FmBolivia
Radio FmBolivia

Roxana, la mamá que “cura” a los Niños Jesús lastimados

23

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Cuando Roxana Jiménez Blanco tenía 19 años de edad comenzó a “curar” a los Niños Jesús que sufrieron accidentes. Hoy -con más de 45 años de experiencia en este oficio y arte- es considerada la mamá de los protagonistas de la fiesta de Navidad.

“Mi papá era orfebre y tenía su joyería en la calle Yanacocha. Además de ese oficio, él también realizaba la restauración de los Niños Jesús en época de Navidad”, contó a Página Siete Jiménez. Dijo que ella descubrió su pasión por la restauración y decidió dedicarse a este oficio. “Yo restauré desde entonces hasta el día de hoy”, agregó.

En el último mes del año, el trabajo de Roxana se incrementa porque muchos Niños Jesús “sufrieron accidentes”. “Algunos de los dueños vienen indicando que el perrito o el gatito les ha mordido (a las imágenes) o jugaron con ellos y los hicieron caer”, dijo.

Otros también llegan a su tienda porque los quemaron. “La gente tiene la costumbre de prender velas, se olvidan y se incendian los Niños Jesús”, dijo.

Recordó que recibió a un Niño Jesús que se quemó, la imagen pertenecía a la doctora Iris Moldis. “Ella me buscó llorando, indicándome que casi se incendió su casa”, contó.

Roxana restauró esta imagen del “Hijo de Dios”. “Tuve que rellenar incluso algunas partes de su cuerpo, porque cuando (las imágenes) se queman, se hacen huecos”, indicó y aseguró que utilizó un material para darle forma. Luego, con un pincel le dio color al Niño. “Se fue como nuevo y la doctora quedó muy contenta”, relató.

Para arreglar las imágenes de yeso, Roxana usa cera, estuco, madera, maguey, yeso, piedra y resina, entre otros materiales, además del óleo para “dar vida” a los Niños Jesús.

La restauradora teje sus cabellos uno por uno, también pone las pestañas para que parezcan lo más verídicas posible.

Por este trabajo esforzado, ella es considerada la “mamá” de los Niños Jesús. Ella aseguró que la llaman así porque “hace revivir a los Niñitos”.

La restauradora contó que algunos le llevan niños sin los 10 dedos o sólo con cinco o menos.
Roxana Jiménez Blanco restaura los Niños Jesús en su taller.
Foto: Víctor Gutiérrez / Página Siete

A su taller llegan también muchas imágenes sin piernitas, cabellos ni pestañas. “Son traviesos los niños y juegan”, dijo.

A las manos de Roxana llegan Niños Jesús de La Paz, del interior del país y del exterior. “Algunas personas buscan la restauración de sus niños no sólo por el valor económico que tienen (las imágenes), sino por el valor sentimental”, dijo.

Indicó que -por ejemplo- le llegó un Niño que tenía más de 200 años. Recibió otro que pasó tres generaciones en una familia. “Son valores que no se pueden calcular”, dijo

Recientemente, Roxana recibió un Niño que perdió el color por el paso de los años y la familia contó que la imagen es una herencia de la abuela a sus nietos. “Es hermosísimo y le faltan siete dedos”, explicó.

Otras familias llevan a sus Niños porque representan un regalo de una persona especial.

“Me traen Niños que cuestan 20 bolivianos y la restauración tiene un precio de 100. Ellos pagan por su valor espiritual”, afirmó.

En su tienda (calle Tarija, 331, entre Illampu y Linares), la restauradora recibió Niños Jesús que miden desde cinco centímetros (el más pequeño) hasta 40 centímetros (el más grande).

Roxana contó que hace varios años, “en una Navidad restauró unos 400 Niños Jesús”.

Recordó que entre los años 2019 y 2020 no realizó ningún trabajo por los conflictos sociales y por la pandemia. “Este año sí se está reactivando el trabajo”, aseguró y dijo que en los últimos días debe “restaurar” hasta 70 imágenes.

Aclaró que no sólo restaura Niños, sino todo tipo de esculturas. “Me traen a veces a todo el nacimiento para darles color o para arreglar algún animalito”, dijo.

Para ese trabajo, ella cuenta con la ayuda de sus dos hijas, Denisse y Stephany, quienes desde las 7:00 hasta las tres de la madrugada colaboran en esa tarea. De esa manera, la noche del 24 de diciembre los Niños Jesús vuelven a sus hogares para su nacimiento.

(Para comunicarse con la restauradora se pueden contactar a los números 72091389- 78880043 y 77218313).

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas