FmBolivia
Radio FmBolivia

Freddy Machicado: «Hay que acomodar la casa»

282

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Acompañado de su directorio, Freddy Machicado, el nuevo presidente de la Asociación de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca) (elegido el 22 de noviembre en asamblea en el mercado de Adepcoca) optó por hablar en plural cuando respondió las preguntas de Los Tiempos. El dirigente se abstuvo de dar un comentario respecto al actual Gobierno y aseguró que trabajará por la unidad de su sector.

– ¿Quién es Freddy Machicado, nuevo presidente de Adepcoca 2021-2023?

– Soy un joven yungueño, vengo de una familia bastante humilde, soy oriundo de la comunidad de San Bartolomé de la Central Callisaya, de la Federación Chamaca, de la provincia Sud Yungas, del departamento de La Paz. Tengo trayectoria sindical, he sido secretario general (de la) Central Agraria, de algunas organizaciones y asumí algunos cargos institucionales, como del comité comunal y de la junta de vecinos y demás. Desde 2018 hasta 2020 llegué a ser el ejecutivo de la Federación Villa Barrientos (Río) Cajones “Chamaca” de la (provincia) Sud Yungas. Justamente por el trabajo que desempeñé hoy la base (productores cocaleros de los Yungas) me dio la confianza y estoy aquí siendo el máximo dirigente.

– ¿Por qué decidió asumir esta responsabilidad considerando los antecedentes tan conflictivos que vivió el sector? Ya hubo cinco intentos de toma.

– El factor económico-administrativo, ése siempre ha sido la manzana de la discordia en el sector Yungas. Algunos sectores se han dividido (…), entonces se han ido generando conflictos internos en nuestra organización. Nosotros hemos hecho el compromiso para subsanar estas deficiencias, de manejar transparentemente los ingresos que percibe esta asociación y corresponderla según sus necesidades. Quisiéramos de una vez ponerle un alto a todos estos conflictos. Seamos realistas (…), en su momento nuestras autoridades gubernamentales han cooperado en el divisionismo de nuestros hermanos.

Ahora queremos agotar todos los mecanismos para que nuestros socios estén una vez más unidos. Si es el factor político, queremos llegar hasta allá, y desde allí discutir lo que por ley está marcado. Nosotros somos respetuosos de nuestros hermanos socios, somos respetuosos de las instancias que regulan el comercio, la internación (de la hoja de coca) a los diferentes departamentos por parte de los entes reguladores; vamos a tener que sentarnos con ellos, conversar y entendernos, para que como Adepcoca podamos llevar el trabajo adelante y ellos también nos puedan cooperar de esa manera.

¿Respecto de los intentos de toma, no cree que pueda pasar lo mismo en su gestión?

– Nosotros hemos analizado con el directorio esa situación. (…). Si hay que buscar de repente el bienestar (del sector), y si ese bienestar está en llegar ya sea al ente regulador, ya sea institucional, gubernamental, departamental o municipal, tengan por seguro que nosotros lo vamos a hacer.

Ya está de buen tamaño, nosotros lo vemos con pena, que nuestras hermanas de pollera del sector de Yungas, nuestros hermanos de la tercera edad vengan a ser reprimidos por la Policía, a ser gasificados, hubo heridos, han quedado secuelas; y nosotros ya no podemos arriesgar más a nuestros hermanos socios. Es por eso que hemos tomado esa determinación, esa iniciativa con el directorio de enfocarnos en el conflicto, que es justamente con el ente regulador. Nosotros traemos la producción de Yungas y el Gobierno a través de un ente desconcertado se hace cargo para internar (la hoja de coca) a los demás departamentos,

Nosotros tenemos que atacar a ese conflicto, tenemos que llegar no con intransigencia, sino con voluntad, con capacidad y hay capacidad de nuestros hermanos dirigentes para entablar diálogos y así poder de una vez darle fin a este conflicto. Estamos seguros de que se lo va a hacer de esa manera, porque también se ha mostrado voluntad del otro sector, porque creo que ni el Estado ni el mismo Gobierno quieren más conflictos en el país.

Como Yungas queremos apaciguar toda esta situación, que cada quien cumpla su rol y así trabajemos siempre buscando días mejores para nuestra organización y asociación, y desde ahora para nuestro Estado. Ya no queremos conflictuar, queremos pacificar, y también en cualquier sector que nos encontremos queremos aportar a nuestro Estado, porque también nosotros somos bolivianos. Y como bolivianos, querendones de nuestro país, nos hemos planteado llevar adelante este trabajo en son de lo que es buscar la paz en nuestro Yungas.

¿Cuál fue su participación en los conflictos entre el sector cocalero y el Gobierno-Policía?

– Siempre hemos estado como base (…). Apoyando a los exdirigentes para que ellos vayan a entablar diálogo con las autoridades, pero, hay que ser realistas, ha habido intransigencia por parte de algunas autoridades gubernamentales, en el sentido de que ellos no tendrían tuición de estar dentro de la asociación, sí, ellos son la parte intermedia. Pienso que debemos definir bien nuestras funciones, eso ha causado molestia.

Por eso, hicimos las gestiones de mandar a nuestros exdirigentes a sentarse con autoridades del Gobierno, pero hubo “ene” notas y ninguna fue escuchada, Esperemos que ahora sea diferente. (…) no se puede coordinar con autoridades que incitan y que buscan el divisionismo de nuestros hermanos socios, las autoridades están siempre llamadas a buscar siempre la paz y el diálogo.

– ¿Qué opinión tiene respecto al actual Gobierno? ¿Existe intromisión? ¿Considera que realmente el Movimiento Al Socialismo (MAS) quiere tomar el poder absoluto en las regiones de los Yungas y Cochabamba?

– Quisiera abstenerme a todo comentario. Quisiera abocarme a lo que es el tema institucional, porque he sido elegido para llevar adelante las riendas de nuestra asociación. Ya posteriormente, si bien ellos nos invitan, desde el Gobierno central, nosotros estamos predispuestos para acudir; y de esa manera, poder sondear cuál es la intención del Gobierno. O de repente hay voluntad de trabajar con el sector en el tema de industrialización. Estamos predispuestos.

¿Qué dicen los asociados con respecto al último conflicto?

– La verdad el último conflicto ha desatado toda esta situación. Ha habido mucho dolor, los hermanos fueron muy lastimados, se ha visto que la Policía no ha tenido piedad, ha ido prácticamente con todo. Es importante que el directorio tenga que acercarse al sector para buscar políticas ya de cambio para que el socio ya no siga con esa incertidumbre, porque hasta el momento hay que ser realista, el socio sigue con la incertidumbre de que el Gobierno otra vez va a volver a intervenir. Nosotros estamos en contra de esas malas decisiones que han tomado algunas autoridades de forma personal, ya lo hemos identificado con el directorio. (…) Sujetados a la ley, pienso que todos vamos a marchar para adelante y felices.

– ¿Existen diferencias entre los cocaleros de los Yungas y del Chapare? ¿Cuáles?

– Sí, la diferencia está marcada. Nosotros, como productores de Yungas, de toda la coca que producimos, y se ha hecho un estudio de la Unodc (Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito), el 94% y 95% pasa a través de los puestos de control, que se integran a lo que es los demás departamentos, (es decir) pasa por los mercados legales.

Ya se tiene conocimiento, la coca del Chapare, está por demás mencionarlo, es otra cosa (narcotráfico). Nosotros estamos más comprometidos en nuestra causa, velar siempre por nuestro sector.

– Hablemos de su gestión. ¿Cuáles son los conflictos de los cocaleros de los Yungas? ¿Cuáles son las demandas de su sector?

– Los conflictos se han generado a raíz de que, a través de nuestra reglamentación de comercialización, nosotros controlamos la producción hasta el sector. De acá (mercado Adepcoca) para allá se hace cargo el Gobierno a través de un ente desconcentrado, la Dirección General de la Hoja de Coca e Industrialización (Digcoin). Esta instancia debería ser la que verifique la salida (de la hoja de coca) para la internación a los demás departamentos.

Durante este tiempo no se lo ha ido haciendo de esta manera, por eso se permiten algunas ferias de coca en diferentes sectores y por eso estarían queriendo abrir algunos otros mercados que por ley no están autorizados. Es por eso que imploramos a las autoridades competentes en el área que de acuerdo a esa ley de comercialización tenga que estar Digcoin desde acá, desde el centro de comercialización, y se haga el control de lo que es la salida de hoja de coca. Este conflicto ha ido fatigando a los socios de la familia cocalera.

Eso también da lugar a lo que es el contrabando de coca, de un tiempo a esta parte la coca del Perú ha estado ingresando, como no hay un ente asegurador acá, se dan la libertad de comercializar en diferentes sectores. Queremos llegar al ente regulador para ponernos de acuerdo.

Por otro lado, nuestros hermanos exdirigentes han sido perseguidos en gestiones anteriores y ahora el hermano Daynor Choque está detenido. Imploramos a las autoridades que pueda ser liberado y esté con su familia; y tendremos más tranquilidad.

¿Cómo será la gestión de Machicado? ¿Qué proyectos gestionará en estos años en favor de sus asociados? ¿Qué es lo que hará primero?

Primero, buscar la unidad de los Yungas. Hoy por hoy tengo la oportunidad de llegar al sector con propuestas, que se sumen todos, tocar la realidad que ellos viven. Hay rencillas y heridas, pero hay que contribuir. Este directorio tiene predisposición de sentarse con el socio y llegar con aquellas comunidades que han estado fraccionadas. Lo que queremos es conversar con todos y que puedan llegar aquí, a su casa, para comercializar su hoja de coca. Vamos a estar abiertos para todos. No vamos a restringir a nadie y de esa manera vamos a ir construyendo con propuestas.

Queremos empezar desde la casa, hemos subsanado algunas cosas que algunas malas dirigencias lo han planificado de mala manera: la recaudación económica, la reestructuración institucional y queremos velar por la comercialización del producto, con políticas de mejoramiento desde los Yungas. Con profesionales encargados en el área para mejorar la producción desde Yungas, para posteriormente crear ferias interculturales con los diferentes departamentos. Y para eso vamos a invitar al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, a la Gobernación, a los municipios. Este directorio será abierto para trabajar con todos y de esa manera promocionar nuestra hoja de coca, para exportar y buscar la industrialización.

No vamos a olvidar nuestro Hospital Cocalero, ubicado en la calle 10 de Villa El Carmen, se van a hacer las gestiones con el Gobierno central y el Gobierno departamental. Está ahora precintado. Tenemos la infraestructura, tenemos que trabajar en el equipamiento y luego funcionará. Queremos mostrar un poquito la retribución del socio con la contribución que hace, queremos retribuirle. Son muchas las labores de este directorio, más adelante haremos conocer.

– Háblenos un poco más de la exportación.

– Desde los Yungas, que es la zona de producción, esta es la zona de comercio (mercado de Adepcoca), y posteriormente a través del Gobierno se debe fomentar a lo que es la industrialización. Va a ser una gestión muy importante, traer un proyecto de industrialización, socializar con el socio, tender el escenario. De la noche a la mañana no lo vamos a hacer, pero se tiene que dar el primer paso y este directorio tiene toda la intención de mejoramiento de nuestros suelos y producción.

Tiene que mejorar nuestra producción y de eso estamos conscientes, si vamos a tener un producto de calidad vamos a poder exportar e industrializar. El reto está hecho.

Usted habla de trabajar de manera limpia, incluyente y sin color político, ¿cómo lo hará?

– Tenemos que partir del marco de la Constitución Política del Estado, todos tienen derecho a ser simpatizantes, a pertenecer a cualquier agrupación, sea partido político, etc. Pero una cosa es lo que es la política y otra muy diferente es el campo institucional. Es por eso que a todos nuestros hermanos socios vamos a pedirles que para ser parte de nuestras organizaciones e instituciones y demás entes que tenemos dentro Yungas (…) tenemos que despojarnos de cualquier poder político, velar por el bienestar e interés de nuestros asociados y de esa manera tenemos que conducir. Y si lo hacemos de esa manera pues sé que Yungas en corto plazo vamos a salir adelante como Yungas, en aras siempre de buscar la unidad y traer progreso para el sector. Si bien para los comicios electorales podemos pintarnos de los diferentes colores, para llevar al frente una asociación y organización, tenemos que despojarnos.

Su sector también pedía un censo para conocer realmente qué coca se consume, ¿seguirá con esa idea?

– Sí, son muchas actividades que están en carpeta, queremos realizarlas, no es una idea descabellada de llevar adelante un censo. Tener el dato exacto de qué coca el boliviano consume para el acullico. Se lo ha hecho por algunas consultoras, ha habido reportes, la figura está clara, pero quisiéramos más encaminarnos en lo que es el proyecto ya diseñado como en el manejo administrativo, económico e institucional. Quisiera que durante este trimestre nos aboquemos más a nuestro manejo institucional, posteriormente vamos a ir buscando algunas políticas ya en lo que es el tema cultural y de comercialización e industrialización. En este momento hay que acomodar la casa, ya vamos a ir avanzando paso a paso para buscar días mejores en nuestra asociación.

¿A cuánto llega la producción de coca al año en los Yungas?

– Es variante, tenemos que hacer una nueva encuesta y ver cuánto de producción tenemos en los Yungas. En estos momentos no tenemos.

– ¿Cuántos cocaleros existen en los Yungas?

– Tenemos alrededor de 42.000 socios en el sector de Yungas. El jefe de familia tiene el carnet de socio, por ende, a través de este carnet se le autoriza tener una cierta cantidad de cultivo de hoja de coca para sostener a la familia; posteriormente, este padre tiene dos o tres hijos y cuando ellos son mayores de edad, ellos también se integran la organización, por eso va creciendo relativamente. Es por eso que este crecimiento a veces al Gobierno le preocupa. Hay mucho que hablar, a veces somos incomprendidos, a veces muy fácil se juzga a Yungas de que somos el sector excedentario, pero quisiera que veamos la situación de vida del socio, otra sería la realidad.

– ¿Qué opinión tienen respecto a que la “hoja sagrada” de los Yungas se va al narcotráfico?

– Creo que ha sido ya comprobado, algún ente como la Unodc, en su momento también la JIFE (Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes), han marcado, han arrojado un resultado, en la cual nuestra coca casi en su totalidad va al acullico, eso ya está comprobado, creo que no hay por dónde perderse. Nosotros hacemos y buscamos que nuestra coca de Yungas se interne a los mercados legales y, por ende, vaya a los centros mineros, a los demás departamentos y plenamente comprobado que casi en su totalidad es legal.
Fuente: Los Tiempos

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas