Mujer menonita denuncia violación y vejámenes; la justicia libera a su agresor

En octubre de 2022, la menonita María H. W., de 30 años, decidió romper el silencio y con la ayuda de su padre, que le sirvió de traductor, denunció ante autoridades las violaciones y vejámenes que desde 2019 recibe de su esposo Gerhard H. R., en la colonia menonita Sabinal, ubicada en Roboré, departamento de Santa Cruz.

El acusado fue detenido, pero el 9 de enero de este 2023 fue liberado por el juez Héctor Yabeta Alba, pese a las pruebas en su contra.

La defensa de María interpuso un recurso de apelación para revertir la cesación de libertad de su agresor, lo que será atendido mañana, a las 10:00, en el salón de audiencias de la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de la ciudad de Santa Cruz.

La Asociación Departamental de Derechos Humanos de Santa Cruz (Addhh), que realiza un seguimiento a los casos de violencia y violación a los derechos en las colonias menonitas, estará presente en la audiencia en calidad de observadora, informó a Página Siete su presidente Víctor Hugo Velasco.

“Estaremos presentes como veedores en la audiencia que busca la revocatoria del fallo del juez Héctor Yabeta, porque deja en indefensión a una mujer, la cual está siendo revictimizada. El juez no valoró las pruebas de la denuncia, el informe policial, ni el psicológico extendido por la Defensoría de la Mujer. El agresor no debió ser liberado”, señaló Velasco.

Víctima

Víctor Hugo Velasco informó que María H. W. llegó a la Asociación de Derechos Humanos acompañada de su padre Heinrich H., después de conocer el fallo del juez Yabeta que dejó en libertad a su agresor. La mujer es la primera menonita que llega a esa instancia a realizar una denuncia.

“Por sus costumbres, las mujeres menonitas no pueden tomar ese tipo de decisiones, pero con la ayuda de su padre, que le sirvió de traductor, ella llegó a la Asociación para contar su caso”, indicó Velasco.

Abusos

Hablando en alemán bajo, el idioma que se maneja en las colonias menonitas, María relató los abusos que sufre por parte de su marido, haciendo hincapié en los cometidos en 2019, cuando éste, en estado de ebriedad, y su hermano Yacob H. R. habrían abusado sexualmente de ella.

Producto del ataque, la mujer quedó embarazada de un niño que nació hace dos años y que ella afirma es hijo de su cuñado por el parecido físico que presenta con éste.

“El cuñado también fue denunciado y convocado a declarar, pero nunca se presentó”, indicó Velasco.

En su declaración, traducida por su padre, María relató que la agresión sexual en su contra se dio en su vivienda, adonde su esposo llegó en estado de ebriedad con su hermano.

Precisó que su pareja la obligó a permanecer a su lado y que pese a que no consumió ninguna bebida alcohólica, de súbito comenzó a sentirse mareada y se quedó dormida en un sillón. Despertó cuando estaba siendo ultrajada por los dos varones.

Amenazada

En su declaración, María señaló que denunció la agresión en su contra ante las autoridades de la colonia Sabinal, quienes le ofrecieron una protección que no se cumplió, porque tanto su esposo como su cuñado comenzaron a amedrentarla y agredirla.

En esas circunstancias, la mujer menonita recurrió a su padre, quien intervino y recurrió a las autoridades de la colonia, encontrándose sólo con la amenaza de una expulsión si insistía en sus denuncias.

En octubre de 2022, la situación cobró más preocupación para el padre de María, porque se enteró que la mujer había sido golpeada brutalmente, al extremo de ser internada en una clínica, de donde prácticamente fue raptada por su agresor.

“La mantuvo oculta y volvió a abusar de ella”, señaló el presidente de la Asociación Departamental de Derechos Humanos de Santa Cruz.

Actualmente María, su padre y familia no viven en la colonia Sabinal, porque fueron expulsados por las autoridades menonitas.

El caso de la menonita María H. R. se suma al de las violaciones masivas que se denunciaron en las colonias menonitas de Manitoba (2011) y en Las Piedras y Belice (2021). En ambas situaciones se aseguró que las más de 200 mujeres ultrajadas fueron adormecidas con un químico que los agresores exparcían con un espray.

Por estos casos, al menos 15 varones menonitas están en prisión.

Violaciones

Víctimas Entre 2007 y 2009 al menos 150 mujeres menonitas fueron violadas en la colonia Manitoba de Santa Cruz.

Denuncias A inicios de 2022, se denunció que en las colonias Belice y Las Piedras se ultrajó sexualmente a al menos 50 mujeres.

Silencio Por costumbres y religión, en los dos casos los varones fueron los acusadores. Las mujeres no declararon.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más