Alcalde Luis Revilla insiste en aplicar nueva cuarentena total en La Paz

49

Cientos de comerciantes de la urbe paceña criticaron la determinación de buscar una nueva fecha para lanzar la cuarentena rígida, luego de ser suspendida la programada para el 16 hasta el 23 de agosto, por los bloqueos en las carreteras que circundan la ciudad.

“Nosotros trabajamos al día, lo mismo que varias empresas que reparten productos y una semana sin tener plata, para mi familia sería castigar a mis hijos que son inocentes de lo que pasa, el Revilla tiene su sueldo seguro, los de la Alcaldía no sufren para ganar el dinero, por eso la cuarentena es la única solución y en otras ciudades la Alcaldía y la Gobernación han repartido medicamentos a todos, para que se cuide la gente, para no enfermar con Covid; aquí nos quieren encerrar sin alimentos ni medicinas, si no trabajamos quién no va a dar recursos”, reclamó una vendedora, en el mercado Rodríguez.

Los comerciantes afirmaron que no están de acuerdo con la expansión de la enfermedad, pero las autoridades deben buscar nuevos métodos para frenar el Covid-19, la solución no es paralizar todo para disimular la carencia de medicamentos y hospitales.

Más temprano, el Alcalde de La Paz informó que la cuarentena rígida, anunciada para la siguiente semana, ha quedado suspendida hasta nuevo aviso, debido a la situación de los bloqueos que han afectado el abastecimiento de alimentos.

“La cuarentena prevista para el próximo lunes ha sido suspendida. Las actividades se desarrollarán de manera normal hasta nuevo aviso”, recalcó.

La cuarentena debía realizarse desde el 16 al 23 de agosto, pero el Alcalde indicó que a causa de los bloqueos se ha producido una escasez de alimentos en los mercados, además de un incremento de precios, reportó Erbol.

Indicó que esta situación no se va a resolver en cuestión de días, por lo cual se tomó la decisión de postergar la cuarentena.

Anunció que se evaluará la nueva fecha de la cuarentena y la realización del rastrillaje, en el entendido de que en su criterio es imprescindible que la gente se encuentre dentro de sus viviendas al momento de llevar adelante el mismo.

En días anteriores, el alcalde Luis Revilla dejó a su suerte a La Paz y los precios de los productos se incrementaron sin control alguno, por lo que la ciudadanía expresó su descontento contra la autoridad edil.

“Mientras la Alcaldía incumple con el control de precios, las comerciantes aprovechan para hacer subir de precio absolutamente todo, los controles de la Intendencia solo se limitan al alcohol en gel, pero la Guardia Municipal parece cómplice de las vendedoras”, afirmó un padre de familia que se retiraba del mercado con su bolsa en mano que contenía pocas cosas compradas.

El Diario