FmBolivia
Radio FmBolivia

Fiscalía acusa formalmente a Murillo, López y otras siete personas por caso gases lacrimógenosFiscalía acusa

34

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La Fiscalía informó que ha presentado la acusación formal contra los exministros Arturo Murillo, Luis Fernando López y otras siete personas, por la adquisición irregular de gases lacrimógenos realizada durante el gobierno transitorio a la empresa Bravo Tactical Solutions.

Murillo y López están acusados en calidad de exministros de Gobierno y Defensa, respectivamente. Ambos están procesados en rebeldía, toda vez que no se encuentran en el país.

Según el fiscal general Juan Lanchipa, entre los otros acusados están:

El exdirector de Asuntos Administrativos del Ministerio de Gobierno, Sergio Alberto Zamora, también declarado rebelde.
El exdirector de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Defensa, Raúl López.
El exjefe de la unidad de Análisis Jurídico del Ministerio de Defensa, Alan Menacho.
El exdirector de Logística, Pedro Rea.
La exdirectora general de Asuntos Administrativos, Ruth Palomeque.
El exresponsable de artículos clases 5 del Ministerio de Defensa, Denis Vera.
El representante legal de la empresa Bravo Tactical Solutions, Bryan Samuel Berkman, quien fue declarado rebelde y que fue detenido en Estados Unidos, en el caso de lavado de dinero que implica a Murillo.

Lanchipa indicó que el daño económico al Estado fue de 16 millones de bolivianos.

La acusación es por delitos de uso indebido de influencias, negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica, enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado, entre otros.

La Fiscalía espera ahora que la justicia defina el inicio del juicio oral.

Lanchipa indicó que se está pidiendo la pena máxima por los delitos acusados. Explicó que la sanción mayor es de 10 años de privación de libertad, pero la justicia debe tomar en cuenta también los agravantes.

En este caso se investigó la compra que hizo Ministerio de Defensa de gases lacrimógenos para la Policía. La adquisición se realizó en los primeros meses del gobierno transitorio a la empresa Bravo, que era intermediaria para adquirir los gases de la empresa brasileña Cóndor.

El caso tuvo su repercusión en EEUU, donde se estableció un esquema en que Murillo habría recibido dinero proveniente del soborno para la compra de los gases lacrimógenos.

Según la investigación de EEUU, la compra fue de 5,6 millones de dólares, pero los equipos costaron a Braco unos 3,3 millones, por lo cual se estimó un sobreprecio de más de 2 millones de dólares.

Lanchipa señaló que ya se ha solicitado la extradición de Murillo a EEUU y que se tiene activado el sello rojo de Interpol contra López.

Fuente: Erbol

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas