División en el MAS no puede ser negada con fotos forzadas

El diputado por Comunidad Ciudadana (CC), Alejandro Reyes, sostuvo que los conflictos internos al interior del Movimiento al Socialismo (MAS) no pueden ser subsanados ni solucionados mediante la publicación de fotos forzadas en las que el partido en función de Gobierno intenta mandar una falsa señal de unidad.

El legislador aseguró que el caudillismo representado por Morales es duramente cuestionado por corrientes que exigen una renovación en el partido azul y esta realidad no se puede ocultar con falsas muestras de unión.

“Las sonrisas forzadas y las fotos a la fuerza, no van a subsanar el conflicto interno que existe dentro del MAS. Es muy simple, se trata del caudillismo versus la renovación y no hay forma de parar el tiempo”, dijo.

El parlamentario de oposición afirmó que el surgimiento de nuevos líderes es una realidad innegable, pese a la resistencia de personajes como Morales, que tratan de evitar la renovación en organizaciones políticas como el MAS.

“Más allá de que Evo Morales quiera estancar los liderazgos como una olla de presión, eso es imposible porque el tiempo necesita darle cabida a nueva gente y nuevos liderazgos. Todo cambia, como dice la canción”, afirmó el parlamentario paceño.

Estos cuestionamientos se dan a raíz de las fotografías publicadas desde las redes sociales del presidente Luis Arce, en las que se hace referencia a reuniones de coordinación sostenidas entre miembros de la cúpula del MAS y autoridades nacionales, destacando unidad en el partido azul.

“Continuando con nuestras reuniones periódicas de coordinación política, sostuvimos un encuentro en el que reafirmamos nuestro compromiso con la unidad entre organizaciones sociales, nuestro Instrumento Político, MAS, Asamblea Legislativa Plurinacional y Gobierno Nacional”, señala la publicación del mandatario.

Estas manifestaciones de unidad se dan después que la semana pasada, el diputado Rolando Cuellar, denunció supuestos vínculos entre el vicepresidente del MAS, Gerardo García, con el narcotraficante argentino José Miguel Farfán, además de posibles aportes económicos de esta persona a la campaña electoral de esta organización política.

Inmediatamente el oficialismo recordó a Cuellar su expulsión del partido azul y pidió a medios de comunicación no tomar las palabras del parlamentario como las de un miembro del instrumento político.

Este hecho fue calificado por la oposición como la mejor muestra de la división que existe al interior del MAS.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más