Denuncian que Sabsa busca el monopolio del servicio en tierra

2

La estatal Servicios de Aeropuertos de Bolivia (Sabsa) busca tener el monopolio en el Servicio de Atención en Tierra (SAT) que se ofrece en el aeropuerto de El Alto, y que en la actualidad atiende una segunda empresa, denunció gente relacionada al sector aeronáutico, que aseguró que una “competencia desleal” provoca desincentivo en las aerolíneas.

“En el aeropuerto de El Alto hay una empresa privada que opera desde hace 20 años, que tiene experiencia y conoce del sector aeronáutico, gente calificada. Sin embargo, en abril Sabsa comunicó que se iba a hacer cargo del SAT y que ya no iba haber otra compañía más que ellos, eso significa que será un monopolio, cuando lo mejor puede ser que entren a competir al mercado”, manifestó una fuente que pidió reserva de su identidad.

La concesionaria privada que en la actualidad opera en la terminal aérea de El Alto presta el servicio de handling en el transporte aéreo (servicio de asistencia a aviones en tierra, como el cargue y descargue de pasajeros, mercancías y equipaje, cintas, entre otros), una tarea que lleva a cabo desde hace 20 años.

Otra fuente consultada por este medio citó que la resolución administrativa 420/2008, emitida por la desaparecida Superintencia de Transporte (actual ATT), establece la obligatoriedad de contar con un subconcesionario de SAT, pero Sabsa viola la normativa con su intento de entrar como operador único.

También hizo referencia a lo que señala el Contrato de Concesión, documento que regula las operaciones y el servicio de Sabsa, el cual establece que superados los 1.250.000 pasajeros que utilicen uno de los aeropuertos de la red troncal, debe existir un segundo subconcesionario.

Otra de las observaciones está referida a que en La Paz Sabsa no dispone de personal técnico adecuado ni debidamente certificado por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) ni con la experiencia necesaria para atender ese servicio en el aeropuerto de El Alto, un hecho que hizo que se posponga su intento de asumir las operaciones de tierra hasta octubre próximo.

Las declaraciones también dan cuenta de que el aeropuerto alteño tiene características operativas difíciles, principalmente por la altura de la ciudad (4.080 metros sobre el nivel del mar) y que no son comparables con ningún aeropuerto del país y menos con el de Santa Cruz, cuyas características son más ventajosas al estar a una altitud menor, lo que permite a las aeronaves operar sin dificultades ni limitaciones de ninguna naturaleza.

Este medio se contactó ayer con el gerente de Sabsa, Milton Claros, para conocer su versión sobre las denuncias presentadas a Página Siete. El funcionario aseguró que no concede entrevistas por vía telefónica y que se lo busque en sus oficinas en la ciudad de Cochabamba. Ante la imposibilidad, indicó que atenderá el martes, en La Paz.

Pagina Siete.