75 % de carreteras construidas por anterior gestión tiene deficiencias

1

La evaluación y diagnóstico al trabajo de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) confirma a politización en el manejo de proyectos, licitaciones y contratos durante la gestión del régimen de Evo Morales, que han derivado en la ejecución de 75% de obras deficientes.

El Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, a iniciativa del Ministro Iván Arias

Durán, ha instruido un trabajo de evaluación y diagnóstico sobre la Administradora

Boliviana de Carreteras (ABC), entidad dependiente del Viceministerio de Transportes, para verificar el Estado de Situación en el que se dejó a esta instancia, luego de 13 años de gestión del anterior gobierno.

El Ministro de Obras Públicas Servicios y Vivienda dijo que el informe técnico elaborado por el nuevo equipo de la ABC, confirma que la politización en el manejo de proyectos, licitaciones y contratos durante la gestión del régimen de Evo Morales, provocaron obras deficientes, y el despilfarro de los recursos del Estado.

Un dato relevante es que en 13 años de gestión del llamado “proceso de cambio”, se han presupuestado 77 mil millones de bolivianos (unos 11 mil millones de dólares), equivalentes al 41% de la deuda externa contratada por el Estado (5,5 mil millones de dólares) en proyectos que presentan “deficiencias severas” en 75% de las carreteras y sólo 25% muestran “niveles razonables de calidad”.

OBRAS DEFICIENTES Y POR LICITACIÓN DIRECTA

Asimismo, se identificaron licitaciones irregulares que no respetaron las normativas de contratación, pues en un mayor porcentaje de obras se advierte un incremento de precios en carreteras que, a días de ser inauguradas, han requerido de su intervención o refacción.

De esa cartera de proyectos, son 15 mil millones de bolivianos, los que corresponden a contrataciones sin licitación. En ese caso, es la gestión de la expresidenta de ABC, Noemí Villegas, la que adjudicó el mayor porcentaje de licitaciones directas con 84% que asciende a Bs 13 mil millones entre los años 2014 a 2016.

Asimismo, la inestabilidad institucional en la ABC durante la era de Evo Morales, se confirma con el paso de seis presidentes en 13 años de gestión.

ARBITRAJES Y RIESGOS

Los indicios de daño económico al Estado se presentan en un riesgo de pérdida para el país de Bs 475 millones, con 13 juicios o arbitrajes interpuestos por las empresas contra los intereses del país, que suman una cuantía demandada por 212 millones de bolivianos y otras demandas no cuantificadas de aproximados 263 millones derivados del valor total de contratación de 1.800 millones, que se encuentran en evaluación.

En el tema de las auditorías internas, la ABC solo tuvo 20 procesos de los cuales se encontraron indicios de responsabilidad jurídica solo en tres casos. Se evidencia en ello, un posible daño de 81 millones de bolivianos al Estado.

VÍAS OBSERVADAS

Eso se evidencia en tan solo seis proyectos tomados como ejemplo del mal manejo de la gestión de proyectos, desde el proceso de convocatoria, adjudicación, contratación, resolución y compensación de obras, muchas de ellas inconclusas o dañadas que lanzan indicios de daño económico al Estado.

El tramo Santa Bárbara – Caranavi – Quiquibey, con una longitud de 173Km, adjudicado a la empresa Arbol, proyectó 1,6 millones de bolivianos y ejecutó 1,5 millones (91,29 %).

El tramo Santa Bárbara – Caranavi – Quiquibey, con una longitud de 89Km, adjudicado a la empresa ROYAL, proyectó 475 millones de bolivianos y ejecutó 436 millones (91,93%).

El tramo Quiquibey – Yucumo, con una longitud de 40Km, adjudicado a la empresa

Corsan Corvian proyectó 217 millones de bolivianos y ejecutó 217 millones (100 %).

El tramo Unduavi – Chulumani, con una longitud de 71,2km, adjudicado a la empresa

ECE, proyectó 61 millones de bolivianos y ejecutó 36 millones (58,72 %).

El tramo Unduavi – Chulumani, con una longitud de 7km, adjudicado a la empresa ICC, proyectó 41 millones de bolivianos y ejecutó 41 millones (100%).

El tramo Huarina – Tiquina, con una longitud de 34,6km, adjudicado a la empresa

Electroingenieria, proyectó 251 millones de bolivianos y ejecutó 51 millones (20,21 %).

El tramo Huarina – Tiquina, con una longitud de 34,6km, adjudicado a la empresa

Royal, proyectó 209 millones de bolivianos y ejecutó 150 millones (71,75 %).

Los seis ejemplos, cuyas empresas recibieron los montos de ejecución financiera, presentan hasta la fecha problemas o daños viales que afectan a la calidad de vida de la ciudadanía.

El Diario.