Continúan críticas a declaraciones de Arce

3

Después de las declaraciones del ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, en el programa de televisión QNMP, de que 100 bolivianos son suficientes para llenar una canasta familiar, las críticas llovieron y lamentan la falta de conocimiento sobre la metodología de una canasta básica, que está en el Instituto Nacional de Estadística (INE). El economista y docente de la Universidad Técnica de Oruro (UTO), Ernesto Bernal, dijo que en esta muestra se avanzó desde 1993, con varias instituciones estatales.

El entrevistado dijo que las declaraciones del Ministro de Economía y del viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Jaime Durán, muestra un total desconocimiento de la metodología de una canasta básica, pese a que se trabajó desde 1993.

En ella intervinieron la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas (Udape) y así como el departamento gubernamental de Alimentación y Nutrición, con el apoyo del Banco Mundial.

El trabajo determinó la cantidad de proteínas así como de calorías que requiere una persona para cubrir sus necesidades básicas, y el INE avanzó en el tema con metodología de la Cepal, y por ello llama la atención el desconocimiento de las autoridades nacionales.

En base a ese trabajo, el INE definió los alimentos más consumidos por la población de cara a la Encuesta de Hogares, y el mismo reflejaba la cantidad de energía que necesita cada miembro de la familia.

“Eso se valoriza y en base a eso primero se saca la línea de extrema pobreza, que muestra una canasta normativa de alimentos, lo mínimo que debería consumir una familia de cinco personas o también”, otras instituciones prefieren abordarlo de otra manera, como per cápita, explicó.

ACTUALIZACIÓN

Bernal señaló que en base a datos del INE hizo una actualización de esas líneas de pobreza, de 17 por ciento, con una inflación registrada en 2018 de 1,51 por ciento, y el per cápita alcanza a 467 bolivianos, que una persona requiere mínimamente para su alimentación, de manera mensual.

Pero si la cifra se multiplica por cinco miembros, la suma se eleva a 2.335 bolivianos, recursos mínimos que requiere una familia en Bolivia tipo para su alimentación, pero el dato no incluye a otras necesidades, que también requiere una canasta familiar.

Es por ello que se ha ido definiendo cuánto debería ser el costo total de una canasta familiar, incluyendo salud, educación, y no solo alimentación, y para ello uso la metodología de Oshinski, tasa de metabolismo, y el presupuesto mínimo que requiere una familia tipo en Bolivia para un mes es de 4.370 bolivianos.

Mientras que el presupuesto o el ejercicio realizado por el Ministro de Economía no apunta a la calidad de vida, y el salario mínimo fijado de 2.060 bolivianos tampoco, ya que no es suficiente para una familia, debido a que no cubre el costo básico.

Además, ahí se debe añadir que una familia de menos ingreso tiene mayor cantidad de hijos. Es por ello que el Gobierno así como la Central Obrera Boliviana debe tomar nota que un salario mínimo debería estar en el orden de 4.370 bolivianos.

Entretanto, la Fundación Jubileo, en base a datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2017 fijó en 405 bolivianos el valor de la canasta básica de alimentos para superar la línea de pobreza extrema urbana, por persona.

El Diario.