Adepcoca: Vocero presidencial defiende dirigencia de Arnold Alanes

Apelando a una secuencia de fechas, el vocero presidencial, Jorge Richter, defendió este domingo la dirigencia paralela de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) a cargo de Arnold Alanes. Dijo además que se debe identificar a los responsables de la toma y quema del mercado ilegal de esta facción, que funcionaba en Villa el Carmen.

“El 21 de diciembre de 2020 un amparo constitucional restituyó a Elena Flores como presidenta de Adepcoca y el 31 de julio de 2021 termina su mandato. Este es el elemento importante, porque después de su gestión se debe llamar a elecciones. En ese proceso sale elegido el señor Arnold Alanes, en ánforas, y 16 días después es elegido en asamblea. Pero el 4 de octubre de 2021 hay asalto por parte de Armin Lluta y el comité de autodefensa que luego elige a Freddy Machicado como dirigente de Adepcoca”, argumentó Richter.

Indicó que el problema debe ser entendido por sus antecedentes. Para ello hizo referencia al 31 de julio de 2019, cuando –según afirmó- una asamblea de los cocaleros eligió a Elena Flores (militante del MAS) como la presidenta de Adepcoca. Hizo referencia a que en noviembre de ese año, “aprovechando la crisis en la que estaba el país”, ella fue víctima de un golpe por parte de Franklin Gutiérrez y Armin Lluta, motivo por el cual tuvo que recurrir al Amparo.

Sin embargo, el conflicto cocalero data de al menos cinco años atrás. La ruptura al interior de los cocaleros de los Yungas de La Paz, y con el Gobierno, empezó el 8 de marzo de 2017, con la promulgación de la Ley General de la Coca.

En rechazo a la norma, Adepcoca -entonces liderada por Franklin Gutiérrez- presentó varios recursos legales y promovió una serie de movilizaciones que llegaron a cercar la Plaza Murillo. La represión fue tal que abrió una grieta entre ambas partes. Esta ruptura decantó en el intento del partido de gobierno de conseguir, desde dentro, una dirigencia afín al MAS. Empero, al no poder lograrlo, en 2019 se conformó una dirigencia paralela.

La dirección orgánica reeligió a Gutiérrez, por lo que un grupo paralelo, que entonces se denunció era afín al MAS, realizó otra elección en la que se eligió a Elena Flores. Después de varios enfrentamientos por el edificio de de Adepcoca en Villa Fátima, Flores abrió un mercado paralelo que funcionó en diferentes lugares.

Hasta la fecha, esta facción ha hecho siete intentos de instalar un mercado paralelo. El último es el de Villa el Carmen, que el jueves pasado fue tomado y quemado por los cocaleros que apoyan a la Adepcoca orgánica.

Sobre estos hechos, Richter dijo que “no pueden ocurrir acciones desbordada y que no ocurra nada”. “Cuando se trata de imponer posiciones por la vía violenta pues esto tiene que generar responsabilidades. No puede ser que se camine impunemente por el país generando hechos de violencia”, sostuvo.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más