Yuri Calderón dice que la Policía no tolerará «inconductas» y los malos servidores serán dados de baja

5

El comandante general de la Policía, Yuri Calderón, dijo el jueves que no se tolerará y ni protegerá «inconductas», y que los malos policías serán dados de baja y se les seguirá procesos disciplinarios ágiles.

«Vamos a continuar en este proceso de moralización de los cuadros policiales, vamos a dar de baja a malos policías, esa es la política del Comando General de la Policía», dijo a los periodistas consultado por los casos ocurridos en Santa Cruz y Oruro.

Calderón rechazó el accionar de los servidores policiales que enterraron el cuerpo de una mujer en un turril, después de matarla, en la ciudad de Santa Cruz y un abuso cometido en Oruro.

Dijo que instruyó que esos policías sean puestos de forma inmediata ante instancias disciplinarias, para que sean procesados a la brevedad y si amerita «con seguridad» serán dados de baja sin derecho a la reincorporación.

Insistió en que el Comando General de la Policía no permitirá actos de inconductas, mucho menos delitos que cometan los servidores policiales.

Aseguró que la institución será la primera en denunciar y constituirse en parte querellante ante el Ministerio Público en casos que afectan la imagen institucional.

Para ello, dijo que remitirá al Ministerio Público todos los antecedentes para que por la vía penal se investiguen a los malos servidores policiales, sean sancionados y enviados a los centros penitenciarios del país.

«La comisión de delitos por parte de servidores policiales es atribuible al fuero interno de cada persona, que no involucra a la institución policial», mencionó.

Indicó que a la baja definitiva y con ignominia de al menos 26 policías de alta graduación, se sumarán otros porque existen muchos procesos que son considerados por las instancias disciplinarias y el Tribunal Disciplinario Superior de la Policía.

dea/ma ABI