FmBolivia
Uniendo a más bolivianos en todo el planeta.

El ministro de Economía de Argentina, Luis Caputo, anuncia medidas de shock para enfrentar el déficit fiscal

  • Devaluación del peso, fin del gasto en obra pública y recortes en subsidios: el plan de urgencia del Gobierno para evitar una catástrofe

En una jornada que quedará marcada en la historia económica de Argentina, el ministro de Economía, Luis Caputo, ha anunciado este martes un paquete de medidas «de urgencia» con el objetivo de hacer frente al persistente déficit fiscal que aqueja al país. Entre las decisiones más impactantes destacan la devaluación del peso argentino en más de un 50%, el cese del gasto en obras públicas, la reducción de subsidios en energía y transporte, y un aumento en la ayuda social.

Según las declaraciones recogidas por la agencia de noticias argentina Télam, Caputo ha revelado que la moneda nacional pasará a cambiarse de 366,45 a 800 pesos por cada dólar estadounidense. Esta medida, destinada a mejorar la competitividad del país, busca abordar de raíz el problema del déficit fiscal, señalado por el ministro como la principal preocupación.

Durante su discurso, Caputo afirmó con determinación que estas acciones son esenciales para evitar una «catástrofe» económica y para poner fin a la espiral de inflación y pobreza que afecta a la nación sudamericana. A pesar de los recortes en el gasto público, el ministro aseguró que se mantendrán los planes ‘Potenciar Trabajo’ de acuerdo al presupuesto 2023, y anunció la duplicación tanto de la asignación universal por hijo como de la ‘Tarjeta Alimentar’.

Entre las medidas dirigidas a reducir el gasto público, se destaca la decisión de «no renovar los contratos laborales del Estado que tengan menos de un año de vigencia» y la suspensión de la publicidad estatal durante un año. Además, se confirmó que no habrá más concursos de obras públicas, y se cancelarán aquellas ya aprobadas pero que aún no han comenzado debido a la falta de fondos.

El presidente de Argentina, Javier Milei, conocido por sus posturas ultraliberales, llegó al poder con la promesa de implementar políticas de austeridad y recorte del gasto público. Durante su discurso de investidura, advirtió que, a corto plazo, la situación económica podría empeorar, pero que estas medidas sentarán las bases para la «reconstrucción del país».

En medio de la incertidumbre, estas medidas generan expectativas y preocupaciones en la población, mientras el Gobierno busca equilibrar las finanzas públicas y sentar las bases para un futuro más estable. La atención se centra ahora en cómo responderán los diferentes sectores ante esta serie de cambios drásticos en la política económica del país.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más