Telepizza se expande gracias a una alianza con Pizza Hut

13

Es una de las noticias que mejor se recibieron entre los fanáticos de una buena pizza en Bolivia, ya que la empresa Pizza Hut desembarcará pronto en la región, de la mano de una significativa alianza comercial con Telepizza. Se trata sin dudas de una iniciativa que busca incrementar el alcance de la ya popular empresa gastronómica, una de las claves para la expansión de acuerdo a cualquier manual de marketing.

La vedette de las pizzerías, Telepizza, ya cuenta con más de 477 locales en América Latina, de los cuáles una gran parte están en Bolivia. Según el comunicado de la firma, así como los trascendidos de las reuniones entre los jerarcas, se planea abrir cerca de 1.300 locales en los próximos 10 años, mientras que el número podría incrementarse a 2.500 para 2038, de acuerdo a los planes de la multinacional. Se trata de un notorio crecimiento, que implica la absorción de unos 950 locales de Pizza Hut en el mundo, la mayoría de ellos en la región (muchos podrían abrir en Bolivia), exceptuando a Brasil.

La empresa española, además cuenta con locales en diversos países del mundo, como en Rusia, Irán (es una de las primeras pizzerías extranjeras que abren en Teherán), Colombia, Perú y Panamá, entre muchos otros. La incorporación de Pizza Hut implica que los locales de la firma ibérica podrían convertirse en la marca norteamericana en Bolivia. Se trata de una muy buena forma de Telepizza para expandir todavía más su alcance en términos de delivery, además de ofrecer una nueva variedad de productos.

FACTURACIÓN Y FUTURO

Este nuevo avance es un producto de la significativa facturación que ostenta Telepizza, pero también la de la cadena norteamericana, que para 2017 fue de U$S 617 millones sólo en América Latina. Sucede que la región representa un jugoso mercado que muchos gigantes están buscando apoderarse, sobre todo en esta época en que prima la comida rápida en la mayoría de los países.

En el caso de la española, la facturación viene creciendo desde 2016, año en el que tuvo un notorio repunte hasta alcanzar los 10,7 millones de euros, para pasar a su récord de ventas en 2017 triplicando la cifra del año anterior con unos impresionantes 31,8 millones de euros. Esto le permitió tener en la actualidad la suficiente “espalda financiera” para animarse a concretar esta compra, que sin dudas le ayudará a crecer todavía más en ventas, ya que el mercado latinoamericano es visto como uno de los emergentes en términos de franquicias gastronómicas.

Eventualmente aparecerán decenas de nuevos Pizza Huts en toda Bolivia, como una forma de conquistar un pujante nuevo mercado. Es que una de las características principales de la firma es su comida picante y ya conocemos el fanatismo de los bolivianos por estos productos.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More