FmBolivia
Radio FmBolivia

Vecinos, en alerta por crímenes, robos y atracos en la zona Sur

74

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Los vecinos de la zona Sur de La Paz están en alerta por la violencia en los robos, atracos y asesinatos registrados en ese sector de la ciudad durante el primer trimestre de 2022. Dirigentes vecinales pidieron una audiencia con el Comando Regional de la Policía para tratar el tema de la inseguridad.

“La inseguridad está en ascenso, junto a los hechos violentos. Lastimosamente no tenemos policías que ronden por nuestros barrios. No tenemos cifras exactas, porque muchos de los robos, asaltos y hasta desapariciones no son denunciados”, indicó la presidenta de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de la zona Sur de La Paz, Maclovia Yujra.

Con notoria preocupación, lamentó los hechos ocurridos los primeros días de abril, cuando en menos de 48 horas dos sucesos encendieron las alarmas en el sur de La Paz. Ambos crímenes consternaron por el grado de violencia ejercido.

El 31 de marzo el cuerpo de una mujer que había desaparecido 28 días antes fue encontrado dentro de una lavadora, en una vivienda de la zona Rosales.

Al día siguiente dos personas fueron asesinadas en Huajchilla (a media hora de la zona Sur), por un atracador que luego de quedarse sin balas fue linchado.
El atraco en la zona de Huajchilla dejó un saldo de tres fallecidos.
Foto: APG

No son hechos aislados ni son los primeros en lo que va del año. Durante el primer trimestre ya ocurrieron crímenes similares en diferentes barrios del sur.

Asalto a mano armada

Luego de Año Nuevo, varios micromercados de la zona Sur empezaron a sufrir una serie de asaltos. Todos los casos tenían algo en común: un delincuente que ingresaba al establecimiento con un arma blanca, con la que reducía a sus víctimas.

Luego de varias denuncias, la Policía logró aprehender al autor de los atracos mientras realizaba un robo en Los Pinos. El hombre fue reconocido por sus víctimas y por quienes convocaron a los efectivos policiales para atrapar al delincuente, que no pasaba de los 25 años. La denuncia formal por robo agravado se abrió con cinco afectados, pero muchos más aparecieron luego.

El 14 de febrero, un hombre entró a robar en un negocio de equipos telefónicos. Accedió por un hueco en el techo hasta una tienda ubicada en San Miguel. Los propietarios del local estimaron que la pérdida económica superó los 12.000 dólares.

Un mes después, la noche del 22 de febrero, a las 22:45, una vez más Los Pinos fue el escenario de un robo agravado con un arma punzocortante. Esta vez los autores del delito fueron identificados como dos ciudadanos extranjeros de nacionalidad chilena y colombiana.

Esa noche, ambos varones ingresaron de forma violenta a un edificio. Amenazaron y redujeron al propietario de una tienda de artefactos electrónicos y tecnológicos. Tras sustraer dos computadoras portátiles y un celular, se dieron a la fuga.

Con la denuncia, la Policía activó el Plan Z y desplegó un rastrillaje que logró ubicar a los antisociales en un domicilio de la zona Kupini. En ese lugar se procedió a su aprehensión.

“En este caso la Policía logró dar con los autores del asalto, pero no siempre resulta de esta manera. A veces llamamos y los efectivos no llegan hasta horas después, cuando ya es tarde”, comenta una vecina que sufrió el robo de su establecimiento.

La queja se repite entre los dirigentes de las diferentes juntas vecinales de la zona Sur, quienes indican que hay un constante cambio de personal en la Felcc Sur, unidad que centraliza la denuncias del macrodistrito y de varias localidades de los municipios vecinos, como Palca y Mecapaca.

“Nos hacen falta módulos y efectivos policiales para una respuesta rápida. En Chasquipampa tenemos una EPI funcionando, pero con muy poco personal. Tenemos robos en casas y en la calle y hasta desaparecidos, de los que nadie se entera porque no tenemos dónde denunciar”, denunció Yujra.

Una queja similar se repitió luego del atraco en Huajchilla, en Mecapaca. Los lugareños denunciaron que los efectivos de la Felcc Sur no llegaron sino hasta cuatro horas después de reportado el hecho.

Para reducir al hombre que disparó y asesinó a dos de los pobladores, y buscar a los otros dos que huyeron hacia los cerros, llegaron apenas dos efectivos policiales. Sólo estaban armados con un gas lacrimógeno.

Robo en las casas

“Hace algo más de un mes, robaron mi domicilio. Las cámaras captaron a un grupo de personas sospechosas que rondaban por el lugar. Algunos vecinos que los vieron afirman que eran extranjeros. Cuando se les preguntó qué hacían en el lugar, respondieron que estaban de paseo. Estoy buscando otras cámaras para ver si se los puede identificar”, relató un vecino de Achumani que sufrió un robo.

La gente de la zona indica que esta situación es más común de lo que parece. No sólo se roba en casas, sino que se asalta a las personas en media calle.

Ana María Steverlink, dirigente vecinal de Irpavi, señaló que recibió al menos dos reportes de asaltos al interior de la zona. Maclovía Yujra sostuvo que hay denuncias en todo macrodistrito, pero que las zonas más alejadas son las que más sufren porque no tienen luz, transporte o a quien quejarse.

Luego de lo ocurrido en Huajchilla hay temor por parte de los vecinos de que hechos como ése se repliquen en sus barrios.

Huajchilla

Las investigaciones policiales dan cuenta de que la madruga del 1 de abril, tres asaltantes ingresaron en una casa de Huajchilla. Maniataron y lesionaron a los habitantes del domicilio y sustrajeron 2.000 bolivianos.

Una de las víctimas logró escapar y pedir ayuda. Fue entonces que los delincuentes huyeron y fueron perseguidos por los habitantes de la zona. Dos escaparon a los cerros y uno buscó refugio en otra vivienda, donde al verse acorralado disparó y mató a dos vecinos que iban tras él.

“No son sólo atracos, esto viene con avasallamientos, robos, asesinatos etc. La inseguridad sube y no tenemos atención de la Policía. En este caso hemos sufrido cuatro horas para que los efectivos lleguen”, declaró el secretario de Justicia de Huajchilla, Raúl Gonzales.

Explicó que en una de sus urbanizaciones construyeron una caseta policial que fue donada a la verde olivo con todo y el terreno. “Pero hasta ahora no funciona, no hay policías”.

Por su parte, el dirigente de Irpavi II, Luis Torrico, coincidió con Gonzales en que la inseguridad no sólo ocurre con asaltos, sino con problemas de avasalladores que van generando situaciones de violencia. “Tratan de tomar casas, hacen fiestas cerrando calles, etc.”, dijo.
El cuerpo del adulto mayor fue hallado en el patio de su casa.
Foto: Policía Boliviana

Asesinatos macabros

El 31 de marzo, la Policía halló el cuerpo sin vida de Valeria Mercado, una mujer desaparecida por casi un mes. Sus restos se encontraban dentro de una lavadora, en una vivienda de Los Rosales, colindante con la zona sur de La Paz. Su asesino era su expareja y padre de su hijo.

En lo que va del año, éste no es el primer cuerpo que se encuentra en el macrodistrito Sur, o las localidades cercanas.

La madrugada del 15 de marzo, la Felcc de la zona Sur recibió una denuncia sobre una persona adulta mayor desaparecida. Se constató que la última vez que se la vio fue en su domicilio, ubicado en Huajchilla.

De inmediato se procedió al rastrillaje de la vivienda, pero no se encontraron elementos que den una pista sobre su desaparición. Casi al irse de la casa, los efectivos policiales vieron que en el patio había pasto quemado, además de los restos de varias prendas de vestir que habían sido arrojadas al fuego.

En una revisión del terreno se encontró una cámara séptica cubierta con maderas. En el fondo se podía distinguir un yute de color azul del que sobresalía parte de una de las extremidades inferiores. Al sacar el bulto se halló el cuerpo de la víctima, totalmente carbonizado.

Los vecinos advirtieron que días antes del hecho escucharon una serie de discusiones en el domicilio. Se presume que los móviles fueron económicos.

La autopsia de ley determinó que la causa de muerte fue un shock hemorrágico, una lesión cervical y una serie de heridas hechas con un arma cortopunzante en la región del tórax.

Dos semana antes, el 1 de marzo, un cuerpo fue hallado en una zanja pluvial. La víctima fue identificada como Reynaldo Mamani Coarite.

La autopsia determinó que las causas de la muerte fueron un edema pulmonar y una asfixia mecánica por sumersión.

Por este caso tres personas fueron aprehendidas, dos de ellas con antecedentes de homicidio, corrupción y violación de niño, niña y adolescente.

Las investigaciones indicaron que los victimarios operaron en un vehículo que circulaba como radiotaxi de la zona Sur. Tras el crimen, el motorizado fue trasladado hasta Cochabamba donde se lo puso en venta.

Robos y agresión sexual

El 9 de marzo, a las 4:00, una joven abordó un taxi para trasladarse de Obrajes hasta su domicilio. En el camino el chofer le ofreció un vaso de agua que tras ser bebido dejó a la víctima inconsciente. Cuando ella despertó era agredida sexualmente por el taxista, quien la vejó y le robó sus pertenencias.
La presentación del taxista que vejó a una joven.
Foto: Policía Boliviana

El caso fue resuelto en 48 horas, gracias a que la amiga de la víctima tomó una fotografía del vehículo y la placa. El agresor tenía antecedentes penales por varios hechos similares, por lo que se presume que se trataba de un violador serial.

Asimismo, varios visitantes del Valle de las Ánimas, en el límite de La Paz con Palca, denunciaron que en este sector operan grupos de antisociales que se dedican a robar a los lugareños y a turistas que transitan por la zona. Afirman que vanos son los intentos de llamar a la Policía, ya que por la distancia los uniformados tardan horas en llegar.

“Hay varias denuncias de este tipo, pero no tenemos un número oficial y preciso. Estamos en reuniones para tomar medidas al respecto”, afirmó Yujra.

Por lo pronto indicó que se reunirán con el comandante regional de la Policía Boliviana.

En la audiencia a la que esperan ser convocados se buscará plantear soluciones prontas y oportunas a problemas de inseguridad ciudadana que atemorizan a los vecinos de la zona.

La inseguridad está en ascenso, junto a los hechos violentos. Lastimosamente no tenemos policías

Maclovia Yujra, Fejuve Sur

El primer trimestre
de 2022 se registró una serie
de asaltos, robos y
asesinatos en lazona Sur de La Paz.

La inseguridad sube y no tenemos atención de la Policía. En este caso hemos esperado cuatro horas

Raúl Gonzales, Huajchilla

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas