FmBolivia
Radio FmBolivia

Nada detiene la violencia: La Paz tiene el doble de feminicidios que Santa Cruz

9

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Nada detiene la violencia, nada detiene los crímenes contra las mujeres. Estrella Rosa, de 31 años, desapareció hace más de 15 días. Fue encontrada el viernes sin vida dentro una bolsa de yute. Fue asesinada con un disparo en la cabeza y enterrada en medio de un montón de piedras en un terreno de Pampalarama, en el municipio de La Paz.

Estrella Rosa –que dejó a una niña de 11 años en la orfandad- se suma a una lista que nunca tiene un final. Es la víctima número 34 del año en La Paz, el departamento que registra este 2020 más casos de feminicidios en Bolivia y pone en alerta a las autoridades.

De los 92 crímenes contra mujeres que hasta la fecha dejaron dolor y luto en Bolivia, 34 se reportaron en el departamento de La Paz, el doble de los 15 que se registraron en Santa Cruz y casi el triple de los 12 que ocurrieron en Cochabamba, según un registro elaborado por Página Siete. Los feminicidios se registraron desde el 1 de enero hasta el 9 de octubre, dos días antes del 11 octubre, Día de la Mujer Boliviana, que se recuerda hoy.

Oruro registró 11 feminicidios. Le siguen Beni con seis, Potosí con cinco, Chuquisaca con cuatro, Tarija con dos y Pando con dos, según el registro que fue elaborado por este medio.

“Es un dato muy doloroso”, dijo la representante del Colectivo Mujeres de Fuego, Ángela Nogales, respecto a las casi 100 mujeres que perdieron la vida en manos de sus parejas. Y este número duele más hoy, cuando se recuerda el Día de la Mujer Boliviana.

La responsable de Incidencia Política de la Coordinadora de la Mujer, Lucía Vargas, aseguró que como institución se encuentran muy preocupados porque los casos de feminicidio no se reducen. Este año, de enero al 11 de octubre, se registran 92. El año 2019, en el mismo tiempo, se reportaron 94 asesinatos contra mujeres.

“Reconocemos los avances que se dieron en los últimos 15 años respecto a los derechos de las mujeres, (los mismos fueron) plasmados en un conjunto de normativas, pero se quedaron solamente en el papel, porque pocos de estos derechos se están llegando a concretar en la vida diaria de las mujeres”, explicó Vargas.

Según la experta, las mujeres deben afrontar situaciones extremas de violencia y la violencia extrema como el feminicidio.

La Paz, un departamento rojo

El departamento de La Paz cuenta con un tercio de los 92 casos de feminicidios que se registraron hasta fecha en Bolivia. Esta situación llama la atención y preocupa a las autoridades y las activistas.

¿A qué se debe ese alto índice de asesinatos contra mujeres en La Paz? Según las representantes de colectivos de mujeres y autoridades departamentales de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), esta cifra alta de casos se debe a temas culturales y al machismo que está muy arraigado en el departamento paceño, en especial en el área periurbana.

“El machismo está muy enraizado en La Paz. Muchos de los agresores se creen dueños de sus parejas, cuando hay algo que ellos no creen que es adecuado, recurren a la violencia. (Esta situación) luego se traduce en la muerte de la mujer”, aseguró a Página Siete el director de la Felcv de La Paz, Juan Camacho.

De acuerdo con la experiencia de Camacho en la dirección de la Felcv, se ha visto que especialmente en el área periurbana y en el área rural de La Paz, aún “la mujer cree que debe tener ‘respeto’ a su pareja y por eso no presenta una denuncia cuando recibe una agresión”.

Para la psicóloga y la especialista en temas de feminicidio Marynés Salazar, “aquel hombre que se ha formado como el poseedor o como el dueño (de su pareja) descarga su rabia e ira en aquello que considera su objeto, es decir en el cuerpo de la mujer”.

De acuerdo con la especialista, “el feminicidio es una violencia estatal, es la eliminación del cuerpo de una mujer”.

Salazar indicó que cuando “se habla de violencia estatal, se refiere a toda la violencia socialmente tolerada hacia la mujer, esa violencia simbólica y mediática que causa la desensibilización de la población, en especial en los varones”.

Según la experta, a partir de ese proceso se presenta la violencia psicológica en los entornos más íntimos, luego la violencia física, después la sexual y termina en muerte.

Respecto a la elevada cifra de feminicidios en el departamento paceño, la representante del Colectivo Mujeres de Fuego, Ángela Nogales, dijo que La Paz tiene “una sociedad con características machistas y patriarcales, por lo tanto una forma de expresar este tipo de particularidades es la violencia entendida como disciplina para las mujeres, como establecer dónde tienen que estar, qué decir y qué hacer”.

Nogales explicó que este tipo de características se deben también a las sociedades y las familias que promueven la conciliación porque están más preocupados en lo que dirá la gente, la familia o qué pasará con los hijos y con la mujer. “Eso reduce el autoestima de la mujer y provoca una dependencia emocional y económica”, sostuvo.

La representante de la Coordinadora de la Mujer, Lucía Vargas, explicó que con los cambios sociales existe mayor empoderamiento de las mujeres y una resistencia de una sociedad machista y patriarcal, lo que genera violencia. “Hay cambios importantes a nivel social y están relacionados a que las mujeres ya no son sumisas y obedientes. Estos cambios están desafiando al machismo que limita estos roles”, dijo.

Nogales aseguró que al ser La Paz la sede de Gobierno, la población se preocupa más en el tema político. Por esa razón, en esta región se debe priorizar temas de prevención de violencia y feminicidio.

Para la familia de Estrella, ella no es un número más del registro de feminicidios, ella es una hija, una hermana y una madre. Ahora, los más cercanos de la joven, el único consuelo es conseguir justicia. “Pedimos que el asesino pague por la muerte de mi hermana”, insistió un familiar que sabe que luego del entierro comienza una peregrinación para luchar contra la impunidad.

Betzabé, asesinada por un exteniente

En agosto, Betzabé Mara Alacia Z., de 24 años, fue asesinada cruelmente por su enamorado, un exteniente de Policía, en Cochabamba. Quería estudiar administración de empresas.

Luto: Marcelina fue golpeada hasta morir

Marcelina, de 77 años, fue encontrada sin vida en su cama en la localidad de Tarabuco (Chuquisaca). Tenía múltiples golpes en el cuerpo, pero los mortales se registraron en el abdomen.

Nancy fue violada y asesinada a golpes

Nancy F. G. fue violada, golpeada brutalmente y asesinada por cuatro hombres. El cadáver fue encontrado la noche del martes 16 de septiembre en un terreno baldío de la ciudad de Oruro.

Dolor: Lucía fue estrangulada

Lucía fue estrangulada por su pareja en su casa. Luego de cometer el crimen, el asesino se quitó la vida. El hecho se registró marzo, en la zona de San Martín de El Alto.

Mónica fue hallada muerta en su cuarto

Mónica Morales Ruiz, de 23 años, fue encontrada sin vida en la habitación en la zona Alto Alianza, en La Paz. Era cantante de un grupo musical. Tenía signos de violencia.

Carmen, asesinada por su pareja

Carmen P.M. -que se encontraba embarazada de cuatro semanas- fue golpeada en junio por su pareja hasta morir. Vivía en alquiler en una vivienda de la zona Norte de Santa Cruz.

Epifania dejó un bebé en la orfandad

Epifania Mamani Huchani fue asesinada en octubre en su casa en la comunidad de Sivicani, en Calamarca, La Paz. La mujer dejó en la orfandad a una bebé de nueve meses.

Helen fue golpeada brutalmente

En abril, Helen, de 17 años, fue asesinada brutalmente a golpes por su pareja, Abel, en Villa Mercurio de El Alto. Fue trasladada sin vida a un hospital por su verdugo que intentó ocultar el crimen.

Ana fue atacada con una botella

Ana L.A. fue atacada con una botella de vidrio por su esposo. La mujer tenía el rostro destrozado y murió luego de agonizar en un hospital. El hecho se registró en junio en El Alto.

Cirila recibió golpe mortal en la cabeza

Cirila C.M., de 41 años, fue asesinada en su casa, en la comunidad de Cochiri, en Mecapaca, La Paz. El cadáver fue encontrado en una quebrada. Tenía lesiones en la cabeza y en un brazo.

Este municipio registra 17 feminicidios en lo que va del año
El Alto, el municipio con más crímenes contra las mujeres

El Alto es el municipio que registra más feminicidios en todo el país. Desde enero hasta la fecha esta población reporta 17 asesinatos contra mujeres. Activistas aseguran que en muchos casos las mujeres no saben cómo denunciar o a qué número llamar cuando sufren violencia.

Hace cinco días, Mónica Morales, de 23 años, fue encontrada sin vida por el personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) en la zona Alto de la Alianza de la urbe alteña. Por tratarse de un feminicidio, el caso fue derivado a la Felcv, instancia en la que se investiga el hecho. La joven era estudiante y vivía con su pareja.
17 mujeres fueron asesinadas por sus parejas en El Alto.
Foto:Archivo

Morales es la víctima número 17 de la ciudad de El Alto, según un registro elaborado por Página Siete. Con esos datos, la urbe alteña se convierte en el municipio con más casos de crímenes contra la mujer en el departamento de La Paz.

Los otros municipios del departamento paceño con más casos de feminicidios son La Paz con 10 casos, Sapahaqui con uno; Viacha con dos, Mecapaca con uno, Colquiri con uno y Chuca Cocani con uno.

Según la representante del Colectivo Mujeres de Fuego, Ángela Nogales, en Bolivia, pero especialmente en El Alto, muchas mujeres no conocen las normas y menos las líneas telefónicas para denunciar actos de violencia.

“Se ha visto que muchas mujeres incluso no manejan los teléfonos digitales”, dijo la activista al contar que en algunas ocasiones las víctimas la llaman para denunciar un hecho de violencia y cuando Nogales pide su ubicación, ellas “no saben cómo enviar este dato”.

Nogales dijo que hasta hace dos años, Cochabamba era uno de los departamentos con el mayor índice de feminicidios, pero se logró bajar la cifra porque se hizo mucha incidencia en la sensibilización y la prevención de los casos. Se conformó además la Coordinadora Departamental para que la mujer pueda denunciar hechos de violencia. Se buscó llegar a casi toda la población para socializar la línea para hacer la denuncia.

Para la responsable de Incidencia Política de la Coordinadora de la Mujer, Lucía Vargas, El Alto, “un municipio joven”, registra más casos de feminicidios por varios factores, “como los temas económicos y la pobreza”, además en esta urbe “hay un flujo migratorio muy importante y no existen redes de apoyo y protección (para atender el tema de la violencia”.

Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas