Preocupación por retraso en actividades precensales

El Observatorio Ciudadano de la Democracia (OCD) advirtió que distintas instituciones han expresado su preocupación por el evidente retraso en la actualización cartográfica como principal actividad pre censal. Por un lado, los docentes de la carrera de Estadística de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) lamentaron la forma en que el Instituto Nacional de Estadística (INE) desarrolla esta actividad que debía haber iniciado hace un año.

“Ese trabajo lleva por lo menos un año y medio y nos dijeron en el INE que estaban empezando recién la actualización, cuando el Censo es en noviembre. Desde mi punto de vista, se van a hacer de nuevo improvisaciones, malos trabajos y eso recae en los problemas que va a tener la información censal”, expresó Fernando Rivero, docente de estadística de la UMSA.

El INE informó a mediados de junio, a cuatro meses del empadronamiento, que se tenía un avance del 23 % de cartografía actualizada en todo el país y que las brigadas de actualizadores se encuentran trabajando en Oruro, Potosí, Beni y Pando. Para este trabajo, también se cuenta con drones, imágenes satelitales y otras herramientas; sin embargo, Rivero explica que estas no son suficientes para hacer un recuento de viviendas para hacer la segmentación necesaria.

En este panorama, el pasado 23 de junio, la Alcaldía paceña presentó su propia actualización cartográfica del municipio al INE y el 30 de junio se reunió con distintas autoridades y representantes de organizaciones para compartir su trabajo y expresar su preocupación por el lento avance en las actividades precensales.

“El INE insiste en usar la cartografía desactualizada. Nosotros decimos no es así, aquí está nuestro trabajo (la cartografía actualizada), que hemos consensuado con la universidad, con informaciones de la Carrera de Estadística de la UMSA y lo tenemos por cada uno de los manzanos”, expresó Iván Arias, alcalde del municipio de La Paz.

OTRAS PREOCUPACIONES SOBRE LA ETAPA PRE CENSAL

En la misma reunión, Arias, junto a la secretaria municipal de Planificación, María del Carmen Rocabado, mostró que el trabajo que realizaron evidencia nuevos asentamientos sobre todo en zonas límite con otros municipios y explicó la magnitud del peligro que significaría utilizar la cartografía del 2012, pues otorgaría manzanos que corresponden al municipio, a los limítrofes, como Palca, Achocalla y Mecapaca.

“La asignación de 226 manzanos censales a otros municipios en el anterior censo de 2012 representó para La Paz una pérdida de 584 millones de bolivianos en los últimos ocho años, dado que los ingresos por coparticipación tributaria y por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos se redujeron”, informó el alcalde paceño
Esta misma problemática sucede en el 80 % de los municipios de todo el país, según informó el viceministro de Autonomías, Álvaro Ruiz, e indicó que no se resolverá hasta el día del Censo. Este problema depende de la voluntad política de las alcaldías y las gobernaciones, además de la de los vecinos que viven en estas áreas.

Respecto al mismo tema, también existe otra preocupación, que es el error de cobertura, es decir, el que no se llegue a empadronar a todo el país. Este tipo de error siempre está presente en todo proceso censal, explica Rivero, pero debería ser un máximo de 5 % de error y, sin la actualización cartográfica bien trabajada, podría elevarse en ese caso hasta el 20 %.

Por otra parte, otra de las mayores preocupaciones sobre actividades precensales es la capacitación a empadronadores, la cual debe ser realizada tanto en las áreas urbanas como en las rurales de todo el país y, de acuerdo con un estudio de la UMSA, deberían ser capacitados alrededor de 150.000 estudiantes. El INE prevé que sean estudiantes de quinto y sexto de secundaria los encargados de empadronar.

“Puede haber problemas en que la información captada es mala. Entonces, esto tiene que ver con la seriedad que requiere una buena capacitación. Sabemos que vamos a capacitar a masiva cantidad de gente y hay diferentes métodos”, indica Rivero y explica que es probable que, por una mala capacitación, los estudiantes de secundaria tengan dificultades al llenar las boletas, no conozcan conceptos, no puedan explicar las preguntas a la gente y el error de contenido sea muy alto.

Para esto, algunas entidades expresaron que profesores y estudiantes universitarios podrían ser los empadronadores, además recomiendan realizar las capacitaciones con el método de cascada, el cual consiste en capacitar exhaustivamente a los responsables de capacitación a nivel departamental, para que estos capaciten a los responsables a nivel provincial y municipal y ellos preparen a los empadronadores, evitando así aglomeraciones y tratando de evitar que el error de contenido sea mayor.

Los docentes de estadística de la UMSA enviaron las sugerencias al INE para el trabajo de capacitaciones y actualización cartográfica y Rivero indica que tuvieron una reunión con técnicos y con la directora del Censo, Martha Oviedo, para discutir sobre los temas mencionados, no obstante, fueron evadidos y no se tuvieron respuestas concretas.

CONSECUENCIAS DE UN MAL TRABAJO PRE CENSAL

Si las actividades precensales se realizan de manera improvisada, con un mal manejo de datos y a pocos meses del Censo, la información captada no será fidedigna, no mostrará la realidad en la que viven los bolivianos y no se podrá tener una planificación nacional de acuerdo a las necesidades de la población.

Por otro lado, la mala información no permitirá tener trabajos, investigaciones y estudios confiables en ámbitos como economía, salud, educación, sociología, política, etc. Al mismo tiempo, las encuestas que se hacen periódicamente en diversas instituciones, tampoco podrán ser desarrolladas con veracidad.

Algunos sectores de la sociedad expresan que el proceso tendría que ser suspendido por unos meses para ajustar las deficiencias técnicas y tener información confiable. En otra instancia, y si se tuviera un error de contenido o de cobertura más alto de lo permitido, temen que el Censo tendría que ser anulado.

La jornada pasada, el burgomaestre paceño, Iván Arias afirmó que el INE no da muestras de querer “dialogar” con La Paz en el tema relacionado a la actualización cartográfica del municipio paceño, por lo que anunció una convocatoria a la Asamblea de la Paceñidad.

“El INE no quiere dialogar; voy a esperar que pasen las fiestas julias y voy a convocar a una Asamblea la Paceñidad para hacernos escuchar porque no nos escucha”, anunció Arias.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más