FmBolivia
Radio FmBolivia

Desaguadero, sin control y con otro cementerio por la Covid-19

14

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Hasta hace unos días se registraban hasta tres entierros diarios. Aferrados a su fe, hicieron jornadas de oración. Dicen que desde entonces los decesos pararon.

El municipio fronterizo de Desaguadero, que une a Bolivia y Perú, quedó con escaso control militar por el repliegue de uniformados luego de que algunos dieran positivo a la  Covid-19. Además, por la cantidad de fallecidos que se registraron hasta la semana pasada, la Alcaldía decidió cerrar el cementerio y habilitar otro para enterrar a las personas que se presume que fallecieron por el virus y otras patologías.

Frente al trágico panorama, la pasada semana, los pobladores de Desaguadero decidieron orar de rodillas. La plaza 9 de Noviembre fue elegida como centro de oración y el principal pedido fue que la pandemia de la Covid-19 se vaya. “Después de la oración, los muertos han parado, por eso hemos determinado hacer una vez a la semana la oración”, informó a Página Siete el alcalde de esta población  Wilfredo Acarapi.

“Los 16 militares estaban hasta el lunes pasado. Se han replegado por el contagio y el bloqueo de caminos. Yo  llamé al coronel del Regimiento Guaqui y me dijo: ‘Por el bloqueo nos estamos replegando, pero dentro de dos días vamos a volver’, pero hasta el momento (ayer) no han regresado”, señaló la autoridad edil.

Los militares que realizaban el control en el puente urbano binacional se replegaron el 3 de agosto, informaron sus autoridades. Desaguadero se encuentra a 117 kilómetros de La Paz y es uno de los pasos fronterizos desde y hacia Perú por el lago Titicaca. Se encuentra en la provincia Ingavi del departamento de La Paz.

Pese a este reporte, el director general de Migración e Interpol  Marcel Rivas  dijo que las Fuerzas Armadas (FFAA), la Policía y la Unidad Policial de Control Migratorio (Upcom) realizan  control permanente.

“Permanecemos en un punto fronterizo de Desaguadero controlando el flujo migratorio que es para el transporte pesado y el comercio y casos excepcionales de repatriación”, indicó.

 Desde el inicio de la cuarentena rígida determinada por el Gobierno en marzo, la frontera se cerró y la feria fue suspendida, pero desde que se decidió la cuarentena dinámica, en julio, casi todo volvió a la normalidad, dijo Jaime,  comunario del lugar.

 Acarapi afirmó que las últimas semanas se registraban entre dos y tres muertes por día, lo que los obligó a habilitar otro camposanto. “En la junta de vecinos tenemos cuatro exalcaldes que murieron, eran mayores de edad, y de la comunidad San Pedro que es parte del pueblo, también murió el mallku que era el segundo hombre. En total son cinco fallecidos por sospecha de coronavirus”, dijo. “Al día se hacían entre dos y tres entierros. Nosotros hemos conseguido otro terreno en Acero Marka, un cementerio jardín. Hemos decidido que los entierros se hagan ahí, ya sea con la Covid-19 o de alguna otra causa”, señaló. 

//PAGINA SIETE//

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas