FmBolivia
Radio FmBolivia

Hospital está abandonado y es refugio de antisociales en Pando

7

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Un hospital de primer nivel del barrio Petrolero en la ciudad de Cobija (Pando) está abandonado, se cae a pedazos y se ha convertido en refugio de antisociales, quienes se llevaron desde los focos hasta los inodoros de los baños.

“El centro de salud está siendo destruido por malvivientes. Se están robando todo lo que pueden. Todo lo que pudieron sacar lo hicieron y si algo colocaron ya no existe. Arrancaron todos los implementos”, declaró el ingeniero Richard Flores, según un reportaje audiovisual del periodista Israel Gutiérrez.

Este establecimiento fue construido por la Alcaldía de Cobija con una inversión de tres millones de bolivianos. La obra fue entregada el año pasado. Pese a que no pasó ni un año de la inauguración de la construcción, la edificación se encuentra en un completo estado de abandono. Incluso a causa de las lluvias, las puertas de ingreso fueron cubiertas por lodo.

Para ingresar al lugar, los antisociales rompieron algunas ventanas y accedieron a los ambientes forzando las puertas de aluminio. Poco a poco, comenzaron a robar todo lo que pudieron. Por ejemplo, sacaron los interruptores, todos los focos led y los muebles. Incluso de las cocinas desprendieron los lavaplatos de los mesones, además se robaron los lavamanos y los inodoros de los baños.

Cuando ya no quedó nada, este hospital se convirtió en un refugio de los delincuentes, quienes en el lugar consumen bebidas alcohólicas. En los ambientes de este centro se observan en pisos restos de latas de cerveza, cajetillas de cigarrillos de toda marca, ropa interior hasta preservativos.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Pando, Kuniaki Murakami Vaca, dijo que este centro de salud es de primer nivel y depende de forma directa del municipio. Indicó que ya solicitaron un informe a la Alcaldía de Cobija.

“Ayer (miércoles) solicitamos a la Alcaldía un informe sobre la situación de estado del establecimiento de salud para conocer cómo está la infraestructura”, dijo a este medio Murakami.

Este pedido fue realizado porque el Sedes de Pando dio el aval para la construcción del centro. La Alcaldía deberá entregar el informe en un plazo de 72 horas, tres días hábiles. “Veremos si lo emiten y nosotros inspeccionaremos el lugar a través de la unidad de Gestión de Calidad deben hacer la supervisión”, declaró.

Una vez se concluya la verificación del estado del centro de salud, el Sedes emitirá recomendaciones para mejorar el ambiente, pero la institución departamental que no puede imponer sanciones al Gobierno Municipal de Cobija. Según el reportaje del periodista, los ciudadanos de Cobija requieren un buen servicio de salud adecuado y por ende de más espacios de atención. De acuerdo con el reporte, el paro médico ya lleva tres semanas sin solución.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas