Divisiones en el MAS, el TSE y sectores frenan el diálogo

13

La división al interior del Movimiento Al Socialismo (MAS), en la Central Obrera Boliviana (COB), los sectores movilizados y en el mismo Tribunal Supremo Electoral (TSE) demoran el diálogo convocado por la Iglesia Católica y la Organización de Naciones Unidas (ONU), para dar solución a la crisis agravada por el bloqueo de caminos en el país.

Entretanto, ya se han registrado pérdidas económicas millonarias y más de 40 muertes por falta de oxígeno en los hospitales.

El Órgano Electoral tuvo también una fisura luego de la publicación de una carta firmada por los vocales Daniel Atahuichi y Francisco Vargas, quienes la enviaron al presidente del TSE Salvador Romero, sugiriéndole reconsiderar la fecha de la elección general el 18 de octubre, en línea con el MAS. Antes de ser vocal del TSE, Atahuichi trabajó con el entonces ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, por lo que fue acusado de ser afín al MAS.

“Solicitamos a la sala plena la reconsideración de la fecha 18 de octubre de 2020 para las elecciones generales 2020 (…). No cabe duda que el problema político electoral está distrayendo de sobremanera la gestión pública de la economía y la salud”, señala la misiva. Dicho documento surge luego de que el presidente del TSE Salvador Romero ratificara la fecha de las elecciones para octubre, en la última reunión con la COB.

Por otro lado, Omar Aguilar, uno de los vicepresidentes de la Cámara de Senadores, aseguró que su partido pediría levantar los bloqueos a los sectores sociales y reveló que esta decisión se tomó con el expresidente Evo Morales. El senador Efraín Chambi también exhortó a evitar los enfrentamientos.

Evo Morales, desde Argentina publicó un tuit con un mensaje que fue interpretado como una instructiva. “Convoco a dirigentes sociales y pueblo movilizado a considerar propuesta borrador de Acta de Entendimiento trabajada por organizaciones sociales y @TSEBolivia, con ONU como testigo, para que el 18 de octubre sea, con ley, fecha definitiva, impostergable e inamovible de elecciones”, publicó en su cuenta personal.

Sin embargo, las movilizaciones de los grupos del MAS como los ponchos rojos y las mujeres Bartolina Sisa salieron de distintas comunidades del departamento de La Paz a bloquear las carreteras y llamaron a endurecer las medidas. Se sumaron juntas vecinales de la ciudad de El Alto y ahora el pedido es la renuncia de la presidenta Jeanine Añez.

En el departamento de Cochabamba, los cocaleros también salieron a bloquear y se enfrentaron con efectivos del orden, por lo que surge la duda de si esos sectores decidieron no obedecer la instructiva de Morales.

Asimismo, el máximo dirigente del entre matriz de los trabajadores Juan Carlos Huarachi pidió otra fecha para los comicios y dijo que serán las organizaciones quienes decidan si continuarán los bloqueos. Otros sectores de la COB piden levantar los bloqueos.

Por otro lado, la Confederación de Cooperativas de Bolivia (Concobol) advirtió ayer que sus afiliados saldrán a desbloquear si en 24 horas no se soluciona el conflicto que persiste sobre el tema electoral. “Las cooperativas mineras del norte paceño damos 24 horas a los movilizados, de lo contrario vamos a salir a desbloquear y dejar ingresar los alimentos”, advirtió Édgar Percy.

Los cocaleros de los Yungas, que ahora apoyan al Gobierno de Jeanine Añez, también dieron un plazo para desbloquear. Mientras cientos de grupos denominados “motoqueros” aparecieron en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz en rechazo a los bloqueos de rutas.

Diálogo

Ayer, el expresidente y candidato por Comunidad Ciudadana Carlos Mesa, el secretario general de Libre 21 Luis Vásquez y el vicepresidente de Creemos Marco Antonio Pumari confirmaron su asistencia a la convocatoria a diálogo que lanzaron la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), la misión de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE).

El MAS no logra un acuerdo interno para acudir a esta cita. Omar Aguilar anunció que por errores de coordinación no asistirán al diálogo y que esperan superar sus problemas.

“Hacemos un llamado a los sectores movilizados que están bloqueando caminos a deponer aquellas actitudes en bien de la convivencia entre bolivianos. Hoy más que nunca la unidad y la solidaridad son fundamentales para enfrentar los grandes retos de salud pública y la crisis política institucional que nos pone en escenarios de conflictividad y violencia, cuyas consecuencias podrían ser mayores si se mantienen las posiciones encontradas”, señaló Aguilar.

Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU Antonio Guterres, manifestó que el jefe del organismo internacional sigue con “preocupación” la crisis política y social que vive el país, y pidió que los actores en conflicto hagan los esfuerzos para preservar el estado de paz en el país. Asimismo, rechazó que no se esté dejando pasar insumos médicos en los puntos de bloqueo.

Pagina Siete