La Defensoría verifica que las oficinas de la FELCV carecen de equipos, celulares y hasta internet

La Defensoría del Pueblo realizó este lunes un verificativo simultáneo a las 117 oficinas de la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (FELCV) distribuidas en todo el territorio nacional, y encontró problemas recurrentes como falta de equipos, como computadoras o celulares, o deficiencias en la infraestructura, como contratos fenecidos o ambientes improvisados, y problemas de logística, como la falta de médicos forenses que deben ser ubicados en otras reparticiones.

El operativo tenía la finalidad de corroborar las condiciones en las que las oficinas de la FELCV atienden a las víctimas de violencia, principalmente en los aspectos de equipamiento, infraestructura y capacitación del personal, para lo cual se desplazó el personal de la Defensoría en los nueve departamentos.

El Defensor del Pueblo, Pedro Callisaya, encabezó la intervención con una visita a las oficinas de la FELCV Genoveva Ríos, ubicadas en la zona Ferropetrol de la ciudad de El Alto. Allí le llamó la atención, el hallazgo de que personal de investigaciones utilizaba sus propias computadoras.

“Acabamos de detectar que los investigadores, en la parte operativa, tienen insumos propios, como equipos de computación. Ésa es una limitación ostensible, que hay que superar de una vez, de tal manera que se pueda exigir una adecuada atención a las víctimas de violencia”, señaló la autoridad defensorial.

También cuestionó la revelación del Director de la FELCV, coronel Wálter Lenz, quien estuvo presente en la verificación que hizo en El Alto. Éste le comentó que ya había fenecido el contrato de comodato de la infraestructura que ocupaba esta repartición policial. Además, el Director le comentó que ya habían recibido la notificación para devolver ese ambiente.

“Dice que ya les comunicaron que deben desocupar. Entonces, hay que dar otro espacio a esta unidad; de lo contrario, los más afectados serán las víctimas de violencia. Las autoridades deben dar una infraestructura óptima a la FECLV”, subrayó el Defensor del Pueblo.

Luego de realizar un recorrido por los ambientes de la FELCV y hablar con los servidores públicos, quienes también hicieron notar las carencias de insumos con las que trabajaban, la autoridad defensorial se entrevistó con las víctimas que buscaban atención en dichas oficinas para conocer cómo eran atendidas.

La Defensoría del Pueblo consideró necesario realizar este verificativo, porque ya se cumplieron 10 años de creación de estas oficinas y era pertinente evaluar el estado de situación de estas unidades policiales que atienden los casos de violencia contra la mujer, que van en aumento en los últimos años.

Según datos de la Fiscalía General, del 1 de enero al 30 de septiembre de 2022 se registraron 69 feminicidios: en La Paz 26 víctimas, Santa Cruz 18, Cochabamba 9, Tarija 6, Potosí 5, Beni 2, Chuquisaca 2, Oruro 1 y Pando no reporta casos. Y llama la atención la crueldad con la que los autores procedieron en algunos casos.

En la ciudad de La Paz, el personal defensorial encontró que el 90% de las ocho oficinas de la FELCV visitadas no cuenta con espacio suficiente para la atención de las víctimas, y que también ese porcentaje no tiene conexión a internet ni fotocopiadoras. Además, que ninguna de las oficinas tiene un equipo multidisciplinario.

En Cochabamba, los ambientes policiales son adaptados y el personal que allí trabaja tiene que pagarse los materiales que utiliza en sus labores. Además, deben movilizarse a otras oficinas en busca de un médico forense. También las oficinas de las FELCV tienen insuficiente cantidad de equipos de computación y carencia de celulares para la recepción de denuncias.

Los ambientes de la FELV en Chuquisaca son reducidos. En la ciudad de Sucre, cuentan con un único ambiente para la atención de las víctimas, espacio que es compartido con los efectivos policiales. En la FELCV de Patacón, hay carencia de personal, y en la oficina de Villa Armonía toda la unidad está en un único ambiente y no cuenta con equipo multidisciplinario.

En Tarija, la oficina central de la FELCV no tiene un espacio privado para la atención de las víctimas de violencia sexual, y los operadores carecen de equipos de computación en buenas condiciones, pues éstos no cuentan con tinta de impresión. Además, se detectó que los gobiernos municipales no responden de forma oportuna a los requerimientos de esta unidad.

Pese a que la infraestructura es nueva, en Beni carecen de equipamiento, como computadoras, impresoras y los muebles se encuentran en pésimas condiciones. Además, la oficina de la FELCV de Trinidad no cuenta con un equipo multidisciplinario.

La falta de espacio también es un problema en la FELCV de Oruro, pues tanto la Dirección Departamental como las demás unidades policiales no tiene espacio para la atención de las víctimas de violencia que resguarde la privacidad y evite la revictimización. Además, las autoridades policiales solicitaron a la Defensoría del Pueblo que coadyuve en las gestiones para la construcción de un edificio para una atención integral.

En Potosí, se encontró falta de equipamiento y de servicio de internet. También, que los servicios higiénicos tanto para la población como para los funcionarios de la FELCV no funcionan, pues no cuentan con agua. En las oficinas, existe hacinamiento. Asimismo, la FELCV carece de una infraestructura propia, pues la que usa pertenece a la EPI 8.

También faltan equipos de computación en Cobija, Pando, además de celulares para la recepción de denuncias.

El Defensor del Pueblo dijo que los resultados de este verificativo serán dados a conocer de manera oficial el miércoles de esta semana. Pero adelantó que las autoridades competentes deben atender las necesidades de estas reparticiones policiales, como los hallazgos de falta de equipos y problemas con la infraestructura.

“Es un compromiso que deben asumir las autoridades, no solo desde la perspectiva de fortalecer la FELCV sino también la prestación legal que realizan. Los gobiernos nacional, departamental y municipal deben fortalecer a las oficinas de la FELCV para optimizar la atención a las víctimas de violencia”, destacó Pedro Callisaya.

Fuente: Urgente.bo

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más