Robo destapa presunta relación de Evo con joven 41 años menor

104

La mañana del 27 de febrero de 2020, rodeado de un staff de más de seis personas, Evo Morales arribó a Ushuaia, en Tierra de Fuego (Argentina). Fue recibido por la prensa local, la comunidad boliviana, organizaciones argentinas, autoridades y un equipo de seguridad que le preparó un vehículo oficial.

Las cámaras no lo perdieron de vista ni por un minuto. Y aunque casi siempre pasa inadvertida, los lentes de los periodistas también lograron captar a Noemí M.C., la joven compañía de Morales que llegó con él en el mismo avión pero viajó un par de asientos atrás. Faltaban dos meses para que ella cumpliera 19 años.

Su apariencia de adolescente no llamó la atención de autoridades ni periodistas que la vieron subirse a los vehículos oficiales junto a Evo, que pronto cumplirá 61.
Las fotografías de ambos circularon por las redes sociales.
Foto:Red UNO

La vagoneta del escándalo

El 13 de julio, cuatro meses después de aquel viaje, el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) Iván Rojas llamó a una conferencia en Cochabamba. Ante la prensa, informó sobre la recuperación de un vehículo oficial que la Gobernación de esa región había reportado como robado un par de años atrás, durante la gestión del entonces gobernador masista Iván Canelas.

El motorizado, un Nissan Patrol de vidrios polarizados y con placa de circulación 3151 GAH, fue interceptado en los alrededores del mercado de Tiraque, a denuncia de los vecinos, según el jefe policial. Una de las placas había sido removida mientras que la otra fue cambiada del color amarillo (que identifica a los coches oficiales) al blanco para pasar por una de uso particular.

En su interior se encontraban tres personas. El varón fue identificado como Jhonny M.C. y, según Rojas, era el “custodio” de las dos pasajeras. Aunque el involucrado aseguró ser conductor de la Gobernación de Cochabamba, su declaración jurada -requisito para todo funcionario público- no figura en el portal web de la Contraloría.

Las dos muchachas fueron identificadas como las hermanas Noemí M.C., de 19 años, y Rosario M.C., de 23. La primera es la joven acompañante de Morales en Ushuaia. Y ese no era el primer viaje que había hecho para encontrarse con el exmandatario.

Entre el 22 de noviembre y el 2 de diciembre de 2019, Noemí se trasladó hasta México donde se encontraba Morales luego de renunciar y abandonar el país. En Facebook, ella y su hermana subieron una foto de su espera en el aeropuerto de Santa Cruz.

“La señorita Noemí M.C. salió del país en tres oportunidades. En noviembre de 2019, se ausentó hacia México y durante la presente gestión, en dos oportunidades a Argentina. Se encuentra en pleno proceso de investigación su relación con la alta dirigencia del MAS”, explicó Rojas.

En el operativo, la Policía obtuvo el celular de Noemí. En el artefacto se encontró una serie de fotografías de la joven con Morales, además de llamadas y mensajes.

Tras los anuncios del periodista español Alejandro Entrambasaguas de hacer públicas las imágenes de la supuesta relación, las redes sociales se llenaron de fotos de la joven muchacha y de los boletos con los que había salido del país acompañada de su hermana, la misma con la que fue encontrada en el vehículo robado de la Gobernación.

Alimentó el escándalo un video en el que con un adorno verde en el pelo, Noemí felicita a Morales por el aniversario de “cinco años de amistad”. “El mes que viene estaremos juntos. Ha sido una trayectoria de cinco años juntos. Soy afortunada de tenerte”, dedica la joven de 19 años.

La ley boliviana tipifica la relación de un adulto con una menor de edad como estupro.

Se ve pequeña y menuda al igual que en las fotos tomadas aparentemente en el avión presidencial, en la Casa del Pueblo o en el mar de Tierra de Fuego.

Estas imágenes son las que originaron una investigación policial para ver si el expresidente se involucró con Noemí cuando ella era menor de edad. En el video, ella hace referencia a su aniversario número cinco; es decir que si data de 2019 la joven que hoy tiene 19 años tenía 14 cuando empezó la supuesta relación.

La prueba del último viaje de Noemí y Evo se encuentra en dos tickets de avión del vuelo Buenos Aires-Ushuaia de Aerolíneas Argentinas del 27 de febrero. En Tierra del Fuego, la joven aparece en algunas coberturas de los eventos en los que Morales participó.

En todas las imágenes, Noemí  se muestra cauta, nunca se aleja demasiado  ni se acerca de más. En su cuenta de Facebook sus fotos personales fueron públicas hasta finales de 2018. En casi todas se encuentra junto a su hermana y a Jhonny M.C., el chofer detenido.

Asambleístas pedirán informes

Según los reportes del B-Sisa de la ANH, el vehículo oficial robado estuvo en las manos de los tres particulares desde 2018. Desde entonces se le recargó combustible bajo el número de consumidor 9346894 en siete ocasiones. Todas las facturas están a nombre de la familia de los involucrados en el caso.

Aunque el hecho ocurrió en Tiraque, el caso fue llevado a la Fiscalía de Punata, debido a que ahí se concentran varios de los juzgados. El número de caso fue registrado como FIS-Punata-302/2020.

“No sabíamos que este bien había sido robado. Nos hemos enterado con el escándalo. Estamos pidiendo información al respecto”, señaló Lizhet Beramendi, asambleísta departamental de Cochabamba por Único.

En el portal web de la Gobernación de Cochabamba, en la sección de transparencia, no se cuenta con las auditorías e inventarios completos, sino sólo con los resúmenes ejecutivos.

Uno de los últimos documentos disponibles no menciona el robo del motorizado. Sin embargo, en las observaciones de inventario señala que hay activos fijos que no se encontraron físicamente.

“Solicité un PIE que tardará 10 días en ser respondido. Tal vez otros bienes habrán corrido el mismo destino que el vehículo”, señaló su par por Demócratas Freddy Gonzales.

Este no es el único caso de vehículos robados de la Gobernación. A finales de 2019 cuatro coches fueron sustraídos de los predios de la institución departamental.

Evo en su “exilio”

Tras presentar su renuncia por los conflictos postelectorales, durante octubre y noviembre de 2019, Evo Morales salió del país para buscar refugio en países aliados.

México El exmandatario partió a México el 12 de noviembre, dos días después de renunciar a la silla presidencial como consecuencia de la convulsión social provocada por las elecciones del 20 de octubre.

Argentina Morales aterrizó el 12 de diciembre en la capital argentina, junto con algunos de sus colaboradores. Pidió refugio político tras haber estado un mes asilado en México y luego viajar a Cuba.

Otros No es la primera vez que se acusa al líder del MAS de relaciones con menores de edad. Sin embargo hasta la fecha las denuncias no lograron ser probadas.

Zapata En 2016 se instaló un caso de tráfico de influencias contra Gabriela Zapata, expareja de Morales desde los 18 hasta los 19 cuando fingió haber tenido un hijo.

2012 Samuel Doria Medina acusó a Morales de mantener una relación con la hija menor de Nemesia Achacollo. 24 horas después pidió disculpas públicas, no hubo pruebas.

Morales “Yo no hablo de esas cosas, todo se inventan”, respondió el exmandatario al periodista Alejandro Entrambasaguas, quien le consultó sobre su relación con Noemí.

Punto de vista
Mónica Novillo Coordinadora de la Mujer

¿Y la víctima?

Las redes sociales y los medios de comunicación digitales viralizaron información sobre una presunta relación sentimental que el expresidente Evo Morales habría sostenido con una menor de edad, asegurando que existe un informe policial y pruebas. El delito que se atribuye es el de estupro, definido en el Código Penal como “Quien, mediante seducción o engaño, tuviera acceso carnal con persona de uno u otro sexo, mayor de catorce años y menor de dieciocho” y que tiene una pena entre dos y seis años.

Como suele suceder con el manejo de situaciones de violencia contra mujeres, niñas y adolescentes, los medios no tuvieron reparos en revelar información sensible de la víctima: su carnet de identidad, en el que se expone su nombre completo, el número de cédula, su fecha de nacimiento, dirección y otros detalles, en franca violación de sus derechos e incurriendo en su revictimización.

La Ley 348 establece que los procedimientos judiciales o administrativos de protección a mujeres en situación de violencia deberán aplicar el principio de trato digno, lo cual ha sido ignorado en este caso, a tal grado que pareciera que a quien se juzga es a la adolescente, quien, en caso de confirmarse el delito, es la víctima.

De manera contradictoria, se denuncia la violencia ejerciendo violencia contra la víctima. Igualmente, considera que los procesos guarden confidencialidad, salvo que la víctima solicite total o parcial publicidad. La difusión de datos personales y fotografías sin el consentimiento también constituye una forma de violencia digital. Todas las pruebas deben ser entregadas a las autoridades para investigar y sancionar los delitos.

Los avances normativos logrados por impulso de los movimientos de mujeres y feministas en el país permiten el reconocimiento de las múltiples formas de violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes y la generación de una corriente de opinión que -al menos discursivamente- rechaza esas expresiones. Es muy frecuente el uso de la violencia contra las mujeres como arma en las batallas políticas, sin tener interés genuino e ignorando los derechos de las víctimas, a las que sólo se considera como “daño colateral”.

Pagina Siete