Protesta de enfermeras paralizó centro paceño

El Prado y la avenida Mariscal Santa Cruz se convirtieron ayer en paseo peatonal, debido al bloqueo que realizaron las enfermeras de salud pública, que pedían la estandarización de la escala salarial conforme a su formación. La medida ocasionó el congestionamiento vehicular en las vías adyacentes del centro paceño.

La ciudadanía expresó sus preocupaciones a EL DIARIO por las marchas en la Sede Gobierno y aseguraron que se vieron perjudicados en el traslado a sus fuentes laborales, dejándolos varias cuadras antes y que completan el resto del trayecto caminando.

Durante la jornada de ayer, el sector de licenciadas en Enfermería protestaron por las calles céntricas de la ciudad de La Paz hasta llegar a inmediaciones del Ministerio de Salud, exigiendo al titular de esa cartera de Estado, Jeyson Auza, hacer ajustes salariales para el sector.

«Pedimos al Gobierno, al señor Ministro de Salud (Jeyson Auza) una nivelación salarial, que nos paguen lo que en realidad deberíamos ganar. Somos la columna vertebral de los hospitales», dijo Dubinka Torrico.

APOYO A LARREA

Por otro lado, el Consejo Nacional de Salud (Conasa) determinó dar su apoyo al presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea, quien fue aprehendido en fin de semana y luego liberado. Anunció una marcha masiva para el 20 de julio en la sede de Gobierno en contra de la persecución judicial y advirtió con ir a un paro indefinido si se da curso a detenciones de dirigentes del sector.

«Hemos hecho un Consejo Médico Nacional y a la vez hemos citado a la Comisión Nacional de Salud y se determinó varios puntos; primero, con la aprehensión que se dio a nuestro dirigente máximo y representante del sector salud, el doctor Lucho Larrea, se determinó un apoyo unánime del sector salud y no me refiero solo a los profesionales», afirmó el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui.

QUINTA OLA

En medio de la quinta ola del coronavirus y después de que el mundo está afectado económicamente por la enfermedad viral, el país requiere una reactivación económica y es el caso de las actividades labores, es el criterio de los ciudadanos.

«Consideramos que es perjudicial para la gente que trabaja, para los que tenemos obligaciones y quehaceres, es algo que nos retrasa y a veces no hay tolerancia, es un día perdido, la economía va en descenso, no estamos creciendo como país», manifestó Juan Limachi.

«Me parece perjudicial para la gente de a pie, tardas más en llegar a la fuente de trabajo, no es grato ver las marchas, no hay un ordenamiento y no beneficia a La Paz», dijo Miguel Gonzales.

«Me parece que hay que verlo desde dos puntos de vista, uno es que están ejerciendo el derecho a expresarse y piden algo que ellos necesitan, está bien porque a veces no se les escucha, pero lamentablemente nos sentimos perjudicados las personas que no estamos incluidas en lo que están pidiendo, necesitamos llegar a nuestra fuente de trabajo», indicó Maura Acarapi
«Es muy perjudicial, porque uno viene para llegar a su trabajo y tarda en llegar, en cualquier momento nos afecta, no solo a nosotros también los del transporte público y algunas tiendas», señaló Edwin Condori.

«Son perjudiciales para los transeúntes, para los negocios y para los conductores, aunque otros sectores tienen el derecho a hacer conocer sus demandas, pero que esto no sea constante», afirmó Paola Estrada.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más