Oxígeno: bajan dosis a pacientes y convoy atraviesa problemas

14

Ante la escasez de oxígeno en los hospitales a causa de los bloqueos en las carreteras, médicos optan por bajar la cantidad de dosis que suministran a los pacientes graves, incluso dan de forma intermitente a los moderados. El convoy -que traslada 66 toneladas de este insumo médico desde Santa Cruz- atraviesa problemas para llegar a La Paz.

“En caso de continuar esta situación, muchas personas van a morir. Lo que se está haciendo en todos los servicios de emergencia es dosificar el oxígeno que se suministra a los pacientes. Se les está disminuyendo la cantidad y el tiempo que lo reciben. Es una situación crítica porque no se les está dando las dosis que requieren porque no hay este insumo”, dijo René Sahonero, especialista del Ministerio de Salud .

La escasez de oxígeno se agravó en La Paz, Oruro y Cochabamba desde que se iniciaron los bloqueos de carreteras por parte de integrantes de la Central Obrera Boliviana (COB) y personas afines al Movimiento A Socialismo (MAS). Los manifestantes exigen que las elecciones generales se desarrollen en septiembre y no octubre como propuso el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Cada unidad de terapia intensiva requiere un tubo de seis metros cúbicos al día y lo que hacemos ahora es abastecer para un solo día, cargamos en la noche para el día siguiente. Así están la mayoría de los hospitales”, dijo Sahonero.

Este insumo llegó a varios hospitales gracias a puentes aéreos que llegan desde Santa Cruz y en algunos casos gracias a la ayuda entre hospitales, pero ambas medidas no abastecen la gran demanda. “Por ejemplo, el Materno está sacando oxígeno de su planta para ayudar en algo al Hospital Obrero, pero tampoco alcanza”, contó el técnico del Ministerio de Salud.

Fernando Romero, médico del Hospital de la Mujer, contó se ven obligados a reducir el suministro de oxígeno a los enfermos. “Estamos limitando al mínimo a los pacientes críticos para que no se mueran y bajamos al mínimo su uso en las cirugías. Si antes usábamos un tanque para una operación, ahora sólo utilizamos la mitad en un menor tiempo”, afirmó.
El convoy traslada 66 toneladas de oxígeno para tres regiones.
Foto:APG

Romero dijo que un paciente moderado recibe este insumo médico de forma intermitente. “Le damos y le cortamos. El riesgo es que no obtiene la cantidad de oxígeno que requiere y puede entrar en problemas respiratorios. Pero debemos correr ese riesgo porque no hay más remedio”, explicó.

La falta de oxígeno se la denomina hipoxia y Romero advirtió que puede derivar en una falla neurológica permanente. “Dar menos de lo que requiere el cuerpo se puede generar cefaleas permanentes, alteraciones de la conciencia, están como mareados, y cuando la hipoxia es más severa hasta pueden causar fallas neurológicas irreversibles y se quedan con secuelas”, dijo.

Convoy atraviesa problemas

Para aliviar la falta de este insumo, el Gobierno envió un convoy con 66 toneladas de oxígeno que partió el lunes desde el oriente hasta el occidente del país. Sin embargo, la caravana atraviesa problemas pese a portar banderas blancas y contar con la compañía de vehículos de la Cruz Roja.

“El convoy está trancado, se quedó en Tiraque y no creo que llegue a La Paz porque un tramo fue tapado con tierra después de que hicieron volar (con dinamita) una parte de un cerro. Limpiar eso puede tomar entre dos a tres día en condiciones normales (sin bloqueos)”, explicó Sahonero.

El viceministro de Transporte Julio Linares dijo que hay una escasa “credibilidad” en los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y del MAS, quienes indicaron que en los puntos de bloqueo permitirán el paso de oxígeno y medicamentos. “Eso no se cumple, porque en Tiraque (Cochabamba) tres cisternas están detenidos por más de 24 horas a pesar de estar escoltadas por la Cruz Roja; además que por más de 10 horas detuvieron el convoy de 66 toneladas de oxígeno líquido en el municipio de Yapacaní (Santa Cruz)”, dijo, según una nota de prensa.
El convoy partió el lunes desde la ciudad de Santa Cruz en compañía de la Cruz Roja.
Foto:APG

Un segundo obstáculo es la gran cantidad de tierra que se dejó en el camino y que la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) requerirá al menos dos días como mínimo para habilitar la vía, en especial, en Cochabamba. “Los técnicos de la ABC informan que están utilizando maquinarias de las alcaldías en varios puntos de bloqueos, pues hay rocas y promontorios de tierra que será difícil de limpiar rápidamente”, agrega.

Horas antes, ayer en la mañana, el convoy atravesó el trópico de Cochabamba, uno de los puntos más críticos del bloqueo. “En este momento están pasando por aquí, Lauca Ñ, los cisternas que están destinados a La Paz. Nosotros somos de aquí, del trópico; siempre sentimos por la salud y estamos velando, dando espacio, desbloqueando, no hay ninguna convulsión, nada. Todos entendemos”, comentó un poblador.

Pagina Siete