Petróleo de Texas baja un 1,5 % y cae a niveles de hace más de un año

11

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros de WTI para entrega en marzo restaron 0,75 dólares respecto a la sesión previa del viernes.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró ayer con un descenso del 1,5 % y se situó por debajo de los 50 dólares el barril, concretamente a 49,57 dólares, en lo que es ya una caída prolongada que lo sitúa a valores de hace 13 meses, con los efectos del coronavirus chino de fondo.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros de WTI para entrega en marzo restaron 0,75 dólares respecto a la sesión previa del viernes

ACUERDO

En ese contexto, el comité técnico de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y de sus aliados (OPEP +), presidido por Arabia Saudí y Rusia, recomienda recortes adicionales de producción durante el segundo trimestre del año para hacer frente a la caída de la demanda petrolera por el coronavirus, informó el grupo energético en Viena.

El comité, que estuvo reunido la semana pasada, recomienda «extender los ajustes voluntarios de producción (Â…) hasta el final de 2020 y proceder con un ajuste adicional hasta el final del segundo trimestre», señala la OPEP en un comunicado emitido este lunes, sin precisar el alcance del recorte adicional.

Las recomendaciones del comité responden a que la epidemia de coronavirus «ha tenido un impacto negativo en la demanda de petróleo y los mercados petroleros», señala en la misma nota el presidente de turno de la OPEP, el ministro de Energía de Argelia, Mohamed Arkab.

El comité no menciona un recorte específico, sino simplemente la necesidad de reducir el volumen de petróleo que llega al mercado.

La próxima reunión ministerial de los 23 socios de OPEP + está prevista para el 5 y 6 de marzo, cuando se deberá decidir cuántos barriles de petróleo retiran del mercado.

El recorte pactado entre en diciembre pasado, de 1,7 millones de barriles diarios (mbd), se extiende a lo largo de todo el 2020.

En la reunión de la pasada semana estuvieron sobre la mesa distintos recortes, desde 500.000 a 1 mbd, pero finalmente no se especificó ninguna cifra ante las dudas de Rusia sobre su idoneidad.

«La epidemia de coronavirus está teniendo un impacto negativo en las actividades económicas, particularmente en los sectores de transporte, turismo e industria, particularmente en China, y también cada vez más en la región asiática y en el mundo», indicó Arkab.

El ministro argelino se comprometió a seguir con sus consultas con los socios de la OPEP y sus aliados para «buscar soluciones consensuadas, sobre la base de la propuesta del comité técnico, para estabilizar rápidamente el mercado petrolero».

Cualquier medida requiere la aprobación unánime de los 23 ministros de Petróleo de la coalición OPEP +, compuesta por los diez socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Rusia y otros nueve productores aliados.

El actual presidente de la OPEP dijo que respaldaba las recomendaciones del comité, que normalmente son seguidas por los ministros de la organización y sus aliado.

La expansión del coronavirus ha generado temores a una importante desaceleración económica en China, donde las cuarentenas y las restricciones de viaje están reducción del consumo de petróleo.

Con un recorte adicional, los productores quieren evitar un exceso de oferta y una caída mayor de los precios, en las últimas semanas bajaron entre un 15 y 20 %.

China, la segunda economía mundial, es el principal impulsor de la demanda de crudo y la OPEP + es su principal mercado.

El gigante asiático es el mayor importador mundial de crudo con unos 10 mbd y más de dos tercios de ese crudo provienen de la OPEP y de sus aliados. (EFE)

El Diario.