Madre prostituía a su hija

5

Una menor de 17 años era obligada por su madre a prostituirse. La Policía rescató a la menor y aprehendió a otra dama de compañía quien la inducía a robar a sus clientes, ambas fueron puestas en conocimiento del Ministerio Público, informó ayer el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Fernando Bustillos.

“Las damas de compañía y los garzones del lenocinio, donde trabajaba la menor, indican que su madre era quien la inducía a trabajar en ese lugar, ella la dejaba en la noche y luego la recogía en la madrugada, para cobrar el dinero que generaba su hija”, declaró el jefe policial.

Agregó que tras las declaraciones se colectarán más indicios para determinar la responsabilidad de la madre de la señorita, quienes sería investigadas por el delito de Trata y Tráfico de Personas y Proxenetismo.

Tras la denuncia de dos ciudadanos, quienes serían victimas de robo por parte de meretrices, se intervino tres locales nocturnos ubicados en la avenida América y Viacha.

Dos patrullas intervinieron el primer local del sector, donde se rescató a la menor de edad, quien trabajaba con otras mujeres que no contaban con su carnet ejerciendo el oficio en la clandestinidad.

En la segunda casa de citas se aprehendió, por el delito de atentado a la salud pública a otras cuatro meretrices que no contaban con su carnet de sanidad e identificación, en el tercer local otras seis mujeres fueron aprehendidas por no contar con los mismos documentos.

En total, 16 personas fueron aprehendidas por la Policía, 10 mujeres, incluida la menor de edad y cinco hombres. Entre estos últimos, dos contaban con antecedentes penales, Eduardo E. F. por robo y violencia doméstica, Riago M.M por hurto y delitos contra la salud pública ambos trabajaban como garzones en el los locales nocturnos.

En los tres locales la Policía incautó gran cantidad de celulares y dinero falso, entre dólares y bolivianos. Según el informe policial existe un sistema criminal organizado entre los guardias de seguridad, garzones y damas de compañía.

En uno de los locales se rescató a un hombre inconsciente a quien le sustrajeron sus pertenencias de valor, quien luego denuncio que las damas de compañía en complicidad de los garzones lo pildorearon.

El Diario.