Advierten que grupos “insurrectos” usan armamento militar moderno

57

Tras la circulación de videos en redes sociales, donde se ve a personas armadas, incitando a la violencia, el experto en inteligencia, coronel en servicio pasivo del Ejército, Jorge Santistévan, en contacto con EL DIARIO, advirtió que estos grupos “insurrectos” usan armamento militar moderno y por las imágenes, están logísticamente equipados y entrenados.

“Están con armamento militar moderno y también obsoleto, pero que igual matan; algunas de estas armas se usaron en la guerra del Chaco y en la segunda guerra mundial. Ellos están portando fusiles Fal cal 7.62, fusiles Galil cal 5.56, AK 47 cal 5.56, fusil R-15 cl 5.56; fusil Browning, pistolas 9mm, escopetas tipo Taktic, un rifle Remington con mira, un fusil americano tipo Garand y fusil Mausser cal 7.65 ”, precisó.

En ese marco, dijo que hay elementos, pruebas e indicios suficientes para que el Ministerio Público inicie un proceso contra este grupo “insurrecto” que con su accionar pretenden atentar contra la vida de los habitantes del país y la estabilidad del Estado, los mismos estarían organizados para enfrentarse a las fuerzas militares.

Manifestó que la aparición de grupos armados, creados en el área rural, puede extenderse al área urbana, situación que obliga la intervención inmediata del Estado, a través de sus instituciones, para desarticularlos y ponerlos bajo la jurisdicción de la justicia.

Apuntó también que se debe levantar los puntos de bloqueo a nivel nacional, dar seguridad a la sociedad, proteger los servicios públicos esenciales, los bienes del Estado y asegurar la actividad civil, laboral y empresarial.

“No esperen que la sociedad civil se organice, para hacer el trabajo que compete a las autoridades e instituciones, eso podría dar lugar a una confrontación generalizada o guerra civil”, apuntó.

Por otro lado, aseguró que además del objetivo político, estos grupos insurrectos buscan controlar el mercado nacional e internacional de la droga, cuyo epicentro es el Chapare.

“Ellos se organizaron con la finalidad de atentar contra la vida, la integridad territorial y con la soberanía del Estado y tienen dos objetivos claros: uno es defenestrar a la presidenta Jeanine Añez y el otro es seguir controlando el monopolio de la droga”, dijo.

Asimismo, advirtió que están logísticamente muy bien equipados y entrenados porque se nota disciplina y formación.

“No hay motivo para subestimar y para dejar de pensar que son elementos que están actuando al margen de la ley, por lo tanto las instituciones deben empezar a tomar las medidas correspondientes como dice el mandato constitucional”, afirmó.

IDENTIFICADOS

Por otro lado, el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, informó ayer que están realizando pesquisas para identificar a las personas que portan armas de fuego en los bloqueos de diferentes puntos del país.

“Ayer (lunes) vimos ingentes personas con armas mostrando hacía las cámaras, una vez identificadas serán procesadas (…) se ha hecho la denuncia por la tenencia de armas, pero el Ministerio Público no puede entrar al Chapare los han amenazado, la Policía, igual se encuentra amenazada, se necesita gente del Estado para hacer este trabajo, pero por el momento se está haciendo trabajo de inteligencia e investigaciones”, dijo.

A más de una semana de los bloqueos que dispuso la Central Obrera Boliviana (COB) y el Movimiento al Socialismo (MAS) surgieron grupos armados, tal cual lo denunció en su momento el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, y lo ratifica el viceministro Javier Issa.

“Tenemos conocimiento de que hay gente armada como se ha visto ayer en las manifestaciones del trópico cochabambino, hay mucha gente armada se ha contado más de 280 rifles y armas largas, que van a ser utilizadas, no en contra del Ejército o la Policía sino en contra de los propios pobladores, los dirigentes van a disparar y le van a echar la culpa al Gobierno”, aseveró.

Están rondando por la región del Chapare motoqueros que transitan con sus armas y whipalas, ayer se observó en una plaza principal del trópico cochabambino, a un grupo grande de gente, probablemente del Chapare que portaban armas.

Al igual que en el altiplano, específicamente en las provincias Omasuyo y Camacho, se realizaron movilizaciones, haciendo énfasis en sus armas de fuego, con amenazas de agravar la situación si no renunciaba la presidenta Jeanine Añez y advirtiendo que llegarán a la ciudad de La Paz.

Ayer se repitió la misma escena en Yapacaní, movilización que fue convocada para reforzar el bloqueo y se presentaron los motoqueros con whipalas y fusiles, pidiendo la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez y la cabeza de Luis Fernando Camacho, según medios locales.

Estas escenas han sido motivo de que el Estado, a través del Ministerio de Gobierno, inicie la investigaciones correspondientes, pero también está tomando otras acciones, porque se trataría de presunta subversión, presumen las autoridades.

El Diario