Aseguran que nuevo cabildo cruceño será determinante

Tras el anuncio de un nuevo cabildo en la ciudad de Santa Cruz, convocado para el próximo domingo por el Comité Interinstitucional de este departamento, parlamentarios de oposición sostienen que la medida es una respuesta a la negligencia y falta de atención del Gobierno a la demanda nacional por un censo en la gestión 2023, por lo que las medidas a asumirse serán determinantes y masificadas en todo el país.

Ante la expectativa generada por el decreto que asigne una fecha definitiva para la medición censal y la nueva convocatoria a cabildo en la ciudad de Santa Cruz, el diputado por Comunidad Ciudadana (CC), Alejandro Reyes, aseguró que este encuentro será determinante para la radicalización de protestas o el levantamiento de las mismas.

Pese a esta posibilidad, se cuestiona la falta de voluntad política demostrada por autoridades para frenar el conflicto, usando los encuentros y mesas técnicas solo para dilatar el problema, postergando los pedidos de censo 2023 y pacificación, que surgen de todo el país.

“Este cabildo va ser determinante porque claramente el Gobierno no ha escuchado una demanda nacional y a tratado de confrontar con la región haciendo caso omiso a este pedido de pacificación y de realización del censo. Seguramente el cabildo va tomar decisiones importante y vemos que el pueblo boliviano, en sus distintas regiones, se está sumando”, sostuvo.

Adelantó que, en caso de determinarse la radicalización de medidas, es posible que el conflicto se extienda a todo el país de forma paulatina, por lo que está en manos del Gobierno el impedir esta peligrosa posibilidad. “Ya hay varios piquetes de huelga y otras medidas, todas pacíficas, pero esto se está incrementando debido a la negligencia y no escuchar ni siquiera a los propios parlamentarios oficialistas, que han planteado la realización del censo en 2023”, dijo.

Advirtió además que el tiempo que se toma desde el Ejecutivo para emitir un nuevo Decreto Supremo con la fecha definitiva para el censo, responde a un cálculo político, ante el miedo que se tiene a la reacción de la población. “Están calculando y tratando de ver las nuevas medidas a asumirse”, sostuvo.

Desde el oficialismo, el diputado Juanito Angulo, descalificó la medida reiterando que se trata de una maniobra política para desgastar a la actual gestión de Gobierno. “Es absolutamente injustificado. El tema del censo se ha establecido de forma objetiva, por lo que se trata de un pretexto para desgastar y desestabilizar”, dijo.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más