Freno al PGE pone en vilo proyectos de inversión en 4 niveles del Estado

Expertos y el mismo Gobierno advirtieron que los proyectos de inversión pública del nivel central, gobernaciones, alcaldías y regiones autónomas no podrán ser ejecutados mientras la Asamblea Legislativa mantenga el rechazo al Presupuesto General del Estado 2023.

“Esta demora afectaría la inversión porque no estarían anotados los proyectos. Van a tener que operar sólo con el gasto corriente o de funcionamiento. Es decir que podría pagar sueldos y deudas que tiene; pero no podrían hacer gastos de inversión porque los proyectos no estarían inscritos. Esto representa un gran perjuicio porque afectaría la inversión pública. La misma situación la estarían atravesando las alcaldías, gobernaciones y autonomías regionales”, declaró el analista económico, Julio Linares.

El presupuesto se remitió a la Asamblea, como detalla la norma, el pasado 31 de octubre y un mes después fue aprobado en la comisión de Planificación. El pasado miércoles el ministro de Economía; Marcelo Montenegro, presentó el PGE 2023 ante la Cámara de Diputados y tras una maratónica sesión, que acabó el jueves a las seis de la mañana, el proyecto fue rechazado con un MAS dividido. Este martes regresarán los diputados y el Gobierno les pidió reconsiderar esta negativa.

“Si la Asamblea no aprueba el presupuesto y lo regresa al Ejecutivo, el Presidente deberá esperar 60 días. Desde el día 61 recién va a poder promulgarlo, mientras tanto deberá continuar con el PGE 2022”, afirmó Linares. Advirtió que la Asamblea “sólo busca perjudicar la gestión del Gobierno; que no haya entregas de obras porque los proyectos no estarían ejecutados”.

El economista Gabriel Espinoza explicó que la Constitución establece que la atribución del Poder Ejecutivo es el de elaborar el presupuesto y la Asamblea debe aprobarlo. “Sin embargo, no especifica qué sucede cuando se rechaza el PGE. La Asamblea no tiene atribuciones para modificarlo, ya que esa es una atribución del Ejecutivo. No se sabe si después de algún rechazo el Ejecutivo tiene la obligación de reformular o no”.

Montenegro también expresó su “preocupación” ante el rechazo de la Asamblea. “Las justificaciones fueron estrictamente políticas y no técnicas. Tenemos cierto temor y preocupación porque este instrumento de política fiscal no se apruebe. Esto va en desmedro de los presupuestos de más de 588 entidades públicas”, afirmó.

El ministro consideró que, si la Asamblea Legislativa no aprueba el PGE hay “un temor” de que estos recursos no puedan ser ejecutados. “Irá en desmedro de todas estas entidades y el pueblo boliviano que está esperando los proyectos de inversión (…), no puede ser que se haga un atentado económico desde el parlamento”, precisó.

Tienen, al menos, esta semana para que la Asamblea apruebe el PGE porque la Asamblea entrará en receso a partir de este 19 de diciembre. El senador por el MAS Marcelo Ajpi explicó que su mayor “preocupación” es el PGE. “Esperamos que en esta semana Diputados lo apruebe y al final de la semana consideraremos este proyecto”, indicó.

Montenegro agregó que “hay resguardos legales que le permite al PGE tener su funcionamiento en la siguiente gestión”, y el presidente de la Cámara de Diputados, Jerges Mercado, afirmó que la Constitución es “sabia” porque el presidente Arce “también puede tomar la decisión que le faculta a aprobar este presupuesto por responsabilidad y para que todas las entidades del Estado empiecen el año con el presupuesto y que funcionen normalmente”.

Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más