5 acciones de Evo morales y el MAS derivaron en crisis de 2019 y asunción de Añez

Expertos identifican al menos cinco acciones de Evo Morales y el MAS que derivaron en la crisis política del 2019 y en la asunción de Jeanine Añez a la presidencia del país.

Los hechos van desde el desconocimiento al referendo del 21 de febrero del 2016 hasta la salida de Morales del país en 2019.

A continuación el detalle: Primera acción, desconocimiento de los resultados del referéndum del 21 de febrero, en el cual el 51,3% del electorado dijo no a la modificación del artículo 168 de la Constitución, que establece solo una reelección. Morales iba por la tercera repostulación.

“El 21F marca un punto de inflexión en la democracia del país, porque Morales desconoce un referéndum que convocó. Desconoce la voluntad popular y que la población le había dejado el mensaje que no se prolongue en el Gobierno”, manifestó el analista Gregorio Lanza.

Segunda acción, legisladores del MAS recurrieron el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para que declare inaplicable cuatro artículos de Carta Magna y cinco de la Ley Régimen Electoral. El TCP, el 28 de noviembre del 2017, resolvió que la “reelección presidencial es un derecho humano” y Morales quedó habilitado.

“Cuando el pueblo dijo no a la reelección indefinida. En el congreso de Montero se dieron cinco alternativas (…). Solo sus ministros de Evo decían que él, era el único que podía ganarle a la derecha. Habíamos otros del MAS que teníamos la línea de sugerir a Morales que descanse por cinco años, en ese grupo estábamos varios, incluido el Gringo Gonzales”, dijo el exsenador del MAS Omar Aguilar.

Tercera acción, las irregularidades del proceso electoral de los comicios fallidos del 20 de octubre del 2019, que fueron detectadas por la auditoría de la Organización de Estados Americanos. En ese entonces, políticos y activistas acusaban a los entonces vocales del Tribunal Supremo Electoral de responder al jefe de Estado.

“Las elecciones del 2019 fueron anuladas por Evo Morales, y después renunció. Al anular las elecciones demostró que tenía bajo sus órdenes a los vocales del Tribunal Supremo Electoral. Además, el fraude electoral fue el segundo desconocimiento a la voluntad popular y eso molestó a la población”, declaró el politólogo Carlos Cordero.

Cuarta acción, la renuncia del entonces vicepresidente Álvaro García Linera y de los parlamentarios del MAS que estaban en el orden de sucesión constitucional. Legisladores del oficialismo, como la expresidenta del Senado, Adriana Salvatierra, dieron a conocer que esa acción fue coordinada con Morales.

“Posiblemente fue el fracaso de estrategas extranjeros que tenían el Gobierno. Morales quería una renuncia colectiva de todos sus legisladores y ministros para que se genere caos, y eso iba a causar el regreso de Evo al Gobierno. Querían hacer algo similar a lo que pasó con Hugo Chávez en Venezuela, pero no vieron que la realidad boliviana es distinta”, explicó el historiador y analista Pedro Portugal.

Quinta acción, la salida de Morales del país el 11 de noviembre para asilarse en México. Según expertos, este hecho causó un vacío de poder que dio paso a la asunción de Añez.

“Morales no pudo enfrentar al reclamo de la población por el fraude y decide huir, eso marcó su declive. Esto le pone un sello a Morales, el ‘patria o muerte’ en su antítesis de una persona que huye del país. Ahora esto es usado por la facción del MAS que no le responde, que lo tratan como cobarde”, enfatizó Lanza.

Los expertos indicaron que el MAS, sin Morales como candidato, hubiera ganado las elecciones del 2019 y que la victoria de Luis Arce de 2020 es la muestra. Coincidieron en que la ambición de Morales conllevó a la crisis política de hace tres años y a la polarización del país que aún está vigente.

“El desconocimiento del referéndum mermó votos al MAS. El tiempo ha demostrado que sí se le podía ganar a la derecha, con otro candidato del MAS. Luis Arce es la muestra que el MAS el 2019 hubiera ganado, sin necesidad de sacrificarlo y exponerlo a Evo. Los cerrados a otra candidatura eran los exministros”, aseveró Aguilar.

Transición

Portugal señaló que el gobierno de Añez estuvo alejado a las clases populares y solo apuntaba a visualizarse al exterior. Añadió que a las falencias de la gestión interina se sumaron los hechos de corrupción.

“Añez no entendía lo que pasaba y la pusieron de presidenta, tenía un entorno que no buscaba una renovación política, sino personas que buscaban usufructuar como el señor (Arturo) Murillo como los recursos del Covid (…). El gobierno de Añez siempre estuvo alejado a las clases populares”, complementó el experto.

Cordero aseguró que el gran error de la exmandataria fue que no cumplió con su rol de transición y se postuló a la presidencia, lo cual ocasionó el rechazo de la clase política y de la población. “La señora Jeanine Añez cometió el error de no realizar las elecciones lo más antes posible y luego de presentarse como candidata. Cambió su imagen y el sistema político la rechazó. La sanción a esta acción es que ahora está en prisión”, argumentó el politólogo.

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más