Empadronan a población penitenciaria

11

Los privados de libertad de cárceles y carceletas de todo el país son censados a fin de conocer la situación jurídica de esta población, las condiciones de los recintos penitenciarios e identificar las dificultades que enfrentan durante la realización de los procesos. El exdirector jurídico Ramiro Llanos señaló que esta actividad es superficial, lo urgente por hacer es clasificar a los privados de libertad.

Este proceso se realiza en el marco de las acciones conjuntas de los ministerios de Gobierno y de Justicia, del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y la Fiscalía General de Estado con el apoyo del servicio nacional de identificación, del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la Agencia Estatal de Tecnologías de la Información y Comunicación (Agetic), el sistema de universidades.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, durante el acto de inauguración del proceso censal efectuado en el penal de Palmasola, en Santa Cruz, señaló que por primera vez se podrá tener una interpretación de perfil criminológico de la población penitenciaria; lo que permitirá realizar los ajustes correspondientes tanto en la política penitenciaria como en el sistema de administración de justicia.

Este operativo censal permitirá conocer aspectos de fondo acerca de la población privada de libertad, como su entorno social inmediato, sus antecedentes, que hacen a factores de carácter sociológico y psicológico, que permitirán determinar los ajustes a la política penitenciaria. “Queremos profundizar acerca de la realidad del interno, de sus circunstancias, su núcleo familiar sus antecedentes, algunos datos de la evolución de su vida (…) y hacer una sistematización y de repente hacer eventuales ajustes a nuestra política criminal que, en términos generales, se orienta a un proceso de rehabilitación”, puntualizó.

Anunció que la sistematización de toda la información emergente del censo permitirá contar con las bases para la elaboración de un proyecto de Ley de Régimen Penitenciario, refirió el ministro.

CLASIFICACIÓN DE INTERNOS

A diferencia de los objetivps mencionado por el ministro Romero, el exdirector nacional de Régimen Penitenciario, Ramiro Llanos, señaló que este censo en las cárceles del país no aborda los problemas de fondo, y solo esté orientado a recoger datos de la situación legal de los internos, cuando el trabajo que debe realizarse tiene que ver con la clasificación de los internos.

“Los cobros, extorsiones, torturas de presos sentenciados a preventivos, esos aspectos no señalan en el censo. Es un jueguito para tomar para decir que hay (internos) preventivos y sentenciados, no va a lo estructural”, manifestó Llanos.

LOGÍSTICA

Para la aplicación del censo el servicio nacional de identificación personal instaló 137 equipos de registro biométrico, se movilizarán al menos a 1.507 censadores para empadronar a más de 18 mil privados de libertad a nivel nacional, entre varones y mujeres, en 53 penitenciarías en todo el país.

A su vez, el ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce, destacó el esfuerzo y compromiso de las instituciones estatales involucradas. “Las 12 instituciones, que han venido realizando un arduo trabajo, a lo largo de los últimos meses, han hecho posible este censo humanitario carcelario para que se realice de manera simultánea en todo el país”.

Asimismo, agradeció al ministro de Gobierno, Carlos Romero, por el compromiso y predisposición para llevar adelante esta tarea humanitaria.

El proceso de verificación carcelaria, constituye, además, uno de los aportes más importantes en este ámbito que orientará los ajustes necesarios al sistema nacional de Régimen Penitenciario.

HACINAMIENTO EN SAN PEDRO

Actualmente el penal de San Pedro en la ciudad de La Paz cuenta con una infraestructura de 380 ambientes, pero la sobrepoblación de ese recinto carcelario supera los 2785 privados de libertad en condición de hacinamiento.

“A esta cárcel cada día ingresan alrededor de 12 personas con detención preventiva y sólo logran salir siete esa misma jornada, el restante, que varía entre siete a seis tienen que esperar” dijo al señalar que ese factor genera un preocupante hacinamiento.

El Diario.