4 claves para entender la reanudación de las relaciones diplomáticas Bolivia-Israel

17

Entre el 2 y el 6 de febrero, una comitiva diplomática israelí, encabezada por el embajador de ese país en Perú, Asaf Ichilevich, llegó a Bolivia para “escuchar los desafíos” que tiene el país para la reanudación de relaciones entre ambos Estados después de una interrupción de casi 11 años. Página Siete conversó de manera exclusiva con los diplomáticos.

A lo largo de su visita, la misión hebrea se reunió con la presidenta Jeanine Añez, la canciller Karen Longaric, el Ministro de Gobierno y autoridades de las carteras de Salud, Educación, Desarrollo Rural y Medio Ambiente.
Asaf Ichilevich, embajador de Israel en Perú.

Los encuentros se dieron en el marco de la decisión del Gobierno de transición boliviano de retomar las relaciones diplomáticas, que fueron interrumpidas en 2009 por el expresidente Evo Morales en medio de una de las ofensivas entre Israel y Palestina. Evo siempre expresó su apoyo a Palestina y más de una vez tachó a Israel de “Estado terrorista”.

En 2014 Morales tomó otra decisión más para marcar distancia con el Estado hebreo: exigir visas de ingreso a Bolivia a los israelíes, con lo que afectó la principal actividad económica de Rurrenabaque, Beni, el turismo, pues estos extranjeros eran los visitantes más frecuentes de ese destino para conocer el Madidi.
Shmulik Bass, director del Departamento de Cancillería de Israel para Sur América.

Para el embajador Ichilevich se trató de una decisión política que interrumpió “una amistad histórica, marcada por la solidaridad, la colaboración y el respeto”. “Tenemos que recuperar ese tiempo perdido. Los israelíes somos prácticos y buscamos soluciones a los problemas”, dijo.

“Estamos muy felices de retomar esta amistad”, añadió.

Shmulik Bass, director del Departamento de la Cancillería de Israel para Sur América, parte de la comitiva hebrea, remarcó que la visita a Bolivia buscó concretar la “medida técnica” que representó el anuncio boliviano del restablecimiento de relaciones.
Daniel Zonshine, director del Programa Mashav.

“Reiniciar relaciones con Bolivia para nosotros es mucho más que concretar un acto técnico, para nosotros es más que eso. La delegación es una muestra de la voluntad de Israel de acercarse inmediatamente a Bolivia, estrechar la mano y ver los requisitos para que podamos cooperar”, dijo.

“Es un primer paso para conocer los desafíos directos y las necesidades que tiene Bolivia. Israel, como país amigo, que tiene muchas soluciones para muchos problemas del mundo, puede compartir y trabajar con Bolivia”, añadió el embajador Ichilevich.

El representante remarca que la cooperación israelí se basa en compartir conocimientos. “No somos un país que puede financiar o dar apoyo con dinero, la idea es compartir conocimiento para que el otro país lo pueda adoptar”, sostuvo.
Un refugio en Rurrenabaque, destino favorito de los israelíes.

La reanudación de las relaciones entre ambos Estados se concretará cuando en Bolivia se posesione el nuevo Gobierno que sea elegido el próximo 3 de mayo. Entonces, Israel enviará a su embajador al país y esperará al representante boliviano en Jerusalén.

En tanto, los temas de cooperación entre Bolivia es Israel giraron o podrían giran en torno a cuatro claves:

  1. Educación De acuerdo con información de la comitiva hebrea, más de 1.500 estudiantes bolivianos se graduaron en Israel en diferentes áreas. En La Paz, la misión se reunió con representantes de estos becarios para conversar “sobre cómo se puede empezar de nuevo con los programas de becas, cursos y capacitaciones en función de los retos de Bolivia”, dijo el embajador Ichilevich.
  2. Ciencia y tecnología. Al estar muy relacionadas con la educación, la comitiva se reunió con el ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, para escuchar qué precisa el país en estos ámbitos. “Tenemos muchos avances en ciencia y tecnología y de regreso a Israel consultaremos. Entendimos que Bolivia tiene una instancia que trabaja con la creación de startup, un ámbito en el que Israel está muy avanzado. Tenemos miles de startups y muchas fueron compradas por gigantes de la tecnología mundial. En Israel se abrieron muchos centros de desarrollo de investigación, como Google, Microsoft, Facebook”, dijo Ichilevich.
  3. Turismo Hasta 2014, los israelíes eran los turistas más frecuentes en Rurrenabaque, atraídos por la magia del parque Madidi, sobre el que su compatriota Yossi Ghinsberg escribió un libro. Cada año llegaban alrededor de 17.000 visitantes hebreos, hasta que el anterior Gobierno impuso la visa para su ingreso, entonces el flujo bajó a 2.000. El embajador Ichilevich remarcó que sus compatriotas jóvenes “aman Bolivia y mantienen su deseo de quedarse más tiempo que en otros países de América Latina que visitan”. Añadió que el interés no es sólo de jóvenes, sino también de personas adultas, que se sienten atraídas por el Salar de Uyuni y el Madidi. Expresó su deseo de que Israel también sea un destino turístico para los bolivianos.
  4. Agricultura Si bien la visita de la comitiva hebrea fue un avance diplomático, se concretó para marzo la llegada de un experto en agua y agricultura “para escuchar los retos y problemas de Bolivia y ver qué cooperación se puede dar”, indicó Shmulik Bass.
    La comitiva hebrea.

Salud y empoderamiento de la mujer

Daniel Zonshine, director del Programa Mashav, la agencia israelí de cooperación para el desarrollo, fue parte de la comitiva hebrea que llegó a Bolivia en días pasados. Explicó que entre los programas que tiene la agencia destacan los de empoderamiento de la mujer y emprendedurismo, en los que destaca la capacitación e innovación e iniciativa empresarial, todo ligado con la tecnología, en lo que Israel destaca desde hace años.

Mashav también tiene programas en seguridad alimentaria y agricultura, educación para todos, medicina y salud pública, desarrollo comunitario, desarrollo rural y urbano, investigación y desarrollo, planificación y respuesta en caso de emergencia y ayuda humanitaria. Mayor información en la dirección mashav@haigud.org.il

Bolivia- Israel

Las relaciones entre Bolivia e Israel se acentuaron durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Bolivia otorgó pasaportes a miles de judíos perseguidos por el régimen nazi.

1947Bolivia firma en la Asamblea General de las Naciones Unidas, reunida en Nueva York, la Resolución 181 que permitió el nacimiento del Estado de Israel. La votación fue 33 votos a favor, 13 en contra y 10 abstenciones,

2009 , en medio de una de las ofensivas entre Israel y Palestina, el gobierno de Evo Morales decide romper relaciones con el Estado hebreo, expresando su apoyo a Palestina. En 2014 decide que los israelíes deben ingresar a Bolivia con visa.

2019 El Gobierno de transición de Bolivia decide retomar relaciones con el Estado hebreo después de una interrupción diplomática de 11 años. Una comitiva de ese país llegó a La Paz con el objetivo de avanzar en el reestablecimiento.

El Diario.