INE se reunió con 3 regiones sin tocar fecha y bajo denuncias de discriminación

Representantes de Oruro, Cochabamba y Tarija se reunieron en la última semana con el Instituto Nacional de Estadística (INE) en medio de denuncias de discriminación de algunos sectores que no lograron ingresar a los encuentros y sin tocar la fecha prevista para realizar el censo: mayo o junio del año 2024.

“El INE presentó el cronograma censal a todos los participantes, quienes manifestaron su total predisposición para coadyuvar en el proceso censal y coincidieron en que se debe realizar un censo que cuente con datos de calidad”, se lee en el primer punto del acta de conclusiones de la reunión que se realizó ayer entre el ministro de Planificación, las autoridades del INE y los representantes de Tarija.

El segundo y tercer acuerdo indica que el INE evaluará las propuestas de la universidad Juan Misael Saracho y de la Alcaldía de Tarija respecto a su participación en el proceso censal. En la reunión no se trató ni discutió la fecha del censo, prevista para 2024.

El ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, dijo ayer que lo “importante” después de presentar el cronograma “es coincidir en que este proceso debe ser tratado netamente (en lo) técnico”. En ese marco, todos coincidimos en que el censo debe cumplir los estándares internacionales. Se debe trabajar para cumplir los mismos y tener datos de calidad”, explicó.

La cita de ayer fue la tercera que realizó el INE en esta semana. Este proceso de socialización comenzó el pasado lunes con Oruro, que resolvió aceptar la reprogramación hasta 2024, pero en una reunión en la que se restringió la participación de algunas instituciones.

Por ejemplo, el representante de la Cámara de Comercio, Joshua Bellott, denunció que no le permitieron el ingreso a la reunión y precisó que cada instancia participó con un representante y dos técnicos.

“En la puerta me dijeron que era una reunión cerrada, que sólo se había coordinado con estas instituciones y que era una reunión técnica. Al respecto, yo les manifesté que mi persona precisamente está haciendo una representación técnica de la Cámara de Comercio, pero de todas maneras no me dejaron entrar”, lamentó Bellott.

El empresario añadió que llegaron representantes de municipios rurales con cartas de sus organizaciones. De la misma forma les indicaron que había una equivocación porque ellos “no estaban invitados a la reunión”.

El rector de la UTO, Augusto Medinaceli, apuntó que entre las razones expuestas para posponer el censo hasta 2024 está el conflicto de límites.

El miércoles se realizó la reunión en Cochabamba, donde no se pudo establecer una fecha para el censo. Cuando se consultó al ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, si hay la forma de adelantar el censo para 2023, la autoridad respondió que todo debe ser tratado de forma técnica. “Hay que resaltar que una vez presentado el cronograma censal, todos los participantes de la reunión coincidimos que este proceso censal debe ser tratado netamente técnico. En ese marco, todos coincidimos que este proceso debe cumplir los estándares internacionales”, dijo.

El alcalde Manfred Reyes Villa dijo que la reunión fue importante para avanzar en la socialización del censo y que no se tomó una decisión sobre la fecha.

“No es que aquí hemos tomado una decisión, sino que estamos avanzando en la socialización, para que se lleve un censo totalmente profesional y que sirva a todos los intereses del país”, explicó el burgomaestre. Añadió que en la mesa técnica “no se estableció una fecha” para la realización del censo, sino que se habló de aportes.
“En la puerta me dijeron que era una reunión cerrada, se coordinó con esas instituciones y que era técnica”.
Joshua Bellot, Cámara de Comercio de Oruro

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más