Marcha de los qhara qharas cruza Potosí y se encamina a Oruro

La caravana de la nación qhara qhara atravesó ayer la ciudad de Potosí y se encaminó a Oruro, hacia la sede de Gobierno. Los movilizados exigen desde el respeto a los documentos territoriales ancestrales hasta el cierre del INRA (Instituto Nacional de Reforma Agraria).

“Tuvimos un buen recibimiento de parte de la población potosina, quienes han manifestado su apoyo a las demandas que tenemos como nación”, indicó Samuel Flores, secretario permanente del Tribunal de Justicia Indígena Originario Campesino de la nación qhara qhara.
Los marchistas exigen el cierre del INRA.

La marcha ingresó a la Villa Imperial a las 10:30, donde se sumaron más de 100 indígenas. “Ya somos más de 300 marchistas que continuamos con la marcha, ahora camino a Oruro para luego dirigirnos a La Paz”, sostuvo el representante indígena, cuando se dirían a esa ruta.

El dirigente indicó que pese a las inclemencias del tiempo, “los buenos ánimos persisten” entre los marchistas.

La caravana tiene cuatro exigencias, las cuales -sostienen los dirigentes- fueron enviadas al presidente Evo Morales en noviembre de 2018. Los movilizados indicaron que ante la falta de respuesta a sus demandas, los indígenas de Chuquisaca determinaron iniciar la movilización.

El primer punto de su pliego es la exigencia del respeto a los documentos territoriales ancestrales y títulos de la Colonia; el segundo es el pedido del “cierre” del Instituto Nacional de Reforma Agraria; el tercer punto es la exigencia de que se cumpla la Consulta Previa; y la última demanda es el “veto de todas las normas legislativas sin Consulta Previa”, que afecten a las naciones indígenas.

Los originarios se protegen de la lluvia, ayer.

Flores denunció que ayer en la mañana recibieron una llamada de un supuesto funcionario del Ejecutivo, quien les indicó que era del Ministerio de Gobierno. “Nos pidió enviar un pliego petitorio, pero eso lo hicimos ya desde noviembre del año pasado. El Gobierno se burla una vez más frente a la presencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que está se sesionando en Sucre”, dijo Flores.

El diputado Édgar Montaño, del Movimiento Al Socialismo (MAS), afirmó que “los derechos indígenas se respetan” en el país y que la marcha está en “su pleno derecho para manifestar” sus demandas.

“Este es un país de libre expresión. No vamos a coartar su derecho a la libre expresión y a tener también plena democracia en su jurisdicción”, dijo el legislador.

Por su parte, Alicia Canqui, diputada chuquisaqueña del MAS, manifestó que el conflicto debe ser “respondido por el INRA”. No obstante, la legisladora oficialista consideró que el presidente Morales debe escuchar el pliego petitorio de los indígenas y entablar un diálogo con ellos. “Debería entablar un diálogo, porque es un problema de avasallamientos territoriales”, manifestó.

Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más