Defensor ingresa a oficina en Cochabamba a dos semanas de bloqueo de ciudadanos que pide su renuncia

5

«Ha sido difícil. Penosamente son ya dos semanas de que a mí a mi personal no nos permitía ingresar, se ofendía, se agredía. Agradezco que hayan tenido algunas (personas) la comprensión para saber que lo que estaban haciendo es delito», dijo en el momento de su entrada al predio.

Las plataformas ciudadanas movilizadas acusan a Cox de parcializarse con el Movimiento Al Socialismo porque presuntamente sólo investiga los casos de los muertos y los heridos de esa tienda política durante los hechos de violencia.

En una improvisada conferencia de prensa, el representante del Defensor del Pueblo negó las acusaciones en su contra y dijo que él hizo el registro y el seguimiento de todos los casos que le fueron denunciados por ambos lados del conflicto.

«Todo acto es demostrable, todo argumento debe ser comprobado (…) En cualquier caso que me digan, en este hecho no han tramitado, en esto se han parcializado, en esto han tapado, en esto han omitido, esos son datos concretos», manifestó.

Dijo que la ciudadanía tiene derecho a exigir su renuncia, pero pidió que se recurra «a los mecanismos idóneos, a los mecanismos legales, para conseguir el objetivo de alejarlo del cargo.

Los miembros de las plataformas ciudadanas, en su mayoría mujeres, reclamaron a gritos por el retorno de Cox a su oficina y manifestaron que se continuará con una vigilia en las puertas del Defensor del Pueblo para continuar con el pedido de renuncia.

El representante regional del Defensor del Pueblo, Nelson Cox, ingresó el martes a su oficina, a dos semanas de que un grupo de miembros de plataformas ciudadanas bloquearon el acceso al edificio para exigir que renuncie por una presunta parcialización en la investigación de los hechos de violencia registrados en Cochabamba luego de las elecciones generales.

Wsg-dea ABI