Trámite de salida de Bolivia de Unasur está paralizado

24

Cuatro meses después de que la canciller de Bolivia, Karen Longaric, anunciara la salida de Bolivia del bloque de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el 15 de noviembre, el trámite para que se concrete ese anuncio quedó estancado.

Desde la Cancillería se informó que “la salida formal de Bolivia de la Unasur debe ser solicitada por la Presidencia del país”. Según el procedimiento, esta petición debe realizarse ante la Asamblea Legislativa, y con la venia del Legislativo el Estado “denunciará” el tratado de la Unasur para iniciar el abandono.

El artículo 24 de la constitución de la Unasur indica que cualquier Estado miembro podrá denunciar el tratado mediante notificación escrita y que esta denuncia surtirá efecto una vez transcurran seis meses.

Legisladores del oficialismo consideran que Bolivia no debe continuar en el organismo. “El Gobierno ya debería haber iniciado el trámite de salida. Hay organismos internacionales como la Unasur y el ALBA que son solamente instancias de aglutinación de países en función a objetivos de carácter político e ideológico”, señaló la diputada Lourdes Millares, de UD.

En la misma línea, el diputado Gonzalo Barrientos manifestó: “La Unasur fue creada en función de interés político, no en función a intereses nacionales. Sirvió sólo de palestra de defensa de los partidos de algunas ideologías”.

Legisladores de oposición opinan que la decisión de permanecer o no en la Unasur no corresponde al Gobierno de transición. “En mi criterio, la actual Presidenta es transitoria, no puede tomar decisiones vinculadas a iniciativas de integración latinoamericana. Debería esperar al nuevo presidente que va a emerger del proceso electoral para establecer la continuidad o el retiro de ese organismo internacional”, dijo el legislador Víctor Borda, del MAS y expresidente de la Cámara de Diputados.

Pagina Siete.