Viacrucis en traslado de paciente con coronavirus

20

La mujer de 65 años, que dio positivo para coronavirus en el hospital municipal de San Carlos, enfrenta un viacrucis en su traslado a la ciudad de Santa Cruz, pues los trabajadores de salud de al menos cuatro hospitales les han cerrado el ingreso. Se conoció que la ambulancia deambuló por varios minutos sin saber su destino final hasta que se decidió acogerla en uno de los predios de la Gobernación.

Horas previas, la ambulancia con la paciente a bordo salió de San Carlos pasado el mediodía y se esperaba que llegue en dos horas al Hospital San Juan de Dios; sin embargo, los funcionarios de dicho nosocomio bloquearon la puerta de entrada y protestaron en contra de su llegada.

“No vamos a permitir su ingreso (de la mujer) porque en este hospital no existen las condiciones para atender un caso de coronavirus. Hay una gran cantidad de pacientes y personas que podrían contagiarse”, expresó una de las enfermeras.

La trabajadora de salud aseguró que este hospital de tercer nivel no fue preparado adecuadamente para recibir enfermos con Covid-19 y reclamó a las autoridades de las falencias.

Mientras tanto, en la entrada del hospital Japonés también se instaló una vigilia por parte del sindicato de trabajadores, cuyos dirigentes manifestaron que existe hacinamiento en este nosocomio, por lo que no permitirán que la paciente sea ingresada en el centro.

“Es inhumano que no quieran atender a la paciente en ningún hospital, pero también nosotros tenemos a familiares internados, que corren el riesgo de contagiarse, porque las autoridades están improvisando en su aislamiento”, comentó la familiar de una persona hospitalizada en el Japonés.

En el hospital municipal El Bajío también hubo resistencia por parte del sindicato de trabajadores de salud, pues cerraron la reja de ingreso, colocaron un vehículo cruzado y se “amotinaron” en ese lugar.

El pediatra del nosocomio, Julio Burgos, explicó que este centro asistencial no tiene la capacidad ni para atender a niños con dengue, debido a que varios pacientes se encuentran recostados en el suelo.

“Hay niños con dengue tirados en el suelo y si no se tiene capacidad para atender esos casos, menos aún para atender un caso de coronavirus”, comentó. También indicó que no cuentan con sala de aislamiento ni con personal especializado paran atender a pacientes con el nuevo virus.

Hasta las 18.30 horas, la ambulancia, con la mujer en el interior, seguía peregrinando. En el centro de salud del distrito 12, zona del Palmar, también se le cerró el paso.

Las autoridades sanitarias tenían previsto habilitar el centro de salud del Distrito 10 para que funcione como centro de referencia para pacientes con coronavirus; sin embargo, por falta de equipos y de médicos esto no se concretó.

Al finalizar la tarde de este miércoles, la ambulancia llegó al hospital del Distrito 12 de Los Lotes, sin embargo un grupo de familiares de pacientes del lugar, cerraron la reja del nosocomio para evitar la internación de la enferma.

El gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Roberto Tórrez, lamentó que vecinos y personal de salud se opongan a la habilitación de salas de aislamiento en establecimientos de salud en sus zonas, por lo que apeló a la racionalidad de población para que se permita a las autoridades aplicar los mecanismos de contención del virus.

“Tiene que primar la racionalidad, no importa dónde se instale un centro de aislamiento, pero que se lo haga para que la gente pueda ser atendida. No puede ser que vecinos se opongan, entonces, ¿dónde vamos a atender a los pacientes?

Estamos organizando los servicios para la población misma”, reflexionó el epidemiólogo. (El Deber)

El Diario.