Con David Choquehuanca en el binomio azul, el ala pachamamista resurge

48

La candidatura a la vicepresidencia de David Choquehuanca por el Movimiento Al Socialismo (MAS) marca el regreso del ala pachamamista o indígena a la primera fila del partido azul. Para esta elección esa fuerza decidió prescindir de los “invitados” y concentrarse en su base social, indican legisladores.

Durante más de 10 años, la corriente indigenista o pachamamista en el gobierno de Evo Morales tuvo como cabeza visible a Choquehuanca, quien fue Canciller entre 2006 y 2017. Cuando dejó el Gabinete el exministro afirmó que volvería “a las bases”.

Su retorno a las altas esferas del MAS se da luego de la renuncia de Morales, después del fraude en los comicios del 20 de octubre de 2019 (20-O).

Asambleístas del partido azul coinciden en que el regreso del excanciller a la primera línea -aunque muchos sectores pedían que él vaya como presidenciable- tiene que ver con “garantizar” el voto de su base dura.

“Es darle la importancia a la esencia y naturaleza del MAS, que está conformado básicamente por los indígenas originarios y campesinos. Es un reconocimiento a los héroes que cayeron en Senkata y Choquehuanca es expresión de lo indígena. Por eso se lo incorporó y se le hizo un reconocimiento como candidato a la vicepresidencia”, manifestó el diputado Víctor Borda.

De cara a los comicios del 3 de mayo, a diferencia de las elecciones fallidas del 20-O, el MAS decidió prescindir de los “invitados”. “Lo que se pretende es garantizar el voto de los indígenas, en especial del área rural, y motivar a la clase media, a los citadinos, que tienen sus orígenes en los pueblos indígenas y apoyar este proyecto”, aseguró Borda.

El retorno del ala pachamamista también se hace evidente en el programa del partido azul, en el que se hace referencia al desarrollo con respeto a la Madre Tierra. “No podemos aspirar a un desarrollo sostenible si degradamos nuestro medio ambiente. Nuestra Madre Tierra es la fuente que necesitamos para nuestro desarrollo”, se lee en el plan.

Omar Aguilar, senador del MAS, aseguró que desde la fundación el partido azul, éste está conformado por una base social indígena, originaria y campesina.

“Por eso, Evo Morales tuvo el apoyo principalmente de estos sectores (…). Evo es nuestra sangre, es nuestro hermano. Ese tema sigue presente porque todos nuestros hermanos campesinos consideran que David Choquehuanca es el indígena, hermano y compañero que los representa”, aseguró el legislador.

“Más allá de una discusión de más indigenista, es un tema de identidad de las personas campesinas, indígenas principalmente del área rural”, agregó.

El analista político Marcelo Arequipa afirmó que el binomio Luis Arce-David Choquehuanca intenta apelar a la idea de unir el campo y ciudad.

“En este esquema quiere decir que el MAS volvió a sus bases sociales, a su núcleo más orgánico y la incursión de Choquehuanca como candidato tiene que ver con eso: con articular la mayor de sus posibilidades sobre esa base social que tiene”, explicó.

Aruquipa expresó que el MAS apostó por recuperar y solidificar su base electoral, el núcleo que tiene a nivel nacional de base indígena, originaria campesina, e intenta incidir con Luis Arce en sectores urbanos y de clase media.

El analista indicó que el tema de la reivindicación indígena está presente en el plan del MAS, pero que no es central. “El programa está para mostrar que son buenos administradores del Gobierno”, concluyó.

Pagina Siete.