Falleció Jorge Lazarte

4

El politólogo y exvocal de lo que fue la Corte Nacional Electoral, Jorge Lazarte, falleció ayer por problemas de salud que venía aquejando desde algún tiempo atrás.

De acuerdo a datos de La H Parlante, en agosto de este año, académicos y amigos le rindieron un homenaje en vida, repasaron sus libros y tomaron conciencia de sus aportes. Una insuficiencia renal hacía temer lo peor.

“Jorge Lazarte nos deja en pleno proceso de elegir a las mejores mentes para dirigir unas elecciones limpias. Él formó parte de un primer ensayo en esa dirección cuando junto a Huáscar Cajías, Iván Guzmán de Rojas o Alcira Espinoza, integró la Corte Nacional Electoral del año 1991”, dice parte del homenaje de La H Parlante.

Lazarte se convertía en uno de los pensadores bolivianos más destacados de la democracia naciente. Era el hombre ideal para una conversión de ese calibre. En los años 70 fue militante del Partido Obrero Revolucionario (POR), dirigido por Guillermo Lora. Acabó exiliado a Chile tras el golpe de Banzer. Con el retorno de la democracia en 1982, Lazarte se hizo asesor de la COB. No faltaba a ningún congreso obrero, tomando apuntes, proponiendo ideas, imaginando a la COB como un sóviet, un órgano de poder, el núcleo matriz de la centralidad proletaria.

Tras el fracaso de la UDP y la aplicación del 21060, Lazarte se fue haciendo liberal. Abrazó la democracia como un fin, más que como un medio y comenzó a teorizar sobre la necesidad de un sistema de partidos, de una intermediación más moderna y de las bondades de la moderación. Atrás quedaban las botas y los guardatojos, era el momento de los votos. Él tuvo el olfato para registrar el cambio.

Sus nuevas ideas lo acercaron al MIR, partido en el que finalmente nunca alcanzó a militar. Una mejor idea fue postularse como “notable” a la Corte Electoral, y es justamente a raíz de un acuerdo multipartidario propiciado por el gobierno de Jaime Paz Zamora, que Lazarte alcanza esa colocación.

Reacio a integrarse a un partido, finalmente fue persuadido por Samuel Doria Medina para ser candidato de Unidad Nacional (UN) a la Asamblea Constituyente. Allí entregó todo su conocimiento en el afán de redactar una nueva Carta Magna. La supremacía del MAS, partido al que se opuso desde el inicio, lo fue dejando al margen. Finalmente, Lazarte interrumpió su mandato. Abandonó Sucre antes de que todo acabara.

A Lazarte le debemos un sistema de ideas sobre la democracia que nunca terminó de cristalizarse en la realidad. Curiosamente fue la fuerza de los sindicatos, a los que él acompañó tantos años, la que frenó el avance del liberalismo. Jorge defendió apasionadamente el disenso y la libertad de expresión. (La H Parlante)

El Diario.