Argentina comprará menos gas y prevé ahorrar $us 460 millones

2

Argentina logró renegociar el contrato suscrito con Bolivia en 2006 y comprará un menor volumen de gas, con lo que espera ahorrar 460 millones de dólares en dos años. Según la nueva adenda, importará sólo 11 millones de metros cúbicos día (MMmcd) en verano y entre 16 y 18 MMmcd en la época de invierno hasta 2026. El Gobierno, en cambio, dijo que se logró una mejora en los precios.

La cuarta adenda al contrato de compra-venta de gas fue suscrita por el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga, y el vicepresidente de la empresa Integración Energética Argentina SA (Ieasa), Luis Pintos.

De acuerdo con el contrato vigente hasta ayer, Bolivia, en verano, debía entregar 19,2 MMmcd, mientras que en invierno la obligación era de 23 MMmcd.

Con el nuevo convenio, durante los siete meses de verano (enero, febrero, marzo, abril, octubre, noviembre y diciembre) la entrega será de 11 MMmcd.

En invierno, en los meses de mayo y septiembre el volumen ascenderá a 16 MMmcd y en los meses pico de esa estación –que son de junio a agosto–, el volumen subirá hasta 18 MMmcd.

El secretario de Energía de Argentina, Gustavo Lopetegui, calificó como un hito el acuerdo alcanzado ayer y destacó que en los últimos años, Argentina tuvo la fortuna de descubrir y desarrollar recursos y reservas de gas natural en el yacimiento de Vaca Muerta, que han permitido incrementar la producción local.

Aseguró que en la actualidad se tienen excedentes exportables de gas en verano, pero aún se requieren importaciones en invierno. “Este cambio de contexto derivó en la necesidad de renegociar -en principio, por un período de dos años- el contrato de compra-venta de gas vigente hasta el año 2026 entre YPFB e IEASA”, subrayó.

En ese contexto dijo que se adecuaron las cantidades contractuales a los requerimientos de Argentina durante verano y se establecieron precios diferenciales en invierno.

YPFB resaltó que la nueva adenda desde el punto de vista técnico/operativo permite la estabilidad de nominaciones y en la producción de los campos.

Eso permitirá realizar una proyección y planificación eficiente sobre las operaciones en los sistemas de producción y transporte. Asimismo, la adenda permite estabilizar la producción de líquidos con la consecuente estabilidad en la refinación y comercialización de combustibles para el mercado interno.

El Gobierno argentino informó que ahorrará 460 millones de dólares en la compra de gas en dos años y sólo erogará 1.200 millones de dólares y evitará penalidades si incumple compra.

Nueva fórmula de precios

La adenda establece precios diferenciados a partir de un volumen base.

El valor será igual al precio del GNL de la planta de Escobar más el costo de regasificación (GNL+ 0,8 dólares por millón de BTU (unidad térmica británica).

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, sostuvo que este nuevo acuerdo garantiza estabilidad en la demanda de Argentina. En 2027 se firmará un nuevo contrato.

“Tenemos un precio base de hasta 10 MMmcd, que en base al precio promedio referencial de la gestión pasada sería de 6,2 dólares el millón de BTU. Las nominaciones superiores a estos 10 MMmcd en la estación verano tendrían un incremento del 15% sobre el precio inicial, es decir que costarán 7,18 dólares”, dijo.

Añadió que en época de invierno, se tendrá una nominación base de 16 MMmcd, en mayo y septiembre y de 18 MMmcd en junio, julio y agosto. “Para estos 6, 7 o MMmcd adicionales, el precio que se aplica será el de GNL más un porcentaje de regasificación, es decir, 10,3 dólares el millón de BTU”, puntualizó.

Según Sánchez, si se exportara un volumen total de 0,19 TCF con el precio del anterior contrato, Bolivia obtendría 1.199 millones de dólares, mientras que con la nueva adenda percibirá 1.379 millones de dólares, es decir, 180 millones de dólares adicionales durante la vigencia del acuerdo.

Un memorándum de entendimiento firmado ayer abre la posibilidad para que el gas de Bolivia salga a través de futuras terminales de GNL en Argentina y exportar energía

Macri promete un avión si Bolivia sube envíos a 45 MMmcd

El secretario de Energía de Argentina, Gustavo Lopetegui, realizó ayer el insólito ofrecimiento de un avión Pampa 3 a Bolivia, si logra enviar 45 millones de metros cúbicos de gas natural (MMmcd) adicionales en invierno.

“Lo que me pidió el presidente Mauricio Macri es que si durante los cinco meses de invierno, los más críticos para nosotros en suministro, YPFB cumple, primero, con los volúmenes de 16 a 18 MMmcd y, además, nos provee 45 MMmcd adicionales, Ieasa le va a entregar al presidente Evo Morales un Pampa 3, como gratificación por el sobrecumplimiento del contrato”, recalcó.

El avión Pampa 3 será entregado por Argentina a Bolivia si la oferta de gas se ve sobrecumplida en 45 MMmcd por los cinco meses del periodo invernal de mayor demanda (de mayo a septiembre)”, informó el Ministerio de Hacienda de Argentina.

Lopetegui también suscribió un memorándum con otros acuerdos energéticos.

Punto de Vista
Hugo del Granado Experto en hidrocarburos

“Adenda elimina la incertidumbre”

El hecho de que los gobiernos de Bolivia y Argentina hayan firmado una adenda al contrato y hubiesen establecido parámetros en la nominación y los precios del gas es un paso positivo, porque estábamos en el limbo. No sabíamos hasta cuándo iba a durar esa incertidumbre.

Es mejor tener la cancha rayada, no solamente para el vendedor, sino también para el comprador. La firma de la adenda elimina las incertidumbres de ambas partes.

Sin embargo, hay puntos que aún no se conocen y son claves para entender el acuerdo, por ejemplo, la extensión del contrato es clave para poder entender los nuevos volúmenes de entrega acordados.

Según lo que se conoce, entregaremos a Argentina un menor volumen y al parecer estarían dejando de lado la fórmula de precios para tomar otras referencias, como el precio de la gestión anterior y el precio del Gas Natural Licuado (GNL). Se debe aclarar que al bajar los volúmenes se va a extender la vigencia del contrato.

Al iniciar las negociaciones entre los países, la idea era en principio que el menor volumen exportado se compensaba con la extensión del contrato, es decir que los montos que íbamos a recibir iban a ser menores pero se iban a extender en el tiempo.

Hasta ahora, Bolivia debía entregar en invierno 23 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) y para verano 19,2 MMmcd. Ahora se entregarán entre 16 y 18 MMmcd en invierno 11 MMmcd en verano. Así que seguramente están extendiendo el plazo del contrato para que en 20 años se alcance el volumen contratado.

Pagina Siete.