Transporte público daña bolardos de vías alteñas

21

Con el propósito de lograr el descongestionamiento vehicular en el casco viejo de la Ceja, la Secretaría Municipal de Movilidad Urbana ha implementado bolardos (señales de tránsito) en varios sectores, pero al no ser valorado por el transporte público, son dañados de manera constante, según Fernando Flores, encargado de dicha instancia edil.

Estas señalizaciones que tienen varios sectores de la urbe alteña, como avenidas y otras vías de alto tráfico vehicular, son dañadas de manera constante, por parte de los choferes del servicio de minibuses, tanto de aquellos que salen desde la Ceja hacia la sede de Gobierno y el mismo servicio local.

La autoridad denunció que los operadores de estos dos sectores del transporte público no respetan estas señalizaciones que se han puesto con la única finalidad de normar el tráfico desordenado que provocan los minibuses, donde forman largas filas de manera desordenada para lograr captar pasajeros, pero que al intentar pasar de un lado a otro dañan estos bolardos.

“Estos dispositivos denominados bolardos, fueron implementadas con el objetivo de que se utilicen algunos carriles exclusivos, del servicio público de minibuses, pero lamentablemente, por conductores inescrupulosos e inconscientes, son dañados de manera permanente, con la intención de inutilizarlos definitivamente y hacer como siempre un tráfico desordenado al que están acostumbrados”, manifestó Flores.

Este problema se ha convertido en un tema recurrente, donde los choferes con una actitud malintencionada han roto estos bolardos, porque en muchas de las vías de alto tráfico de motorizados no les permite girar en U, tal como antes lo hacían y esa es la molestia de los conductores, porque afectan a sus intereses de tramear en desmedro de la economía de la población.

Según Fernando Flores, los sectores más afectados con este tema son la avenida Antofagasta sector Villa Dolores, vía donde cuenta con bolardos metálicos, los cuales en muchas de las oportunidades fueron rotos a pesar de haber sido repuestos.

Mientras que de la misma forma en la avenida 6 de Marzo, donde tiene bolardo de plástico también sufren las mismas consecuencias, las cuales de una manera indiscriminada no son respetados por los choferes del servicio público que se dirige hacia la ciudad de La Paz y algunos del servicio local de la urbe alteña.

En este último sector, la mañana del lunes más de ocho de estas señalizaciones fueron rotos, por los conductores de minibuses que bajan hacia la sede de Gobierno, donde con la intención de girar, sin consideración alguna lograron romper dichos bolardos.

Con la intención de que estos malos conductores sean identificados y sancionados se utilizará la grabación de las cámaras de vigilancia que se tiene en estos sectores, y de esta forma hacer reponer el costo de cada uno de los bolardos que es de Bs 200 los cuales deberán ser repuestos por estos malos conductores.

Como si fuera poco, en muchas de las ocasiones estos conductores en el momento de ser identificados por la Guardia Municipal de Transporte (GMT), quienes solo cumplen órdenes para anotar la placa del vehículo, los choferes se portan agresivos incluso con el riesgo de afectar la integridad física de los funcionarios municipales.

El Diario.