Alcaldía habilitó estanque en sector de Sak’a Churu

2

El relleno de Sak’a Churu inauguró ayer el estanque para lixiviados y una celda para patógenos. En la oportunidad, el alcalde Luis Revilla descartó anteriores denuncias de filtraciones en ambos espacios.

La primera autoridad de la ciudad de La Paz informó que a partir de ayer entró en funcionamiento la piscina para lixiviados, se trata de un estanque para el tratamiento de aguas tóxicas, con una capacidad máxima de 2.900 metros cúbicos.

En una inspección técnica junto a los medios de comunicación, Revilla hizo un recorrido al relleno sanitario de Sak´a Churu, donde también se habilitó una celda para recibir residuos patógenos de los hospitales, con una capacidad de funcionamiento para un año.

La primera celda tiene funcionamiento, programado hasta diciembre, luego se construirá la segunda que se espera que opere durante seis meses.

Revilla informó que en los siguientes 30 días, se instalará una planta de tratamiento de lixiviados, previo a esta instancia los residuos serán tratados en un 100 % y los líquidos serán concentrados a través de cursos artificiales.

Desde ayer, la Alcaldía paceña se hizo cargo formalmente de la administración del nuevo relleno sanitario. Esto a raíz del amparo que ganó la empresa de Tratamiento Especializado de Residuos Sólidos y Servicios Ambientales (Tersa). El pasado jueves, se entregó la Intención de Resolución de Contrato a la entidad y ayer se entregó la resolución como tal, de esa forma es que el Gobierno Municipal administra íntegramente el botadero.

La Alcaldía está en proceso de contracción de una empresa que se haga cargo de la administración de Sak´a Churu para los siguientes tres años. Asimismo, se prepara una licitación pública para la contratación de una entidad que se encargue del cierre definitivo del anterior relleno de Alpacoma.

Revilla indicó que no hay riesgo de deslizamientos de los desechos y las piscinas en donde son vertidos las aguas tóxicas, está a distancia del estanque de lixiviados, que se encuentra en una parte más baja del terreno, las mismas que recién fueron habilitados ayer. “Entonces no pudo haber derrames de líquidos en Sak´a Churu, como mencionó anteriormente el alcalde de Achocalla, Dámaso Ninaja”, dijo.

Respecto al manifiesto ambiental, que aún no entregó la Gobernación, para el proceso de regularización del relleno sanitario, Revilla dijo que se cumple todos los requerimientos para un adecuado funcionamiento del botadero y se estaría desmereciendo a los profesionales especializados de La Paz, quienes son los que mejor conocen los suelos y geología de la ciudad.

Por su parte, el pasado martes el director de comunicación de la Gobernación de La Paz, Edgar Ramos indicó que evidentemente la alcaldía paceña es la institución, que tiene el mejor conocimiento de la topografía en la urbe paceña. No obstante: “la Ley de Medio Ambiente 1333, la Ley de Residuos Sólidos 755 y el Decreto Supremo de Proyectos Ambientales 3549, indican que los estudios de topografía y de condición de suelos para este tipo de proyectos ambientales tienen que ser certificados por una entidad externa al lugar donde está ubicado el proyecto”.

El Diario.