Urbe alteña en alerta naranja por lluvias

9

Producto de las continuas precipitaciones pluviales en la ciudad de El Alto, el Municipio dio lugar a la declaratoria de alerta naranja, para lo cual se han dispuesto mecanismos de actuación más inmediatos ante cualquier contratiempo en temas de emergencia, según el director de Riesgos, Mario Lima.

Esta decisión, por parte del Municipio, se dio luego de que en los últimos días la intensidad de las precipitaciones pluviales se ha incrementado en varias zonas de la urbe alteña, siendo que en muchos de los casos, existió mucha preocupación a causa de algunos verdaderos riesgos de desborde de ríos el rebalse de aguas a causa del taponamiento de las bocas de tormenta.

«Una reunión de emergencia con la participación de la máxima autoridad del Ejecutivo se ha tomado esta decisión, con el propósito de implementar mecanismos de actuación más inmediatos, para lo cual la coordinación entre las subalcaldías de los 14 distritos, tiene importante participación, desde el centro de operaciones que tenemos para el efecto», señaló Lima.

De acuerdo a un análisis que se ha efectuado durante los dos meses de este año, según el funcionario se atendió 42 casos, de emergencia a pesar de que no se han presentado de gravedad, pero que la alerta naranja, viene con el objetivo de prevenir posteriores hechos que puedan dar lugar a que sean graves, debido al incremento de las lluvias en los recientes días.

De la misma forma, en el último fin de semana se han reportado varios casos de emergencia en los distritos municipales 5, 7, 8 y otros trayectos o puntos vulnerables como las carreteras a Viacha, sector Acribol, 6 de Marzo, así como barrios adyacentes al Municipio de Achocalla, como es la zona Santa Rosa del Distrito Municipal 1.

«Estos primeros problemas que se han presentado fueron por las últimas precipitaciones pluviales la que provocó el desborde de canales, y la provocación de inundaciones de viviendas, en el sector de Ventilla, Distrito 8, aunque no con problemas mayores de afección de domicilios, pero que tuvieron la atención necesaria para prevenir posteriores problemas de este tipo», explicó el funcionario de riesgos, del Municipio.

Con relación a los ríos que se tiene en algunas zonas de la urbe alteña, se ha decidido la presencia continua de maquinaria pesada como topadoras, excavadoras, y todo lo necesario para este tipo de trabajos en ríos, se han priorizado los sectores de Río Seco, Río Seke, Río Negro, donde la atención es prioridad, según Lima, porque son sectores donde siempre se han presentado problemas de rebalses.

Sin embargo, la presencia de problemas de rebalse de bocas de tormenta y la insuficiencia de las tuberías del alcantarillado pluvial en zonas, como 16 de Julio, Río Seco, Villa Esperanza, entre otros, han quedado sin explicación por parte del funcionario Mario Lima, quien en anteriores declaraciones a los medios de comunicación aseguró que fueron controlados, pero que de manera recurrente se continúan presentando este tipo de problemas.

Uno de los casos que molestó de forma clara, en este tipo de problemas, fue en aquellas zonas donde de forma continua se presentan los rebalses con el riesgo de inundación en cualquier momento como las tres zonas mencionadas, fue cuando el fin de semana, domingo, nuevamente las aguas causaron zozobra, en la avenida 16 de Julio, altura Cruz Papal, sector UPEA y la Ex tranca de Río Seco, donde en ningún momento se hizo presente personal de emergencia del Municipio a pesar de las llamadas que hicieron, según los mismos vecinos.

Varias fueron las horas que se vivió de miedo, la noche del domingo, en estas zonas, por lo que los vecinos señalaron que efectuarán una representación a la Subalcaldía del Distrito 6 donde corresponden para hacer conocer su protesta.

Sobre el mismo tema, de acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), este fin de semana fueron registradas fuertes precipitaciones en las ciudades de La Paz y El Alto. Según el reporte, en las primeras semanas de febrero, en la urbe alteña el acumulado de lluvias llegó a 95.7 milímetros, cuando su normal era 93.9 milímetros, reportó Urgente.bo.

Con relación a las lluvias en La Paz, en el mismo periodo, llovió 64.6 milímetros, dato que se mantiene inferior a su normal de 80.3 mililitros. Desde Senamhi alertaron que las intensas lluvias continuarán en La Paz y El Alto por lo menos hasta este miércoles.

El pasado sábado, las lluvias en La Paz y El Alto alcanzaron 13.2 milímetros y 27.2, respectivamente, mientras que el domingo, en la urbe paceña se registró una precipitación de 10.8 milímetros y en el municipio alteño 9.9 milímetros.

El sábado, en Alto Obrajes las lluvias alcanzaron a 47.6 milímetros, en El Tejar 29.0, en Vino Tinto 25.5, Villa Copacabana 36.4 y en Chuquiaguillo 32.0, según Senamhi.

El Diario.