Otra vez la prensa fue blanco de ataques de grupos encapuchados y violentos

Personas del Movimiento Al Socialismo (MAS) escoltadas por un grupo de encapuchados que desbloqueaba de forma violenta las rotondas fueron la chispa que encendió ayer, el día 21 del paro, una espiral de violencia en la ciudad de Santa Cruz, la cual derivó en la quema de la sede de “la Única”, destrozos en la Central Obrera Departamental, 15 personas aprehendidas y decenas de heridos.

Todo comenzó con la convocatoria del dirigente René Troncoso de los “gremiales itinerantes” que se concentraron en el Parque Urbano. A media mañana empezaron su marcha hasta el Monumento del Chiriguano, en protesta contra el paro.

Lo que se prometió que sería, en un principio, una marcha pacífica se convirtió en un recorrido violento. Imágenes de dron de los medios locales mostraron cómo los hombres encapuchados que lideraban la marcha presuntamente sólo de gremiales iba destruyendo a su paso el bloqueo en las rotondas.

“Los encapuchados se han robado todo lo que teníamos, han agarrado la bandera cruceña y con ella se han limpiado el trasero y después la han roto”, denunció uno de los vecinos del bloqueo en una de las rotondas tomadas por el grupo masista.

Al percatarse del hecho, los grupos de las otras rotondas llegaron hasta El Chiriguano en el segundo anillo y se desató un violento enfrentamiento entre ambos bandos.

Las imágenes de los medios locales y el relato de los periodistas reflejaban que en esos momentos de tensión los policías que estaban en el lugar protegían la marcha del MAS y no hacían nada para impedir que el grupo de encapuchados arremetiera contra el otro grupo que también atacó con petardos, palos o a puño limpio.

Grupos de jóvenes se enfrascaron en violentos enfrentamientos arrojándose explosivos en medio del humo de llantas quemadas que se confundía con gases lacrimógenos que disparaba la Policía por doquier.

Mientras políticos, cívicos y autoridades del Gobierno nacional y departamental se acusaban mutuamente de ser los promotores de la violencia, una vez más ésta afectó el trabajo de la prensa, que también fue atacada, golpeada y amenazada.

En ese escenario, los vecinos del sector que filmaban los enfrentamientos identificaron que en medio de la marcha había funcionarios públicos, por ejemplo, de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, y el director de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), Luis Roberto Flores, promoviendo la violencia entre los bandos, según reportes de medios cruceños.

Periodistas que cubrían el hecho fueron atacados por el grupo de encapuchados. Uno de ellos fue Yerko Guevara, reportero de Unitel, a quien tumbaron en el suelo y lo golpearon hasta que una mujer lo cubrió con su cuerpo para que dejen de golpearlo.

Fueron más de cuatro horas de violencia, gasificaciones y enfrentamientos entre los grupos enardecidos que rechazan el paro y los grupos de la Unión Juvenil Cruceñista que defienden la medida.

“¡Santa Cruz se respeta, carajo, Santa Cruz se respeta, carajo!” fue uno de los estribillos que más se escuchó en los momentos de más alta tensión.

¿Cómo actuó la Policía?

En las imágenes compartidas por redes se vio que la Policía actuó de manera parcializada y a favor de los grupos del MAS. Disparaban gases lacrimógenos a quemarropa, apuntando directamente a las personas.

En otro video se muestra que un grupo de efectivos policiales detuvo a un joven y lo tumbó al suelo y cuando éste estaba reducido pusieron a su lado una bomba casera y uno de los policías ordenó que le tomen una foto con el objeto. “Están sembrando pruebas”, denunció la persona que filmó el hecho.

¿Quién quemó La Única?

Después del enfrentamiento y gasificación en las avenidas del primer y segundo anillo, un grupo de movilizados se trasladó hasta la sede de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz, más conocida como “La Única”, porque según versiones, el grupo de encapuchados fueron a esconderse en esos ambientes, que en horas de la tarde fueron quemados y destruidos.

La versión del gobierno y organizaciones del MAS es que grupos de la Unión Juvenil Cruceñista fueron a quemar y destruir el lugar donde presuntamente había más de 60 personas.

Otra versión del hecho de parte de los vecinos del lugar es que, antes que llegaran los movilizados en busca de los encapuchados, éstos salieron de la Única y le prendieron fuego. Uno de esos momentos quedó grabado en video y se ve en las imágenes que un numeroso grupo de policías impedían que la gente se acerque al lugar.

Minutos después llegaban los movilizados que ingresaron al recinto donde encontraron una gran cantidad de cartuchos y gases lacrimógenos que luego mostraron a las cámaras de la prensa. Dijeron que esas eran las pruebas de los ataques contra los que apoyan el paro.

Más tarde, atentaron contra la sede de la Central Obrera Departamental de Santa Cruz, cuyas oficinas fueros saqueadas, dejando a su paso ventanas y algunos ambientes quemados. Según su dirigente, Rolando Borda, que es también militante del MAS, “motoqueros rodearon el parlamento de los trabajadores cruceños, para incendiar y saquear”.

Desde el inicio del paro por el censo 2023, fue la jornada más violenta en Santa Cruz. También lo que ocurrió en La Guardia dejó saldos similares.

“Los encapuchados se han robado todo, se han limpiado el trasero con la bandera cruceña y después la han roto ”.

Vecino de una rotonda atacada

15 personas fueron aprehendidas por los enfrentamientos violentos de ayer en el primer y segundo anillo de Santa Cruz.

“La Unión Juvenil Cruceñista ataca a la concentración, que lo único que pedía era que los dejen trabajar”.
Eduardo del Castillo

Del Castillo apunta a la UJC y elude a los encapuchados

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más