FmBolivia
Radio FmBolivia

Mujer embarazada que fue golpeada por unionistas corre riesgo de perder su bebé

30

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

María Isabel Escalante, la mujer en estado de gestación que fue agredida ayer, jueves, por una turba de jóvenes de la Unión Juvenil Cruceñista y activistas del 21F, dijo el viernes que el ginecólogo que la atendió le informó que corre el riesgo de perder a su bebé porque tiene un desprendimiento de placenta.

«Estoy lastimada, me han golpeado, a raíz de eso tengo un desprendimiento en la placenta y estoy muy adolorida pese a estar con calmantes sigo adolorida (…) El ginecólogo me dijo que estoy con riesgo de perder a mi bebé porque tengo además contracciones» declaró a los periodistas desde la cama del hospital donde está internada.

El jueves, jóvenes de la Unión Juvenil Cruceñista encapuchados y armados con bates, palos y otros objetos contundentes atacaron dos casas de campaña del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Los activistas destrozaron a pedradas las ventanas y puertas de la sede ubicada en la avenida Alemana y segundo anillo, también saquearon equipos médicos, de serigrafía y material de escritorio.

La segunda casa ubicada sobre la avenida Paraguá, entre el segundo y tercer anillo, también fue saqueada y el material que estaba dentro fue incendiado y destruido.

A raíz de esos hechos vandálicos, se reportaron seis personas heridas, dos de gravedad: un menor de ocho años con un trauma encéfalocraneano y una mujer embarazada con golpes en la columna.

Escalante relató que de un momento a otro apareció un grupo de jóvenes y la agredió con palos y piedras a la altura de la cadera lo que ocasionó que se desplomara y con suerte algunos de sus compañeros la protegieron para evitar consecuencias funestas.

«Al principio pensaba que era el susto por las agresiones, pero no pensé que era tan grave, hay que tener mucho cuidado porque la verdad no sé qué tienen esos jóvenes o cómo estarían para venir a amedrentar y a agredir a las personas, si ninguno de ellos estaba en una posición de agresión, ellos me golpearon en la cadera y casi me tumban de barriga, tuve que hacer esfuerzos para no caer así», señaló.

La afectada pidió justicia porque ahora su bebé se encuentra en riesgo y lamentó que jóvenes se dejen influir de esa manera para actuar de manera «violenta» y «delincuencial».

«Yo en ese momento estaba pasando con mis niñas, más bien a Dios gracias a mi otra niña no me la hicieron nada», añadió.

esb/ma ABI

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas