23 días de paro: 3 muertos, más de 170 heridos y 42 abusos a los DDHH

En 23 días de paro cívico indefinido en Santa Cruz en demanda del censo en 2023 la violencia por ambos bandos no cesó y provocó tres fallecidos, 178 heridos, 42 vulneraciones a Derechos Humanos, ataques a la prensa y 25 detenidos. Entre las víctimas también están mujeres, niños y ancianos, y tanto desde el Ejecutivo como de los movilizados anunciaron que presentarán demandas internacionales.

El paro se inició el 22 de octubre, esa noche en Puerto Quijarro, en la frontera con Brasil, grupos de vecinos comenzaron a bloquear y la Alcaldía dirigida por Luis Chambi Montoya, militante del Movimiento Al Socialismo (MAS), sacó a funcionarios ediles para desbloquear, entre ellos Julio Taborga, que murió a causa de un gas lacrimógeno policial, según evidenció su hijo adoptivo David Padilla Taborga.

La Fiscalía detuvo a tres personas: Rubén Mario Flores y Samuel Rojas Molina, que fueron enviados al penal de Palmasola por 120 días, mientras que Jaime Algarañaz fue también aprehendido, pero está internado en el Hospital San Juan de Dios. Ayer cumplió 29 días sin que se instale su audiencia cautelar. Ese primer día del paro un equipo de prensa de Gigavisión fue atacado por un funcionario de Vías Bolivia en la capital cruceña.

El 28 de octubre, una persona falleció por una colisión vehicular en San Ignacio de Velasco, no obstante el Gobierno atribuyó el deceso al paro cívico indefinido.

Dos días después, el 30 de octubre hubo incidentes en San Carlos, donde según denuncias, sectores del MAS atacaron un punto de bloqueo de los cívicos. Allí fue detenido el ciudadano Rosenbaum Gómez, que terminó con detención domiciliaria. “Se le atribuyeron lesiones graves y gravísimas”, explica su abogado Jorge Valda.

El 2 de noviembre, mientras gran parte de la población celebraba Todos Santos, la violencia estalló en La Guardia con varios heridos en un enfrentamiento entre bloqueadores y grupos del MAS. Ocho personas fueron detenidas por la Policía, siete fueron liberadas más tarde, empero Anderson Lijerón, un civil, fue enviado a Palmasola por 30 días.

Esa jornada fue agredido por grupos antibloqueos el periodista de Unitel Mario Rocabado. “Gracias a Dios estoy con vida”, dijo el comunicador.

El 9 de noviembre murió Eduardo Arancibia, de 22 años, que conducía una moto y chocó con un cable que impedía el paso en un punto de bloqueo en el barrio Las Tres Lagunas. Por ese caso fueron detenidas tres personas que fueron enviadas a Palmasola, se les acusó por homicidio culposo. “Siendo que el accidente fue fortuito, no había responsabilidad directa”, detalló el abogado Jorge Valda.

La tercera víctima fatal durante el paro cívico se reportó la madrugada del 10 de noviembre, cuando José Eduardo Sosa, de 28 años, fue apuñalado en un punto de bloqueo del barrio Latino Sur. El hombre, según los vecinos, era miembro de la Unión Juvenil Cruceñista, no obstante para el Gobierno la víctima perdió la vida por pelea de pandillas.

Quema y robos

La mañana del viernes 11 de noviembre, grupos del MAS, entre ellos encapuchados, atacaron a quienes cumplían el paro cívico indefinido con puntos de bloqueo y luego arremetieron contra las oficinas de la Cámara de Industrias y Comercio. La violencia estalló.

Hubo un enfrentamiento entre ambos bandos y luego se produjo la toma de la sede de campesinos, que fue quemada y más tarde el ataque y robo a las oficinas de la Central Obrera Departamental (COD) en Santa Cruz. Al final de la jornada hubo 15 detenidos. Y el sábado, otras dos fueron llevados a la Fiscalía.

Algunos testigos denunciaron que la quema de la sede campesina “fue un autoatentado y la Policía lo quemó”, dijeron a Red Uno. La versión fue apoyada por diputados de Creemos. Franklin Vargas, dirigente campesino, rechazó aquel extremo.

Entre los 17 detenidos: ocho por el robo en la COD y siete por la quema en la sede campesina, hay al menos tres profesionales de salud, un bombero voluntario, un camarógrafo de un portal de noticias y un vendedor de tarjetas de recarga.

El jueves 10, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, informó que hasta el 10 de noviembre reportaron al menos 178 heridos durante el paro cívico indefinido. No se tiene el reporte de lesionados de las últimas tres jornadas.

42 vulneraciones a DDHH

La Defensoría del Pueblo registró hasta ayer 42 casos de vulneración de Derechos Humanos (DDHH) durante el paro indefinido y demandó una urgente pacificación del país

“A la fecha, en Santa Cruz se han registrado 42 casos de vulneración de derechos, donde niñas, niños, mujeres, ancianos, indígenas, entre otras poblaciones, son las más afectadas”, indica el comunicado oficial.

Condena todos los actos de violencia, desde agresiones físicas, ataques a la prensa, violaciones sexuales, asesinatos, el incendio de la sede de campesinos y el saqueo a la COD. Pide frenar la violencia, a no seguir confrontando a las familias y practicar la tolerancia y diálogo.

Prada anunció que presentará una denuncia internacional contra los autores de la violencia en Santa Cruz y Valda confirmó que también alistan una denuncia ante la Corte Internacional de La Haya contra el Gobierno por torturas, allanamientos nocturnos, violencia policial, siembra de pruebas, uso de grupos armados y persecución política.
“Ingresamos a una cuadra para cubrirnos de los gases y ahí empezaron a golpearnos. Doy gracias a Dios que estoy vivo”.

Mario Rocabado, periodista

25 detenidos hubo en 23 días de paro. Hasta ayer, seis fueron enviados a la cárcel de Palmasola.

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más