Exportaciones regionales pierden dinamismo

La economía internacional todavía no se recupera, y por lo tanto las exportaciones de América Latina y el Caribe pierden terreno, ya que los indicadores de 2018 fueron menores a los registrados en 2017, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo.

En 2018, las exportaciones de Bolivia experimentaron un alza estimada de 12,9 %, levemente por debajo de la tasa de 2017 (15,5 %). El aumento respondió principalmente a la evolución de los precios ya que los volúmenes exportados crecieron apenas 0,5 %, señala el documento estimaciones de las tendencias comerciales América Latina y el Caribe del BID, coordinado por Paolo Giordano, del sector de integración y comercio.

El incremento de las ventas al resto de Sudamérica (21,4 %) –en particular a Argentina y Brasil– explicó tres cuartos de la expansión total de las ventas externas. También se observó un fuerte dinamismo en los envíos a Asia (excl. China) (17,1 %), añade el informe.

Estos aumentos compensaron las notables retracciones de las exportaciones a Estados Unidos (-21,6 %) y la Unión Europea (-1,8 %). Los productos que más contribuyeron a la expansión fueron el gas natural y, en menor medida, el mineral de zinc.

De acuerdo a información del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), entre enero a noviembre de 2018, los volúmenes de venta de los productos tradicionales bajaron respecto a 2017, pero en valor aumentó, en aproximadamente, 500 millones de dólares, por el efecto precio.

Mientras tanto, los no tradicionales experimentaron un leve ascenso tanto en valor como en volumen.

PANORAMA REGIONAL

En 2018, las exportaciones de los países sudamericanos se expandieron 8,9 % y alcanzaron un monto de 549 mil millones de dólares. Aunque el ritmo de expansión es significativo, la tasa es cercana a la mitad de la registrada en 2017 (15,1 %).

Esa desaceleración ocurre cuando las ventas externas de Sudamérica se encuentran aún en un nivel aproximadamente 20 % inferior al máximo histórico de 2011. El deterioro del desempeño subregional refleja el comportamiento de los envíos de casi todos los países excepto Argentina, Ecuador y Paraguay.

China fue el destino más dinámico (25,1 %) y explicó más de la mitad de la expansión de las exportaciones totales sudamericanas. Los envíos al resto de ALC (América Latina y el Caribe) crecieron 7,9 % y aportaron un quinto adicional al aumento.

Es notable el débil incremento de las exportaciones a Estados Unidos (1,5 %), que explica en gran parte la desaceleración del ritmo de aumento de las ventas externas con respecto a 2017.

El valor de las exportaciones de América Latina y el Caribe creció a una tasa anual estimada de 9,9 por ciento en 2018. Los precios de los productos básicos impulsaron el crecimiento en un contexto de mayores riesgos a la baja.

Los volúmenes exportados se expandieron débilmente, registrando una marcada desaceleración a lo largo del año.

El enfriamiento del crecimiento del valor exportado fue consecuencia principalmente del desempeño de Sudamérica y, en menor medida, de Centroamérica.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más