Agencia iraní dice que “hubo interpretación inexacta” en su información sobre embajadora boliviana

La Agencia de Noticias de la República Islámica (IRNA) emitió este jueves un comunicado en el que asegura que las declaraciones de la embajadora de Bolivia en Irán, Romina Pérez, con respecto a las manifestaciones feministas, tuvieron una “interpretación inexacta”.

“El texto inicial publicado de la noticia sobre las declaraciones de la estimada embajadora de la República de Bolivia durante su viaje a Tabriz y reunión con el alcalde de esta ciudad, hubo una interpretación inexacta de las palabras de la embajadora, que la agencia de noticias IRNA corrigió en esta forma”, indica la IRNA, junto a la noticia corregida.
$!Agencia iraní dice que “hubo interpretación inexacta” en su información sobre embajadora boliviana

En la pasada versión, la embajadora boliviana parecía expresar su respaldo al gobierno iraní frente a las protestas en Teherán, por la muerte de Masha Amidi. Atribuyó los “disturbios” a grupos “sionistas británicos y estadounidenses”, de acuerdo con la propia agencia iraní.

“Nuestro gobierno condena los recientes disturbios en Irán, perpetrados por los sionistas británicos y estadounidenses, y estamos seguros de que todos los problemas se resolverán con la solidaridad, el conocimiento y la comprensión del querido líder de Irán”, constaba.

Tras producirse una ola de críticas en Bolivia, que llevó a que el canciller, Rogelio Mayta, convocara a Pérez a La Paz para explicar lo sucedido, la embajadora negó haber condenado las marchas feministas y culpó directamente al medio de comunicación iraní por manipular “de manera tendenciosa” sus palabras.

“Estoy realizando las gestiones correspondientes a efectos de que el medio que distorsionó mis declaraciones, Irán Internacional, rectifique el contenido publicado a efectos de evitar mayores confusiones”, sostuvo.

Las manifestaciones en Irán iniciaron después de la muerte de Mahsa Amini, una mujer kurda iraní de 22 años, que fue detenida el 13 de septiembre por la policía de la moral en Teherán por supuestamente no respetar el estricto código de vestimenta para las mujeres en Irán, que les obliga a llevar el velo. Murió tres días después en el hospital.

Según el más reciente balance de la ONG Iran Human Rights, al menos 201 personas han muerto en Irán a manos de las fuerzas de seguridad en las protestas iniciadas hace tres semanas.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más