Adepcoca culpa a Evo por la sobreproducción de coca que generó la Ley 906

Los dirigentes de las regionales de los Yungas de La Paz identificaron al expresidente Evo Morales como el responsable de la «sobreproducción» de la hoja de coca, como consecuencia de la aplicación de la Ley 906 que legalizó las zonas «rojas» de producción de la planta.

Los productores de coca no solo enfrentan una disputa por un «mercado ilegal» que Arnold Alanes, aliado del Gobierno, instaló en la calle 1 de Villa El Carmen en La Paz, sino que afrontan un desplome en el precio a causa de la sobreproducción de la coca.

La actividad en el mercado de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), fundada hace 39 años, es acelerada e intensa; los camiones, camionetas y taxis estacionan en el garaje de esa sede para que los taques de coca sean cargados.

Los cargadores llevan presurosos los bultos de coca, cada uno con 50 libras, ahora tiene un costo de Bs 800, aunque antes tenía un valor de Bs 1.300, por lo menos, 500 menos en su precio, hace notar Ximena Merma, dirigente de la regional Milluwaya.

Atribuye el bajón de los precios a la sobreproducción de la hoja. Se remonta a la época del gobierno de Evo Morales, cuando alentaba a la mayor producción de la hoja, supuestamente para la industrialización.

«Gracias a la sobreproducción de coca ha bajado el precio, en el gobierno de Evo Morales se (ha) implementado la sobreproducción, no en anteriores gobiernos, él decía planten siempre (coca) para industrializar y esa ha sido una gran mentira para los productores», sostuvo.

Merma explica que la Ley 1008 establecía claramente las tres zonas de producción de coca: la zona de producción tradicional, la excedentaria en transición y la ilícita, «pero con esta Ley 906 se va implementando las zonas rojas», asegura.

La Ley General de la Coca a la que se opuso la Adepcoca reconoció dos zonas de producción, las zonas autorizadas y no autorizadas. Asimismo, esta norma fue polémica porque aumentó la extensión legal de los cultivos de coca de las 12.000 hectáreas permitidas hasta el 2017, a 22.000.

El dirigente de la regional Chulumani Wilson Mollehuanca en declaraciones a la ANF añadió que la «sobreproducción de coca» es una preocupación desde la aprobación de la Ley 906. «Esto es digitado por el Chapare quién estaba en la gestión de gobierno Evo Morales», dijo.

Detalló que actualmente la producción de la hoja verde se ha expandido incluso en parques nacionales donde antes era totalmente prohibido, también en las zonas excedentarias y rojas, «ahora vemos que es a nivel nacional, en varios departamentos ya se cultiva, esa es nuestra molestia», protestó.

Para el representante regional de Chulumani la única explicación es que la mayor producción de coca sea encaminada al ilícito del narcotráfico. «No vamos a tapar el sol con un dedo, el anterior gobierno, hasta el día de hoy que es del sector del narcotráfico y dónde quiere incrementar está a la cabeza de él el narcotráfico del sector del Chapare».

Este jueves, el diputado del MAS y de la región del Trópico de Cochabamba, Héctor Arce, en declaraciones a este medio de comunicación planteó la posibilidad de revisar la Ley General de la Coca, incluso manifestó que podrían existir hasta 10 mercados de la hoja. Nos obstante actualmente legalmente funcionan dos mercados: en Sacaba, Cochabamba y en Adepcoca, La Paz.

Desde el gobierno de Morales los productores de coca de los Yungas están divididos, las autoridades gubernamentales han alentado que las fisuras internas en ese grupo social se profundicen, incluso se asumieron acciones penales para la detención de los dirigentes. Franclin Gutiérrez estuvo detenido en San Pedro, acusado sin pruebas.

En esa línea, el dirigente regional de Coroico Mario Pampa dijo «nos quieren ahogar con ese precio y con esa su ley 906. Nosotros queremos que se dé cumplimiento a las normas».

Protestó que el objetivo de permitir el funcionamiento de ese «puesto de venta de Alanes» sea para legalizar la coca ilegal que se va produciendo en diferentes departamentos.

Actualmente, la Adepcoca está enfrentada con un grupo aliado del Gobierno y dirigido por Arnold Alanes, a quien incluso el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo y el de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, lo «reconocieron como dirigente» elegido en unas cuestionadas elecciones y tras tomar la sede de Adepcoca.

Ese 21 de septiembre de 2021, cuando ambos ministros llegaron a la sede de Adepcoca acompañaron a Alanes y le entregaron la resolución ministerial 342 mediante la cual restituyeron a las instalaciones de Adepcoca el mercado legal de coca que había sido llevada a Kalajahuira debido a los conflictos internos.

Sin embargo, un comité de autodefensa de Adepcoca el 4 de octubre tras enfrentamientos con la Policía retomó el control de esa sede. Alanes no ha quedado conforme y ha insistido en instalar su propio mercado con el aval del Gobierno.

Los dirigentes de Adepcoca a la cabeza de Freddy Machicado han insistido a las autoridades el cierre de ese centro de acopio y abasto, la pasada semana resolvieron movilizarse para que se cumpla la ley y la resolución 342.

«Vamos a seguir, vamos a seguir quien sabe ya no vamos a pedir que se cierre vamos a pedir que el Gobierno se vaya porque está haciendo daño a distintas organizaciones, no solo a Adepcoca», declaró Mollehuanca.
LoS Tiempos

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más