hospital.

CONTAGIO

Cuando se trata de la transmisión de virus de persona a persona, a menudo ocurre cuando alguien entra en contacto con las secreciones de una persona infectada, como las gotas en la tos.

Dependiendo de qué tan virulento sea el virus, una tos, un estornudo o un apretón de manos pueden causar exposición. El virus también se puede transmitir al tocar algo que una persona infectada ha tocado y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos. Los cuidadores a veces pueden estar expuestos al manipular los desechos de un paciente, según los CDC.

Se ha confirmado la transmisión de persona a persona para el nuevo coronavirus, pero los expertos ahora están tratando de entender quién la transmite más, quién tiene mayor riesgo y si la transmisión se produce principalmente en hospitales o en la comunidad. El SARS y el MERS se transmitieron en gran medida dentro de los hospitales, dijo Horby. Algunas personas también se consideran “superprogadores”, un término que la OMS pide no usar.

PERSONAS VULNERABLES

El MERS, el SARS y el nuevo coronavirus parecen causar una enfermedad más grave en las personas mayores, aunque persiste la incertidumbre sobre el último brote. Según Horby la edad promedio es de personas de 40 años o más, dijo. (CNN Español)

TRATAMIENTO CONTRA COVID-19

No existe un tratamiento específico, pero se están realizando investigaciones. La mayoría de las veces, los síntomas desaparecerán por sí solos y los expertos aconsejan buscar atención temprana. Si los síntomas se sienten peor que un resfriado estándar, consulta a tu médico.

Los médicos pueden aliviar los síntomas prescribiendo medicamentos para el dolor o la fiebre. Los CDC dicen que un humidificador de habitación o una ducha caliente pueden ayudar con el dolor de garganta o la tos. Bebe muchos líquidos, descansa y duerme lo más posible.

PREVENCIÓN

No existe una vacuna para proteger contra esta familia de virus, al menos todavía no. Los ensayos para una vacuna MERS están en marcha. Los Institutos Nacionales de Salud de EEUU están trabajando en una vacuna contra el nuevo virus, pero pasarán meses hasta que se inicien los ensayos clínicos y más de un año hasta que esté disponible.

Es posible que pueda reducir su riesgo de infección evitando a las personas enfermas. Trata de evitar tocarte los ojos, la nariz y la boca. Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón y durante al menos 20 segundos.

La conciencia es la clave. Si estás enfermo y tienes razones para creer que puede ser el nuevo coronavirus debido a un viaje a la región o al contacto con alguien que ha estado allí, debes informar a un proveedor de atención médica y buscar tratamiento temprano.

Cúbrete la boca y la nariz cuando tosas o estornudes, y desinfecta los objetos y las superficies que toques.

El Diario