FmBolivia
Radio FmBolivia

Terminal Metropolitana de El Alto tiene casi tres años de retraso por falta de previsión municipal

23

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La construcción de la Terminal Metropolitana de El Alto lleva casi tres años de retraso, pues su entrega estaba prevista para el 26 de diciembre de 2016 pero hasta la fecha la obra solo tiene un 67% de avance. Un concejal y un arquitecto explicaron que estos retrasos se deben a la falta de previsión del gobierno municipal en la asignación presupuestaria anual.

La edificación de la Terminal Metropolitana alteña ya sufrió cuatro ampliaciones de la fecha de entrega, y las cuatro fueron avaladas por la Alcaldía de Soledad Chapetón.

Según las órdenes de cambio, las razones para ampliar los plazos están previstas en el contrato de adjudicación de obra; sin embargo el legislador del Movimiento al Socialismo (MAS), Juanito Angulo, y el arquitecto y asesor de la concejal Nancy Mamani, (también del MAS), Ramiro Márquez, coincidieron en señalar que la Comuna recorta cada año los presupuestos asignados a esta obra para destinarlos a otras.

La Terminal Metropolitana comenzó a construirse el 28 de mayo de 2015, durante la gestión del alcalde interino Zacarías Maquera, aunque el exedil Édgar Patana fue quien dio inicio al proyecto con la firma del contrato. Debía ser entregado el 26 de diciembre de 2016 y tiene un costo de 254 millones de bolivianos.

La obra se emplaza en un área de 12 hectáreas, ubicadas detrás de la Aduana, en la zona Villa Bolívar D y tendrá espacio para más de 80 empresas de transporte interprovincial, interdepartamental e internacional. Actualmente, el transporte interdepartamental utiliza las calles de la zona Villa Bolívar A, lo que contribuye a congestionar la Ceja de El Alto.

De acuerdo con las órdenes de cambio, a las que tuvo acceso Cambio, los retrasos se deben a «una solicitud planteada por la Empresa Contratista por eventos compensables considerados en la minuta de contrato entre ellas cláusula trigésima entre otros, siendo ellas: las lluvias puntuales acaecidas en obra en los meses de octubre, noviembre y diciembre de la gestión 2016 y los meses de: enero y febrero de la gestión de 2017». Estos permisos cuentan con la firma de la alcaldesa Chapetón.

Pero esta explicación no convence al concejal Juanito Angulo. «Hay un problema con los recursos para la Terminal Metropolitana y es que los fondos que se asignan en el Programa Operativo Anual (POA) son insuficientes porque el Ejecutivo Municipal mueve el dinero entre partidas. Es decir que al iniciar el año le da determinado monto a una obra, pero en el transcurso del año le resta para dárselos a otras obras u otros gastos», explicó su posición.

Puso como ejemplo, que en la gestión 2017 se asignaron 33 millones de bolivianos para la terminal, pero luego de los «ajustados» del POA la obra quedó con un presupuesto de ocho millones de bolivianos.

El arquitecto Márquez coincidió con Angulo. «En el caso de la Terminal, el tema de la lluvia es un recurso que tiene la empresa; porque muchas veces la comuna asigna un monto a la empresa, pero a veces no alcanzan para cubrir las necesidades por ejemplo para contratar al personal necesario para avanzar en el proyecto», indicó.

Márquez añadió que si bien la lluvia afecta el avance de trabajos en suelo, como ser el vaciado de vías de ingreso, la empresa podría planificar el trabajo en otros ítems que no sean afectados por las precipitaciones, pero no lo hace porque lo que desembolsa la Alcaldía no es suficiente.

Cambio pidió una posición de la Comuna alteña a la Unidad de Comunicación, que no la hizo conocer hasta el cierre de edición.

Gr / CAMBIO

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas